Archive for ‘Democracy / Democracia’

September 27, 2011

¡Habilitados!

 

DAVID UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
martes 27 de septiembre de 2011  02:43 PM

La sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Leopoldo López pasa una página del complejo proceso político que vive Venezuela y abre una nueva e interesante etapa. Para expresarlo con palabras de la BBC de Londres: “La sentencia puso al Gobierno en un aprieto.

Quienes fuimos objeto de esta maniobra política, hemos dedicado varios años a luchar contra ella y hoy podemos decir que su esencia injusta ha quedado al descubierto ante el mundo. Una vez más, el emperador está desnudo.

Agotamos las instancias jurídicas en nuestra patria, llamando a las instituciones a cumplir con su deber; pero quedamos sin respuesta, como ha sucedido a tantos otros venezolanos víctimas de situaciones irregulares.

Es por ello que toca acudir a la CIDH, lo cual es un signo de aceptación de que algo anda muy mal dentro de nuestras fronteras. Y la sentencia fue favorable.

Que la mencionada sentencia es de obligatorio cumplimiento es algo que no tiene discusión. Venezuela está adscrita a tratados y organismos internacionales y el respeto a los mismos tiene rango constitucional. Quienes llamen a no cumplirla son quienes están al margen de la Constitución.

En Venezuela y en el mundo se concluye que la autodenominada revolución tiene intervenido el sistema de justicia nacional, que no hay independencia de poderes, que se utilizan maniobras ventajistas para sacar del juego a adversarios políticos inconvenientes.

Pero esto no termina aquí. Ahora el gobierno nacional se balancea en la débil cuerda floja que lo puede lanzar hacia el precipicio de los estados forajidos, con los cuales coquetea desde hace rato.

Se han multiplicado las declaraciones de muchas voces con el mismo discurso, todas rojas, todos rojos. Dicen lo mismo. Se desacatará el fallo. Y el primero que lo dice sin rubor es el mismo presidente de la República.

Por si a alguien le quedara duda de que nos gobierna la ley del embudo. El gobierno emplaza al Sistema Interamericano cuando lo necesita y lo insulta cuando le estorba. No es la primera vez que sucede.

De este lado de la democracia se habló una y otra vez de respetar el fallo; mientras desde allá se jugó posición adelantada descalificando e insultando al organismo internacional desde entes de conocer el resultado.

En todo caso, tanto López como los demás afectados por esta práctica de tiempos revolucionarios contamos con un legítimo pronunciamiento que hace eco en el mundo y que deja mal parado a quien lo desacata.

Este hecho valida nuestros confiscados derechos políticos y nos abre una puerta a la participación que vamos a ejercer porque estamos preparados para hacerlo.

Este punto de quiebre en la historia y la política de Venezuela nos lleva a hacerle una invitación al Gobierno: a acatar, a colocarse del lado de la ley, a dejar de agitar las aguas nacionales e internacionales en busca de beneficios.

Al avance de la historia no se le pueden poner murallas ni diques. El chavismo llegó al poder en forma legítima, pero su ejercicio del mismo ha estado plagado de irregularidades. Pasan los años y se comprueban sus abusos, su ineficiencia. De una forma o de otra, toca dar paso a nuevos actores en el liderazgo público venezolano. Y los muros de contención se derrumban, como acaba de suceder con el perverso mecanismo de las inhabilitaciones.

Amanecemos hoy con optimismo y expectativa ante las jornadas cívicas y democráticas que se desarrollarán en los días por venir. Las cosas ya son distintas.

Presidente del Concejo Municipal de Baruta
@DavidUzcategui

Advertisements
September 9, 2011

La ventaja

La verdad quer Laureano nos tiene acostumbrado a decir verdades con mucho humor. Lo hace increible, pero este escrito demuestra que cuando se pone serio es inclusive mejor. Gracias Laureano, a pesar de saber cuan dificil es la cuesta, tu columna de hoy llena de esperanzas nuestros corazones. 

Laureano Márquez
Tal Cual / ND

9 Septiembre, 2011

Uno sabe que está en desventaja. Uno sabe que tiene las de perder, que cuando alguien que te agrede violando las leyes desde el otro lado y te dice: “bueno, si quieren vayan a los tribunales”, es porque tiene la certeza de que ningún tribunal lo va a condenar mientras no haya en Venezuela justicia independiente, es decir, justicia. Uno sabe que los organismos tributarios serán usados en contra de uno, para amedrentarlo, para asustarlo.

Uno sabe que las denuncias que uno haga no serán investigadas por las instituciones del Estado. Uno sabe que lo están cazando, que las conversaciones son grabadas abiertamente y que el delito es, además, reconocido públicamente, sin que suceda nada.

Uno sabe, como sabe, que los presos políticos son inocentes, que les han arrebatado todos estos años para justificar una coartada, una historia oficial; uno lo sabe. Uno sabe que lo que escribe es revisado con microscopio, que le hackean las cuentas de Twitter y le hurgan la vida para ver qué encuentran para destruir.

Uno sabe que hacen cosas para que uno tire la toalla y se vaya del país. Uno sabe que si sale a manifestar, la policía estará en contra; que el sistema electoral no es imparcial; que cada vez que trate de opinar libremente, vendrá la agresión y el insulto; que lo van a acusar de agente de la CIA y del imperio… Uno sabe.

Uno sabe todo eso; uno sabe que está en desventaja y, sin embargo, uno prosigue sobre juicios, sanciones y amenazas. Se ha preguntado, amable lector, usted, que seguramente también anda en lo mismo (o no). ¿Se ha preguntado por qué? ¿No será que uno corre todos estos riesgos porque sueña con un país diferente, tolerante, con instituciones que funcionen, donde el destino de todos no dependa del capricho de un hombre, donde la riqueza esté al servicio de la gente y no para hacer millonarios de la noche a la mañana a un grupo de burócratas y aprovechadores de oficio? ¿No será que uno quiere que esta aventura de gente, sangre, dolores, tierra, playas, dulzuras y vivezas que somos se transforme, alguna vez, en la República de hombres libres con la que soñaron algunos de nuestros padres fundadores? Ameneh Bahrami es una mujer iraní a quien su ex pretendiente, Majid Mojavedi, le quemó el rostro con ácido porque ella no lo aceptaba como novio.

Esta hermosa joven, de 25 años para el momento de la agresión, quedó ciega y con la cara destruida. Inició un largo proceso para que se aplicara la “ley del talión”, vigente en la patria de nuestro “querido hermano” Mahmud Ahmadineyad.

Bahrami luchaba, según ella, hasta el final y con una justicia teocráticamente machista, para que nunca más una mujer tuviese que pasar por el horror que ella vivió. Al final la joven logró que se aplicara la “ley del talión” y a pesar de que, según la ley de allá, la mujer vale sólo la mitad de un hombre, la sentencia la autorizaba a destruir los dos ojos de su agresor.

Fue la primera vez que, en la historia del país, una mujer agredida con ácido lograba la aplicación de esta “ley”. En el momento de la ejecución de la sentencia, en el último minuto, Ameneh Bahrami perdonó a su agresor, que estaba frente a ella en una sala de un hospital, semianestesiado, esperando recibir unas gotas que le dejarían ciego permanentemente. “No apliqué las gotas porque creo que era lo correcto”, dijo calmadamente Bahrami, afirmando que era una decisión tomada en secreto por ella desde el comienzo. En otras palabras, no luchaba por la venganza, sino por la justicia; luchaba para que a otras mujeres no les sucediera algo similar, más que por ella misma.

Muchos piensan que Bahrami es una tonta por no hacerle lo mismo a quien tanto dolor le causó. Yo, sin embargo, pienso que ella es la que lleva la ventaja en esta historia, a pesar del calvario personal y judicial por el que pasó. Le quemaron el rostro, pero su alma permanece invulnerable. Pienso también que su agresor, a pesar de sus ojos sanos, nunca más podrá contemplarse en el espejo sin vergüenza.

Es la ventaja que tiene la sensatez sobre la violencia, el respeto sobre la agresión, la bondad sobre la perversión. Yo no confiaría nunca en Majid Mojavedi. Sin embargo, en las manos de Ameneh Bahrami, en la luminosidad de su visión interior, pondría, a no dudarlo, mi esperanza toda de la humanidad con la que sueño.

August 11, 2011

Reflexiones Golpista

Por: Teodoro Petkoff

Chávez a estas alturas se pregunta -fingiendo unas dudas que en verdad no siente-, si no habría sido mejor haber triunfado el 4F, en lugar de haber llegado a la presidencia por vía electoral

En su entrevista dominical con JV Rangel, Chávez se permitió una suerte de reflexión: “¿Era el 4 de febrero o era el 6 de diciembre la puerta para abrir el camino a una revolución? Dudas, grandes dudas, se han venido aclarando y solventando, pero, sin embargo, ahí en el fondo hay núcleos de dudas todavía hoy”.

Chávez a estas alturas se pregunta ¬fingiendo unas dudas que en verdad no siente¬, si no habría sido mejor haber triunfado el 4F, en lugar de haber llegado a la presidencia por vía electoral y verse así obligado a aceptar los constreñimientos que, mal que bien, la institucionalidad democrática le crea y que podrían haber sido barridos rápidamente con los decretos “revolucionarios” del 4F.

La forma misma de frasear el tema revela que Chávez no tiene duda alguna: para él habría sido preferible haber vencido el 4F. Reivindica, pues, el golpismo como una opción política válida.

Es la primera vez que lo dice tan cruda y abiertamente y no puede caber duda alguna de que ese tema ha sido planteado por él mismo ante algunos de sus seguidores. Eso explica la seguidilla de declaraciones golpistas que unos pocos altos oficiales han venido soltando en los días que corren.

Es obvio: si el camino electoral llevara a la derrota de Chávez el año próximo, pues la ruta golpista está abierta.

Así, le tocó al hermanísimo Adán, en su súbita reaparición política, la tarea de poner el tema en órbita al sostener públicamente en Barinas que el camino de la lucha armada no puede considerarse cerrado para la revolución.

Simulaba también una especie de reflexión “teórica”, que no fue nada casual. Adán Chávez no hizo otra cosa que mostrar con qué se come eso de que “ahí en el fondo hay núcleos de dudas todavía”, como dijera su hermano ante Rangel pocos días después.

La “duda” no es otra cosa que plantearse si lo que fracasó el 4F no podrá ser repetido, pero esta vez desde el poder, dando un golpe de estirpe perezjimenista, contra la voluntad popular electoralmente expresada e, incluso, antes de que esto pudiera ocurrir, si las señales auguran una derrota.

Posteriormente fueron los generales Rangel Silva, Figueroa Chacín, y un almirante, así como el propio minpopoDefensa, los encargados de darle una forma mucho menos sofisticada al concepto, al sostener, sin anestesia, la posibilidad de que la FAN desconozca un resultado electoral desfavorable para Chávez el año próximo.

Estamos, pues, ante lo que puede ser calificado como una batalla por el alma de los oficiales de la FAN. Ninguna de estas “reflexiones” golpistas sería necesaria si Chávez estuviera seguro de contar con una FAN semejante a la siria, capaz de masacrar con saña y crueldad pocas veces vista a su propio pueblo.

El punto es que la FAN no es el ejército sirio ni la Guardia Republicana iraní, lugares donde no existe, en sus Constituciones, nada parecido a los artículos 328 y 330 de la nuestra, que todo oficial se sabe de memoria. La FAN de Venezuela no está al servicio de persona o parcialidad política alguna. Lo dice la Constitución. La mayoría de sus oficiales lo piensa así o no habría la campaña para lavarles el cerebro.

El país quiere una FAN donde ningún oficial se sienta presionado a hablar como lo han hecho los generales y almirantes golpistas y, por el contrario, se sepa garante de los derechos de su pueblo.


July 14, 2011

HRF deplora la condena a dos años de prisión contra Oswaldo Álvarez Paz

Nueva York (14 de julio de 2011) – La Human Rights Foundation (HRF) deploró hoy la condena a dos años de prisión dictada contra Oswaldo Álvarez Paz por expresar opiniones críticas del gobierno de Venezuela en un programa de televisión. La sentencia condenatoria se leyó anoche luego de 16 meses de juicio. En los próximos diez días, el juez debe definir si Álvarez Paz cumple su pena en la cárcel o bajo libertad condicional.

“El mensaje es claro: critique al presidente Chávez por la televisión y podrá convertirse en un criminal convicto”, dijo Thor Halvorssen Mendoza, presidente de la HRF. “Entre todos los casos de persecución política en Venezuela, el de Oswaldo Álvarez Paz es el que mejor representa el deterioro de la democracia venezolana. Un parlamentario lo denunció, un fiscal lo acusó, la policía política lo detuvo, y un juez lo condenó por criticar al presidente. Chávez no necesitó mover un dedo. El sistema represivo funciona a la perfección”, explicó Halvorssen.

El 8 de marzo de 2010, Álvarez Paz, ex gobernador de Zulia, criticó por televisión la situación de los derechos humanos en Venezuela y difundió información sobre supuestos vínculos del gobierno venezolano con el narcotráfico, con ETA y con las FARC. Al día siguiente, un miembro de la Asamblea Nacional denunció sus declaraciones ante el Ministerio Público (MP). Diez días después, el MP lo acusó formalmente por los delitos de conspiración, instigación pública a delinquir y difusión de información falsa. Álvarez Paz fue luego encarcelado en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) por 51 días, y desde entonces ha estado bajo libertad condicional.

Anoche, el Tribunal 21° de Juicio del Área Metropolitana de Caracas leyó la parte dispositiva de la sentencia condenatoria, declarando a Álvarez Paz culpable de la comisión del delito de “difusión de información falsa” y condenándolo a dos años de prisión (durante el proceso penal el MP declinó las acusaciones por los otros dos delitos). De acuerdo al artículo 365 del Código Orgánico Procesal Penal de Venezuela, el juez tiene hasta diez días para hacer pública la sentencia escrita, en la que se definirá si Álvarez Paz debe cumplir su condena en la cárcel o bajo libertad condicional.

“Con esta condena, Venezuela continúa demostrándole al mundo que ha dejado de ser un país libre y democrático”, enfatizó Halvorssen.

El 5 de abril de 2010, HRF declaró a Álvarez Paz prisionero de conciencia del gobierno de Venezuela, luego de publicar un informe jurídico que determinó que las acciones a cargo de los distintos órganos del Estado venezolano que hicieron posible la acusación, detención y enjuiciamiento de Oswaldo Álvarez Paz, violaron el estándar internacional de protección de la libertad de expresión.

“El derecho internacional prohíbe la penalización de las expresiones u opiniones, especialmente cuando están dirigidas contra los funcionarios públicos, porque tales son las exigencias de una sociedad democrática”, señaló Javier El-Hage, director jurídico de la HRF. “La condena contra Oswaldo Álvarez Paz por expresar opiniones críticas contra el presidente Chávez y su gobierno viola el derecho internacional y hace al Estado venezolano responsable internacional”, concluyó El-Hage.

Desde el año 2000, el Estado venezolano ha venido restringiendo sistemáticamente el derecho a la libertad de expresión de las personas dentro de su territorio. Desde 2007, Venezuela ha sido condenada repetidas veces por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos por violaciones a la libertad de expresión. Venezuela es el único Estado del continente americano que no permite el ingreso de la Comisión a su territorio.

En 2008, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela dictó una sentencia que declara “inejecutable” una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y que “solicita al Ejecutivo Nacional proceda a denunciar” la Convención Americana sobre Derechos Humanos “ante la evidente usurpación de funciones en que ha incurrido la Corte Interamericana”. Desde el año 2009, el índice para la libertad de expresión en el mundo, elaborado anualmente por la organización Freedom House, ha calificado a Venezuela como un país “no libre”. Otros Estados en el mundo con esta calificación son China, Corea del Norte, Cuba, Eritrea, Libia, Birmania y Turkmenistán.

La Human Rights Foundation (HRF) es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Václav Havel, Mutabar Tadjibaeva, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Contacto:
Pedro Pizano, Human Rights Foundation, (212) 246.8486pedro@thehrf.org.


Lea el informe sobre el caso de Oswaldo Álvarez Paz aquí.

Lea la carta del 5 de abril del 2010 enviada al presidente Chávez declarando a Oswaldo Álvarez Paz un prisionero de conciencia aquí.

June 7, 2011

Diez cosas que nos enseño Japon

Yo puedo dar fe de que vi, 1,3,6,8,9
Doy por cierto que los demás también fueron ciertos. Es para quitarse el sombrero.

1. ¡LA CALMA!
Ni una sola imagen de llanto exagerado o lamentos. El propio dolor ha sido “elevado”. ( A un nivel superior privado).

2. ¡LA DIGNIDAD!
Búsqueda disciplinada de agua y comida. Ni una sola mala palabra o gestos rudos.

3. ¡LA HABILIDAD!
Increíbles arquitectos. Muchos edificios se afectaron pero NO cayeron.

4. ¡LA GRACIA!
La gente COMPRÓ solo lo que necesitaban, así TODOS podrían conseguir algo.

5. ¡EL ORDEN!
Ningún saqueo. No bocinazos ni bolleos en las carreteras. Solo entendimiento.

6. ¡EL SACRIFICIO!
Cincuenta trabajadores se quedaron para echar agua de mar sobre los reactores nucleares. Cómo podrían algún día pagarles?

7. ¡LA TERNURA!
Los restaurantes redujeron los precios. Nadie se aprovechó de los cajeros.
Los fuertes cuidan de los débiles.

8. ¡EL ENTRENAMIENTO!
Los mayores y los niños todos sabían exactamente que hacer. Y SIMPLEMENTE LO HICIERON!

9. ¡LA PRENSA!
Mostraron una magnífica moderación en los reportajes. No estúpidos reportajes.
Solo calma.

10. ¡LA HONRADEZ!
Cuando la luz se cortó en las tiendas, la gente regresó las cosas a sus estantes y se marchó tranquilamente.

¿Podrias nombrar otro país donde las cosas ocurran de esta manera?

May 6, 2011

La extradición de Makled a Venezuela viola el derecho internacional

“Los gobiernos no tienen amigos, solo conveniencias” No se a quien le oí esto por primera vez, me gustaría darle crédito. Y como mi mamá fue muy inteligente y no se a quien mas dárselo, y fácilmente pudo haber sido, pues se lo dare a ella. Ya antes nos decepcionó Uribe, cuando de las computadoras de las FARC no salió nada. Ahora parece ser el turno de Santos. Ojala, me sorprendiera y cambiara el rumbo de la región.

3 de mayo de 2011

Thor Halvorssen y Pedro Pizano

Lea el artículo original en El Tiempo aquí.

Nueva York—El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha anunciado la extradición de Walid Makled, un capo de la droga de Venezuela. La extradición de Colombia a Venezuela se llevará a cabo en las próximas semanas, sentando un precedente aterrador con consecuencias monumentales para Colombia, Venezuela y, especialmente, para los derechos humanos y la lucha contra la tortura.

Tanto el gobierno de Estados Unidos como el gobierno de Venezuela quieren tener en sus manos a Makled, aunque por motivos completamente diferentes. Hugo Chávez está desesperado por cerrarle la boca a Makled, que tenía una operación de miles de millones de dólares de tráfico de drogas con base en Venezuela y, según él, su nómina incluye a altos funcionarios venezolanos, miembros de la familia Chávez, la cúpula militar y un ejército de burócratas de nivel medio. La extradición a los EE. UU. significaría que Makled enfrentaría un juicio con repercusiones internacionales y probablemente revelaría a Hugo Chávez como el Manuel Noriega del nuevo milenio.

Chávez está tan ansioso de agarrarse a Makled que se ha transformado de vecino impetuoso y beligerante a adulador del gobierno colombiano, tirando caramelos cuando puede. En su desesperación, el presidente venezolano ha hecho una oferta sin precedentes: pagar millones de dólares de la deuda pendiente con Colombia, restablecer y crear nuevos oleoductos a esta y procesar la extradición de los guerrilleros colombianos escondidos en Venezuela.

El impacto de este caso, pese a su importancia para la política regional, no es tan importante como el precedente histórico que sentaría si los países comienzan a extraditar presos a Venezuela, donde la tortura se utiliza a menudo en el trato de los reclusos.

El Artículo 3 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, firmada por el Estado colombiano el 10 de abril de 1985, aprobada por el Congreso de Colombia a través de la Ley No. 70 de 1986 y ratificada el 8 de diciembre de 1987, establece que ningún Estado procederá a la expulsión, devolución o extradición de una persona a otro Estado cuando haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura.

Y, de hecho, existen muy buenas razones para creer que Makled podría ser torturado en Venezuela.

En el 2003, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó sobre la investigación de la ONG Red de Apoyo por la Justicia y la Paz, que documentó que los oficiales de seguridad del Estado venezolano participaron en 145 casos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes entre 1999 y principios del 2003. Desde entonces, el Estado venezolano impide el ingreso físico de la CIDH, y se presume que las condiciones han empeorado dramáticamente. Vamos a repetir este insólito detalle: el gobierno de Chávez le ha negado la entrada al organismo multilateral más importante del hemisferio en la defensa de los derechos humanos.

En el 2004, el defensor del Pueblo de Venezuela Germán Mundarain reconoció públicamente que las fuerzas de seguridad del gobierno chavista habían torturado a los manifestantes detenidos durante las protestas contra este. Esta caso, que causó conmoción internacional, hace eco de una situación denunciada en informes y quejas de organismos de derechos humanos y medios de prensa, que concluyen que la tortura es algo común en Venezuela. Pero no hay nada como la experiencia personal para confirmar estas afirmaciones. Desde el 2004, la Human Rights Foundation (HRF) ha publicado varios informes que establecen el uso de la tortura contra los opositores al gobierno de Chávez. Véanse, por ejemplo, los casos deFuerte Mara y Humberto Quintero.

Algunos podrían argumentar que Makled no debe ser extraditado a los EE. UU. debido a que la tortura ha sido considerada legal allí, bajo ciertas circunstancias. Pero comparar el Estado de derecho en los EE. UU. Con el Estado de derecho en Venezuela sería absurdo. En EE. UU. el sistema judicial es independiente, el sistema de apelaciones está firme en su lugar y el país tiene una prensa libre y activa. En Venezuela las reglas del juego son diferentes: un juez puede ser encarcelado cuando al Presidente no le gusta su decisión, o se puede llegar a condenar a un trabajador por liderar una huelga pacífica en una empresa estatal. Sin mencionar la situación de los medios de comunicación que son clausurados (como RCTV); o los periodistas que son encarcelados (como Gustavo Azócar), asaltados (como Marta Colomina), o bien, perseguidos (por ejemplo, Alberto Federico Ravell).

Algunos dirán que son incidentes aislados. Pero, imagine la situación siguiente: el Presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos abre la sesión judicial cantando “¡Uh! ¡Ah! ¡Obama no se va!”. Vea este video para apreciar el coro de focas que representa el poder judicial venezolano.

Santos no debe extraditar a Makled a Venezuela. Al hacerlo, Colombia estaría violando la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura. Además, mandar a este criminal a Venezuela confirmaría que los petrodólares de Chávez pueden comprar complicidad, lealtad y silencio.

Thor Halvorssen es presidente de la Human Rights Foundation y fundador del Oslo Freedom Forum. Pedro Pizano es el Coordinador de Medios de la Human Rights Foundation.

Lea el artículo original en El Tiempo aquí.

April 29, 2011

La Venezuela feliz

Publicado sin permiso ni conocimiento del autor o el periodico, con  la unica intencion de difundir. 

La Venezuela feliz / Laureano Márquez /TalCual

La encuestadora Gallup que acaba de medir el índice de felicidad de los países del mundo, encontró que el nuestro es uno de los más felices del planeta. El listado es así: Dinamarca, Suecia, Canadá, Australia, Finlandia y Venezuela, empatada con la que le precede. Yo no tengo derecho a dudar de esta empresa encuestadora, porque siendo gringa ella y agente del imperio uno, estaría muy mal criticarla, la duda ofende. Así pues, doy por cierto que la felicidad se ha instalado entre nosotros. El 64% de nuestros compatriotas está sumamente contento y satisfecho. Son gente que transita nuestras calles, viaja en el Metro, hace mercado, cobra sueldos, manda niños al colegio y toma la autopista a oriente en Semana Santa.

Lo que me produjo la noticia es una cochina envidia: ¿Por qué estoy en el 36% y no en el 64? ¿Qué hace que una gente a la que le cortan la luz, no le pagan sueldos dignos ­al punto que hay que hacer huelga de hambre para lograr aumento­, a la que asesinan en las calles los fines de semana, esté tan feliz? Me temo que se trata de dos felicidades diferentes la de los daneses y la nuestra.

Quizá los daneses entienden la felicidad como una suerte de equilibrio entre el modo de vida colectivo y la satisfacción individual y creen que ésta en buena parte proviene de aquél. Creo que nuestra felicidad es mucho más individualista, que nuestra noción de colectivo tiene como límite una parrilla dominguera. Sabemos que aunque el país se hunda nos va a ir bien y en algunos casos, la cosa va más allá: nos va bien gracias a que el país se hunde, de que hay dinero fácil, de que es más rentable especular con las importaciones que fajarse a sembrar porque te expropian, sin contar a los que simplemente se chorean los fondos públicos, que deben estar felicísimos, por la impunidad con que lo hacen.

El hecho es que estamos felices, aunque eso arreche a los amargados como yo. Y en verdad se percibe: hasta el tipo que se te acerca a decirte que la vaina está muy mal y que a esta revolución no hay quien la aguante, lo hace campaneando un mayor de edad y manejando un carro último modelo. Me pregunto: ¿no será que la cosa entre nosotros es así y ya?, que hay gente empeñada en cambiar lo que se debe aceptar, como cuando uno ve a una persona revisando las bolsas de basura y te invade la angustia sociológica del “no puede ser” y frente a aquello, no falta un despreocupado que te diga: “déjalo tranquilo, vale, ahí donde tú lo ves, él es feliz así…”.

Los venezolanos les ganamos a los gringos, a los ingleses y hasta a los antiparabólicos españoles.

La agencia que reseñaba la noticia lo hizo diciendo algo como: “sorpresivamente Venezuela compartió el cuarto lugar con Finlandia”. Debo reconocer que ese “sorpresivamente” me golpeó. Traducido a la jerga de moda de los chamos que, cercanos al millón, han abandonado el país, ese “sorpresivamente” equivale a: “marico, esto tiene que ser mojón”. Y es que no se entiende por qué la gente nuestra huye masivamente de la felicidad para irse a vivir a países menos felices que el nuestro.

Ya viene la marcha del 1º de mayo. Creo que los partidarios del proceso no deberían dejar de lado esta reveladora encuesta Gallup del índice de felicidad global. Quizá hasta una consigna podría sacarse de ella para el desfile: ¡¡¡La Gallup lo dice!!! ¡¡¡y es la verdad!!! ¡¡¡que con mi comandante!!! ¡¡¡todo es felicidad!!!

April 15, 2011

La gran revolución Cubana – desde adentro

Quisiéramos poder leer los comentarios de alguien dispuesto a defender la revolucion, sin insultar a nadie. Sera eso posible? 

Escrito por un joven en Cuba.

Nací en Cuba pero un extranjero tiene aquí más derechos que yo. Soy libre pero no puedo hablar lo que pienso ni decir lo que sueño.

Vivo en una democracia pero en mi vida solo he visto un partido, un solo punto de vista, un solo gobernante. Puedo votar en elecciones pero solamente se presenta un candidato.

Mi educación fue gratis pero tuve que trabajar voluntario en las escuelas del campo para que no me botaran de las escuelas gratuitas. Mi educación fue gratis pero no pude escoger lo que quería estudiar. Tengo un título universitario pero trabajo en un “paladar”, que oficialmente no existe ni se puede anunciar porque lo cierran.

Oficialmente no hay nada debido al bloqueo norteamericano, pero para los extranjeros el bloqueo no existe porque para los turistas hay de todo. Mi mamá me decía que en los gobiernos de antes, cuando no había que comer, se comía harina… ¿qué cosa es harina?

Mi cuidado médico es gratis pero en el dispensario no hay medicinas y el médico que nos toca en el barrio está muy ocupado manejando un taxi y la enfermera resuelve como jinetera y como está despierta toda la noche, no se la puede molestar por el día…

Tengo un televisor pero hay solo dos canales de televisión y la misma cara en los dos. Tengo un ventilador pero a veces no hay corriente eléctrica. Me gusta bañarme pero no siempre hay agua en mi barrio.

Cuando tengo cepillo para los dientes no hay pasta. Cuando tengo pasta no tengo cepillo. Tengo un lápiz pero no tengo papel. Cuando tengo lápiz y papel me recuerdo que no se puede escribir lo que se piensa.

Dicen que la vida se vive una sola vez…; se ve que el que escribió eso no estaba en Cuba . Aquí la vida no se vive, sino que se observa.

Escrito por un joven en Cuba.

April 8, 2011

“La teoría de las ventanas rotas”

Uno de los escritos mas interesantes que nos ha llegado en mucho tiempo.

En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Philip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.

Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Atribución en la que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo ebAlto llevaba una semana impecable, los investigadores decidieron romper un vidrio del automóvil de Palo Alto, California. El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx de Nueva York y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.

¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología, el comportamiento humano y con las relaciones sociales.

Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que todo vale nada. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos, cada vez peores, se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional.

En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.

Si se rompe un vidrio de una ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad exhibe signos de deterioro, y esto es algo que parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen ‘esas pequeñas faltas’ como estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja y estas pequeñas faltas no son sancionadas, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.

Si los parques y otros espacios públicos son deteriorados progresivamente y nadie toma acciones al respecto, estos lugares serán abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), esos mismos espacios abandonados por la gente serán progresivamente ocupados por los delincuentes.

La respuesta de los estudiosos fue más contundente aun, indicando que, ante el descuido y el desorden, crecen muchos males sociales y se degenera el entorno.

Tan sólo vea un ejemplo en casa: si un padre de familia deja que su casa tenga algunos desperfectos, como falta de pintura de las paredes en mal estado, malos hábitos de limpieza, malos hábitos alimenticios, malas palabras, falta de respeto entre los miembros del núcleo familiar, etc., etc., etc., entonces poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones interpersonales de los familiares y comenzarán a crear malas relaciones con la sociedad en general y quizá algún día llegarán a caer  en prisión.

Esa puede ser una hipótesis de la descomposición de la sociedad colombiana, venezolana y mexicana, la falta de apego a los valores universales, la falta de respeto de la sociedad entre sí, y hacia las autoridades (extorsión y soborno) y viceversa, la corrupción en todos los niveles, la falta de educación y formación de cultura urbana y la falta de oportunidades, ha generado un país con ventanas rotas, con muchas ventanas rotas y nadie parece estar dispuesto a repararlas.

La solución a este problema yo no la tengo estimado lector, pero he comenzado a reparar las ventanas de mi casa, estoy tratando de mejorar los hábitos alimenticios de mi familia, le he pedido a todos los miembros de la familia que evitemos decir malas palabras delante de nuestros hijos, también hemos acordado no mentir, ni siquiera mentiras pequeñas, porque no hay mentiras pequeñas, ni grandes, una mentira es una mentira y punto, hemos acordado aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor y responsabilidad, pero sobre todo dar una buena dosis de educación a nuestros hijos, con esto y con la ayuda de Dios espero comenzar a cambiar en algo lo que antes hubiera hecho mal, he soñado que los míos algún día repitan esto el día de mañana, con la finalidad de que los hijos de mis hijos, o los nietos de mis hijos vean algún día, un nuevo Pais…

March 7, 2011

Airline Price Fixing Fines: Prosecutors Target 21 Companies Over Passenger, Cargo Fees

From: http://www.huffingtonpost.com/

Published without permission nor knowledge of the authors. With the sole intention of sharing with my friends, and keep it the record on our own list of very interesting articles.

Where else in the world powerful people like these go to jail.

—-

ALICIA A. CALDWELL   03/ 6/11 01:22 AM   AP

WASHINGTON — When the airline industry took a nose dive a decade ago, executives at global carriers scrambled to find a quick fix to avoid financial ruin.

What they came up with, according to federal prosecutors, was a massive price-fixing scheme among airlines that artificially inflated passenger and cargo fuel surcharges between 2000 and 2006 to make up for lost profits.

The airlines’ crimes cost U.S. consumers and businesses – mostly international passengers and cargo shippers – hundreds of millions of dollars, prosecutors say.

But the airlines caught by the Justice Department have paid a hefty price in the five years since the government’s widespread investigation became public.

To date, 19 executives have been charged with wrongdoing – four have gone to prison – and 21 airlines have coughed up more than $1.7 billion in fines in one of the largest criminal antitrust investigations in U.S. history.

The court cases reveal a complex web of schemes between mostly international carriers willing to fix fees in lockstep with competitors for flights to and from the United States.

Convicted airlines include British Airways, Korean Air, and Air France-KLM. No major U.S. carriers have been charged.

The price-fixing unraveled largely because two airlines decided to come clean and turn in their co-conspirators.

read more »