Sobre la libertad de expresión en Venezuela y el Premio Rodolfo Walsh

Reproducido sin permiso de la autora, sin conocimiento de la misma o veracidad de la autoría de la carta. Sin embargo, todo lo acá expresado es realidad, quien lo dude, solo investigue.

—–
Señora Decana:

Acabo de leer que la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata entregará el Premio Rodolfo Walsh al presidente venezolano. Junto a esta noticia leí su declaración acerca de su convencimiento de que en Venezuela existe democracia y libertad de expresión. Respeto profundamente las posiciones políticas de cada quien, por supuesto siempre y cuando estos acompañamientos no supongan apoyar lo inapoyable. No puedo respetar a los nazis, como tampoco pude ni puedo respetar a videlistas, violistas, galtieristas o pinochetistas.

En realidad me dirijo a usted porque se permite opinar sobre este país sin conocer su realidad y esto es muy penoso. Siento una cierta simpatía por su Universidad simplemente porque allí ejerció el profesorado uno de nuestros grandes: Pedro Henríquez Ureña, y me parece muy triste que una universidad como esta y un nombre como el de Rodolfo Walsh -a quien leí y cuya obra aprecio gracias a mis profesores del exilio sureño- se utilicen para avalar a un gobierno militarista y de corte totalitario, para nada democrático y para nada respetuoso de la libertad de expresión. Un gobierno de talante fascista que ha dividido a este país en “patriotas” y “apátridas”, en “chavistas” y “escuálidos”, y pare usted de contar. La libertad de expresión que existe aún aquí, profesora, es porque una gran parte de los venezolanos nos hemos aferrado con uñas y dientes a la posibilidad de vivir en democracia. No nos callamos, sencillamente no nos callamos. ¿Es democrático, señora profesora, que los estudiantes universitarios tengan que declararse en huelga de hambre y coser sus bocas para que les aumenten las becas y los recursos para los comedores? Pues sí, profesora, eso sucede en esta Venezuela democrática. ¿Sabía usted, señora profesora, del acoso al que son sometidas las universidades públicas simplemente porque en ellas los partidarios de Chávez no ganan una sola elección, ni estudiantil ni profesoral? ¿Sabía usted que poco a poco se las va estrangulando presupuestariamente? ¿Sabe usted a quién le manda a echar “gas del bueno” su premiado? Aquí lo tiene: http://www.youtube.com/watch?v=WkwI5ym8Ryo . Pues sí, a los estudiantes. ¿Una revolución sin jóvenes? No le parece insólito. ¿Una revolución sin obreros? Lea, por favor, quién es Rubén González. Le adelanto algo: es el presidente del Sindicato de Ferrominera del Orinoco. ¿Qué pasó con él? ¿Por qué estuvo preso? ¿Sabía usted que llamar a huelga es un delito en este país? Sí, Rubén González, sindicalista chavista, estuvo preso por ese delito ¿Y sabe usted cómo salió de la cárcel? Por la determinación de los jóvenes de esta tierra, de una de las más brillantes y hermosas generaciones de estudiantes que ha tenido este país.

¿Sabía usted que los caraqueños eligieron a un alcalde de la oposición? ¿Sabe con cuántos votos? Se lo digo: 800.000. ¿Sabe lo que pasó? Pues que, tras su triunfo, “democráticamente” le quitaron la sede de la Alcaldía, los bomberos, los hospitales, las escuelas, y así cada una de sus competencias, y lo dejaron con 5.000 trabajadores a cuestas y sin recursos. ¿Es esto democrático, profesora? ¿No es tan legítimo él como Chávez? ¿O es que los votos no chavistas valen menos? Pues sí, profesora, así es exactamente. ¿Sabía usted que por una apresurada y tramposa modificación de la ley electoral, la oposición, con el 52% de los votos, apenas sacó 65 diputados, y el chavismo con el 48% sacó 98 diputados en las elecciones legislativas del año pasado? ¿Es esto democrático, señora profesora?

¿Sabía usted que aquí murió en huelga de hambre el señor FRANKLIN BRITO? Busque, por favor, investigue, profesora. Esta muerte hiere, profesora, lacera. Busque, por favor, quién es María de Lourdes Afiuni; también Carlos Chancellor. Investigue, profesora, por favor. Como usted sabe, un profesor debería ir siempre tras la verdad para poder enseñar correctamente a sus alumnos. Recuerdo con inmenso respeto, admiración y cariño a muchos de los míos, varios de ellos de aquellos lados.

¿Sabía usted que este gobierno, en sus doce años, ha despilfarrado MIL MILLONES DE MILLONES DE DÓLARES? Venga a visitarnos y creerá que llegó a la Luna por los huecos de las calles y autopistas. Infraestructura destrozada, hospitales en el suelo… En fin, tras derrochar ese montón de dinero, tenemos un país-chatarra.

Me apena lo que pasa en el Cono Sur con ciertos intelectuales y profesores. En la Universidad Central de Venezuela, donde me formé, tuve la oportunidad de recibir clases de varios que llegaron aquí perseguidos por las dictaduras que ustedes padecieron y que fueron acogidos por esas mismas universidades que hoy son atacadas y acorraladas desde el poder. Con ellos aprendí a rechazar el fascismo, el militarismo, el autoritarismo, la autocracia, las dictaduras, etc., etc., etc. y hoy me parece vergonzosa y triste la simpatía con la que ven lo que sucede en Venezuela. Estoy segura de que no lo querrían para sus países… ¿Sabe usted lo que es padecer una, dos y tres cadenas de radio y televisión diarias, de siete u ocho horas? Una letanía eterna de insultos, vulgaridades y burlas… y promesas, promesas, promesas del “comunicador popular”. Por favor, hay que ser realmente cínico o definitivamente vivir en la zona de Marte que no fue destruida por el capitalismo para premiar semejante abuso con un país. Le envío aquí el enlace para que lo comparta con sus alumnos. Le aseguro que ni Albert Einstein ni James Head ni cualquier científico de la imperialista NASA pudo decirlo con más propiedad que el laureado: http://www.youtube.com/watch?v=zWAa_c-_8m4

Usted celebra el nacimiento de Telesur. También yo porque mientras más medios de comunicación existan, mientras más diversidad exista, más personas tendrán voz. Ahora, ¿sabe usted que aquí se cerró el canal de TV más antiguo del país? ¿Sabe cuántas emisoras de radio se han cerrado? Más de treinta… ¿Sabe cuántos comunicadores quedaron en la calle? ¿Cuántos trabajadores, cuántas familias quedaron en la calle? Solo de Radio Caracas Televisión más de 3.000. ¿Y esto también se premia? Por cierto, ¿ha visto por Telesur algunos de los hechos que aquí señalo? ¿No? Pues la entiendo. Simplemente nada de esto existe, como tampoco se trasmiten, ni por Telesur ni por las demás televisoras pagadas por el Estado venezolano y secuestradas por el gobierno chavista para hacerse propaganda, los 40 o 50 o 60 muertos semanales, ni las cientos de protestas por falta de seguridad, vivienda, agua, luz, carreteras o simplemente por reclamar los sueldos atrasados. O las protestas y automutilaciones en las cárceles… donde mueren más de 400 presos al año, más de uno por día… o la lenta lentísima muerte de FRANKLIN BRITO.

Casi para terminar, ¿por qué cree usted, profesora, que nuestros jóvenes se van del país? ¿Porque son “vende patria”, como los llama el premiado, o porque no ven futuro? ¿Sabía usted que este JAMÁS fue un país de emigrantes? ¿Sabía usted que el 53% de los médicos que se gradúan emigra? ¿Sabía usted que en esta sangría hemos perdido más de 15.000 médicos, todos formados en universidades públicas? ¿Sabe usted lo que eso significa? ¿Tiene idea de cuánto le ha costado a Venezuela formarlos y el costo que tiene esto para la salud de los venezolanos? Nosotros sí lo sabemos. Le podría hacer mil preguntas más, pero no… Solo le agradezco que averigüe quién era FRANKLIN BRITO. Vaya a sus fotos, mírelas bien y en esa injusta, dolorosa, tristísima muerte tendrá usted de cuerpo presente el “compromiso social” de su homenajeado “comunicador popular”. Por cierto, ¿no reparten allí algún premio a la insensibilidad? Sobrarían nombres que ponerle. ¿Jorge Eduardo Acosta*, tal vez?

*Para quienes no lo sepan, este personaje, conocido como “El Tigre” Acosta, es uno de torturadores de la ESMA y uno de los implicados en la muerte del periodista y escritor Rodolfo Walsh

Qué vergüenza con Rodolfo Walsh.

Saludos,

Maribel Espinoza

PD. En realidad no me gusta importunar a nadie, pero cuando opinan sin fundamento sobre la realidad de mi país siento que es un irrespeto hacia quienes tenemos que padecerla. Después de todo, este es mi lugar en el mundo (simplemente para recordar a uno de mis actores favoritos y a una de las más hermosas películas que nos ha regalado la cinematografía argentina). Finalmente, ¿sabe cuántos muertos ha generado la inseguridad durante la “revolución” chavista? Lea bien: 125.000. Sí, leyó bien: CIENTO VEINTICINCO MIL SERES HUMANOS, CON MADRES, HIJOS, ESPOSAS, NOVIAS, HERMANOS Y… SUEÑOS.

FRANKLIN BRITOhttp://www.talcualdigital.com/Avances/Viewer.aspx?id=40046&secid=45.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: