October 17, 2011

ULTIMO discurso de Carlos Andrés Pérez como Presidente de Venezuela

20 de mayo de 1993

Me dirijo a mis compatriotas en uno de los momento más críticos de la historia del país y de los más difíciles de mi carrera de hombre público. Debo confesar que pese a toda mi experiencia y al conocimiento de la dramática historia política de Venezuela, jamás pensé que las pasiones personales o políticas pudieran desbordarse de manera semejante y que ya Venezuela podía mirar hacia atrás sin el temor a los incesantes desvaríos de la violencia tan comunes en nuestro proceso histórico.
Ha cambiado poco nuestra idiosincrasia. Nuestra manera cruel de combatir sin cuartel. Ha revivido con fuerza indudable un espíritu inquisitorial y destructor que no conoce límites a la aniquilación, sea moral o política. Reconozco con inmenso dolor esta realidad y no solo porque yo sea el objetivo de los mayores enconos, a quien se le declara la guerra y se le quiere conducir al patíbulo, sino porque este es un síntoma y un signo de extrema gravedad, de algo que no desaparecerá de la escena política porque simplemente se cobre una víctima propiciatoria. Esta situación seguirá afectando, de manera dramática, al país en los próximos años.
Yo represento una larga historia política. Una historia que arranca a partir de la muerte de Juan Vicente Gómez y de los primeros gobiernos que sucedieron a la dictadura que demoró por tantas décadas nuestra presencia en el siglo XX. Formé parte de los jóvenes que en 1945 se lanzaron temerariamente a transformar el país. Derrocado Rómulo Gallegos, asumimos todos los riesgos para recuperar para Venezuela su libertad y su dignidad de pueblo libre. Formé parte de quienes desde 1958 combatieron con mayor denuedo por la democracia, contra la subversión que en esos duros años puso en jaque nuestras nacientes instituciones democráticas. En el camino dejamos muchos adversarios vencidos, pero jamás humillados, por el contrario, se les tendió la mano franca cada vez que fue preciso.
Como no soy un acumulador de resentimientos, me equivoqué al suponer que todos actuábamos así y que las diferencias y los duelos políticos nunca serían duelos a muerte. Supuse que la política venezolana se había civilizado y que el rencor y los odios personales no determinarían su curso. Me equivoqué. Hoy lo constatamos.Pido a mis compatriotas que entiendan estas reflexiones no como expresión nostálgica o dolida de quien se siente vencido o derrotado. No. Ni vencido ni derrotado. Mis palabras son una convocatoria a la reflexión de mis compatriotas sobre los duros tiempos que nos esperan y un llamado a los líderes políticos, a los responsables de los medios de comunicación, para que mediten y adecúen su conducta a la gravedad del momento que vivimos. Ojalá que nos sirva la lección de esta crisis. Que se inicie una rectificación nacional de las conductas que nos precipitan a impredecibles situaciones de consecuencias dramáticas para la economía del país y para la propia vigencia de la democracia que tantos sacrificios ha costado a nuestro pueblo.
Como Presidente de la República, antes y ahora, he actuado con mesura y con abierto ánimo de conciliación. No he perseguido a nadie. A nadie he hostilizado. Sin embargo, contra nadie se ha desatado una campaña sistemática, larga y obsesiva, como se ha ensañado contra mí y contra mi gobierno. La he soportado con la convicción de que en las democracias son siempre preferibles los abusos de la oposición que los abusos del gobierno. Los adversarios que quedaron en el camino y los enconos de las luchas políticas pasadas se fueron uniendo poco a poco y todos fueron resucitando agravios que parecían olvidados. Así se ha formado la coalición que tiene en zozobra al país, articulados en esta confabulación que nos abruma. Nunca una coalición fue tan disímil. Cuando se retratan en grupo aparecen señalados con definiciones precisas de diversas etapas de la lucha política de, los últimos cincuenta años. Rostros de derrotados o frustrados que regresan como fantasmas o como espectros, predicando promesas mágicas de resurrección.
Es como la rebelión de los náufragos políticos de las últimas cinco décadas. Los rezagos de la subversión de los años 60. Con nuevos reclutas. Los derrotados en las intentonas subversivas del 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992 se incorporan a la abigarrada legión de causahabientes. Todos los matices, todas las ambiciones y todas las frustraciones juntas de repente. Me resisto a imaginarme a Venezuela en febrero de 1994, cuando los profetas de tan engañosas promesas tengan que enfrentar la realidad del país, en medio de una pugna imaginable, ésta sí, por sus cuotas de poder.
Me siento orgulloso de lo que, acompañado por mis colaboradores a lo largo de mi gobierno, y por la digna y leal conducta de las Fuerzas Armadas, hemos logrado hacer para darle rumbo moderno y definitivo al Estado venezolano. Al propio tiempo que siento la angustia y la pena por la crisis que inevitablemente ha acompañado al proceso de reformas que emprendimos, porque este Gobierno que presidía ha dado contribución decisiva para escribir nuestra historia contemporánea. Historia sencilla, que arranca esta vez, desde 1 989, cuando debimos acometer esta serie de reformas profundas, tanto políticas como económicas.
Puse todo empeño en las reformas políticas. Y así comenzamos por convertir la Presidencia de la República de un poder absoluto a un poder moderado. Cuatro partidos políticos comparten o han compartido el poder a lo largo de este período presidencial. Dos elecciones de gobernadores y de alcaldes han tenido lugar en cuatro años. Reclamo un protagonismo especial en este proceso de reformas que se orientó hacia el logro de la democratización del poder y de una participación nacional inequívoca.
A la par de las reformas política se emprendieron las reformas económicas. Ya no era posible el estatismo, porque el Estado macrocefálico había llegado a su fin. La armonía social financiada de manera ilimitada por el petróleo llegó a su fin. Fue una decisión que requirió voluntad y coraje, no fue fácil, porque implicaba un cambio de rumbo en una historia de un país petrolero de cincuenta años de deformaciones. Asumí la impopularidad de esta tarea. Tenía una alternativa quizás distinta: porfiar hasta el final y comprometer los recursos del Estado, extremando la falsa armonía social. Pero los resultados habrían sido catastróficos. Hemos puesto a Venezuela, con esas reformas económicas y comerciales, en sintonía con lo que ocurre en el mundo y también en nuestra propia región de América Latina.
Nuestra economía, para sorpresa de analistas, creció de manera notable en medio, incluso, de tiempos adversos como los de 1992, cuando se atentó de manera pertinaz contra las instituciones democráticas y contra la estabilidad del régimen, y, desde luego, contra el Presidente de la República, en primer término. El Pacto Andino se hizo posible gracias a estas decisiones que dieron rumbo moderno a nuestra economía. El país tendrá que conocer a plenitud, despojada la realidad de toda esta repudiable campaña de mentiras, calumnias y deformación de la verdad, el claro perfil del proceso que hemos vivido en estos años.
Fue en 1992 que brotó la soterrada conspiración civil, que aprovechó astutamente la conmoción producida por la felonía de los militares golpistas. La misma conspiración de hoy que recurre a otros métodos, porque se agotaron todos los demás, desde la metralla y el bombardeo implacable hasta la muerte moral. Si no abrigara tanta convicción en la transparencia de mi conducta que jamás manchará mi historia, y en la seguridad del veredicto final de justicia, no tengo inconveniente en confesar que hubiera preferido otra muerte.
Ninguna conspiración, ninguna confabulación por variada y poderosa que sea, ninguna conjura, me arrancarán del alma del pueblo venezolano. Para él he vivido, por él he luchado de manera denodada. Por él continuaré luchando. Más temprano que tarde comprenderán que he actuado con la conciencia más cabal y más plena de que opté por el camino más conveniente. El futuro dirá, y lo dirá muy pronto, si he actuado con razón, si hemos interpretado correctamente el momento y las circunstancias del país.
Jamás he presumido de hombre o de político infalible. Innumerables pueden haber sido mis errores de buena fe, pero, en el balance de una vida política larga y apasionada, estoy persuadido de que se reconocerá mi contribución con equidad y con justicia. Repito lo que ayer dije, el país contempló estupefacto cómo se ejercieron sobre los magistrados del alto tribunal las más desembozadas presiones.
Estas son, compatriotas, manifestaciones de una actitud que ha perdido hasta las normas del recato para lanzarse abiertamente por el camino de las presiones ejercidas sin medir las consecuencias institucionales que tales actitudes comportan. No me perdonan que haya sido dos veces Presidente por aclamación popular. No me perdonan que sea parte consubstancial de la historia venezolana de este medio siglo. No me perdonan que haya enfrentado todos los avatares para salir victorioso de ellos. No se me perdonan ni mis errores ni mis aciertos. Pero aquí estoy: entero y dedicado a Venezuela. Consagrado con pasión hoy, como ayer, al servicio de los venezolanos. De todos. De los que me apoyan, de los que me adversan y de los que tienen duda. Aquí estoy.
En el día de hoy, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, reunidos en Sala Plena, encontraron méritos para enjuiciar al Presidente de la República y a los ex ministros Alejandro Izaguirre y Reinaldo Figueredo. El pasado 9 de marzo, en mensaje dirigido a la nación, expliqué minuciosamente la forma y las razones por las cuales se tramitó esa rectificación presupuestaria de 250 millones de bolívares, con cargo a los servicios de inteligencia y seguridad del Estado. Fue una explicación precisa y clara. Nada tengo que rectificar o agregar a lo que allí dije. Y una vez más quiero dejar constancia de que no hubo delito alguno. Y jamás podrá presentarse, tampoco, prueba que ponga en tela de juicio la conducta del Ministro de Relaciones Interiores que tuvo a su cargo el manejo de esa partida, como del Ministro de la Secretaría que no tuvo ninguna injerencia en su manejo.
Me dirijo hoy a todos mis compatriotas y a todos los extranjeros que han hecho de Venezuela su patria. Quien como yo, que ha dedicado su vida entera a la conquista, defensa y consolidación de la democracia, no tiene que ratificar que acato esta decisión de la Corte Suprema de justicia. No la juzgo. Será la historia —implacable en su veredicto— la que lo hará más adelante. Y la acato, porque asumo mi responsabilidad como Presidente, como poder y como venezolano. Del mismo modo que tendrán que asumir la suya quienes han conducido al país a esta encrucijada dramática de su historia.
Lo que más me duele es que esta decisión de la Corte Suprema de justicia se produce en el mismo momento en que el país se enrumba positiva y francamente hacia su recuperación política y económica. En lo político, los venezolanos han escogido sus candidatos presidenciales para así cumplir con la renovación democrática de la conducción de la jefatura del Estado. Un aire de satisfacción se respira, hasta este momento, de plena normalización de la vida institucional. En lo económico, comienzan a confirmarse con nitidez los avances sustanciales en el proceso de recuperación productiva después de los inmensos sacrificios que hemos hecho todos para modernizar la economía nacional.
Estábamos viviendo un período de franca tranquilidad que expresaba el apaciguamiento de las tensiones experimentadas por el país desde el año pasado. La decisión de la Corte Suprema de Justicia cambia radicalmente este cuadro.
Ratifico ante mis compatriotas que no he incurrido ni en éste, ni en ningún otro caso, en manejos ilícitos, impropios o irregulares. No me he enriquecido jamás. Mi ambición siempre ha sido contribuir con mi esfuerzo a perfilar un rumbo moderno y promisorio para Venezuela.
De mí se han dicho y se dicen muchas cosas. Se podrán decir todas las que se quieran en el terreno político. Esta es la práctica de una democracia activa y vigorosa. Pero nunca, podrá decirse que me he aprovechado en términos personales de las posiciones que he ocupado por voluntad del pueblo. Tampoco nadie me podrá enrostrar que he propiciado, estimulado o provocado la comisión de hechos ilícitos.
El dinero de la partida secreta, por el cual la Corte Suprema de justicia ha acordado el enjuiciamiento del Presidente de la República, en este y en todos los casos, ha sido utilizado de acuerdo a las disposiciones que la ley prevé. Ahora nos enfrentamos al juicio. No solicitaré de los señores senadores que anulen la decisión de la Corte Suprema de justicia. Sino que les pido reflexionar sobre la insólita e innoble crisis que ahora se le abre al país con la decisión de una Corte que debemos respetar y acatar pero que crea el insólito precedente de actuar como un organismo político que desatiende sus nobles y altos cometidos de darle majestad a la justicia.
Allí iniciaré una nueva etapa de mi vida política que nunca ha dado tregua a sus afanes. Allí anunciaré que más allá de asumir mis enteras responsabilidades en el juicio que se me inicia, me lanzaré al rescate del sentimiento popular. No me defenderé porque no tengo nada de que defenderme. No me agrediré porque no he envilecido nunca el debate político ni con el insulto ni con la calumnia. Tal como lo establece la Constitución Nacional, procederé inmediatamente a entregarle el cargo al Presidente del Congreso, con el fin de que el Parlamento proceda a designar a la brevedad posible a quien ha de encargarse de la Presidencia, mientras se decida el juicio contra el Presidente de la República.
Convoco a las fuerzas políticas, económicas, institucionales y sociales, a los medios de comunicación y a todos los venezolanos, a unirse alrededor del encargado de la Presidencia de la República que designe el Congreso para superar este momento aciago. Mi pasión, mi interés, el incansable quehacer que me ha caracterizado y el coraje que he demostrado en los momentos más difíciles siempre han estado al servicio de Venezuela. A lo largo de toda mi vida, desde que era apenas un adolescente, he consagrado mi existencia a los grandes intereses de nuestro pueblo. A Ustedes he consagrado mi destino.
Quiera Dios que quienes han creado este conflicto absurdo no tengan motivos para arrepentirse.
September 27, 2011

¡Habilitados!

 

DAVID UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
martes 27 de septiembre de 2011  02:43 PM

La sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Leopoldo López pasa una página del complejo proceso político que vive Venezuela y abre una nueva e interesante etapa. Para expresarlo con palabras de la BBC de Londres: “La sentencia puso al Gobierno en un aprieto.

Quienes fuimos objeto de esta maniobra política, hemos dedicado varios años a luchar contra ella y hoy podemos decir que su esencia injusta ha quedado al descubierto ante el mundo. Una vez más, el emperador está desnudo.

Agotamos las instancias jurídicas en nuestra patria, llamando a las instituciones a cumplir con su deber; pero quedamos sin respuesta, como ha sucedido a tantos otros venezolanos víctimas de situaciones irregulares.

Es por ello que toca acudir a la CIDH, lo cual es un signo de aceptación de que algo anda muy mal dentro de nuestras fronteras. Y la sentencia fue favorable.

Que la mencionada sentencia es de obligatorio cumplimiento es algo que no tiene discusión. Venezuela está adscrita a tratados y organismos internacionales y el respeto a los mismos tiene rango constitucional. Quienes llamen a no cumplirla son quienes están al margen de la Constitución.

En Venezuela y en el mundo se concluye que la autodenominada revolución tiene intervenido el sistema de justicia nacional, que no hay independencia de poderes, que se utilizan maniobras ventajistas para sacar del juego a adversarios políticos inconvenientes.

Pero esto no termina aquí. Ahora el gobierno nacional se balancea en la débil cuerda floja que lo puede lanzar hacia el precipicio de los estados forajidos, con los cuales coquetea desde hace rato.

Se han multiplicado las declaraciones de muchas voces con el mismo discurso, todas rojas, todos rojos. Dicen lo mismo. Se desacatará el fallo. Y el primero que lo dice sin rubor es el mismo presidente de la República.

Por si a alguien le quedara duda de que nos gobierna la ley del embudo. El gobierno emplaza al Sistema Interamericano cuando lo necesita y lo insulta cuando le estorba. No es la primera vez que sucede.

De este lado de la democracia se habló una y otra vez de respetar el fallo; mientras desde allá se jugó posición adelantada descalificando e insultando al organismo internacional desde entes de conocer el resultado.

En todo caso, tanto López como los demás afectados por esta práctica de tiempos revolucionarios contamos con un legítimo pronunciamiento que hace eco en el mundo y que deja mal parado a quien lo desacata.

Este hecho valida nuestros confiscados derechos políticos y nos abre una puerta a la participación que vamos a ejercer porque estamos preparados para hacerlo.

Este punto de quiebre en la historia y la política de Venezuela nos lleva a hacerle una invitación al Gobierno: a acatar, a colocarse del lado de la ley, a dejar de agitar las aguas nacionales e internacionales en busca de beneficios.

Al avance de la historia no se le pueden poner murallas ni diques. El chavismo llegó al poder en forma legítima, pero su ejercicio del mismo ha estado plagado de irregularidades. Pasan los años y se comprueban sus abusos, su ineficiencia. De una forma o de otra, toca dar paso a nuevos actores en el liderazgo público venezolano. Y los muros de contención se derrumban, como acaba de suceder con el perverso mecanismo de las inhabilitaciones.

Amanecemos hoy con optimismo y expectativa ante las jornadas cívicas y democráticas que se desarrollarán en los días por venir. Las cosas ya son distintas.

Presidente del Concejo Municipal de Baruta
@DavidUzcategui

September 21, 2011

Vaya Embajador

Teodoro se defiende con la verdad … “no hay bala que mate a la verdad, cuando la defiende la razón”

El honorable Embajador de Rusia, Vladimir Zemskiy, nos ha enviado una carta en respuesta al Por Mi Madre publicado el pasado 14 de septiembre. En aquél texto, hablábamos de los 5 accidentes de helicópteros militares caídos en los últimos años, delos cuales 4 eran de fabricación rusa y modelo Mi-17. 

He aquí la lista de los siniestros, según reportes de prensa que han dado cuenta de los sucesos: ­

  • 13 de junio 2008: Helicóptero ruso tipo Mi-17. Cayó en Fuerte Tiuna.
  • 2 de Septiembre 2008: Helicóptero ruso tipo Mi-17, matrícula EV0674. Cayó en el estado Bolívar.
  • 28 de Septiembre 2008: Helicóptero ruso tipo Mi26 clase T. Cayó en el estado Bolívar.
  • 3 de Mayo 2009: Helicóptero ruso tipo Mi-17, matrícula EV08114. Cayó en el estado Táchira.
  • 27 de agosto 2010: Helicóptero ruso tipo Mi-17.  Cayó en el estado Apure.
  • 17 de agosto 2011: Helicóptero estadounidense tipo Bell 412. Cayó en Anzoátegui.

En su carta, usted, Embajador, admite que tres naves rusas modelo Mi-17 se han precipitado a tierra. No nombra, sin embargo, que son cuatro, y no tres, los aparatos de ese tipo siniestrados, además del modelo Mi-26, también adquirido por el actual gobierno nacional.

Usted defiende que los helicópteros rusos son máquinas “sumamente confiables”, como han demostrado investigaciones conjuntas entre militares venezolanos y especialistas rusos, en los 3 casos que refiere Zemskiy. También falla al asegurar, entrecomillado de por medio, que en este diario se habló de”numerosas” caídas. Esa expresión, la entrecomillada, no estuvo en la nota publicada el pasado 14 de septiembre.

En ese Por Mi Madre, abogábamos por la investigación de tales sucesos porque, simplemente, no parece normal que 5 naves rusas se hayan desplomado (aun asumiendo que son por errores humanos). Queda pendiente, estimado Embajador ruso, la aclaratoria de si ha habido suficiente transferencia tecnológica para capacitar a los pilotos nacionales para volar esos helicópteros. En todo caso, lo que es innegable es que son 5 máquinas rusas caídas y que usted ni siquiera conocía el dato exacto, ¡Vaya embajador! Pero deseo agregarle algo más, nos acusa de “mentirosos”. Creo que cualquier ruso, comunista o no, pero heredero de la más gigantesca mentira y farsa habida en la humanidad, que fue la Unión Soviética, debería cuidar sus palabras. La URSS fueedificada sobre la mentira y el engaño. Ustedes están acostumbrados a la mentira y el engaño. Es su segunda naturaleza. Yo no se si usted fue comunista(que tal vez es lo más probable), vivió bajo ese régimen y con seguridad se mantuvo callado ante los horribles crímenes que lo caracterizaron. El coraje que no tuvo entonces no quiera demostrarlo aquí, insultando a nuestro pequeño diario, porque a los venezolanos nos disgusta la arrogancia de las grandes potencias y tan intolerable como la de los gringos nos resulta la de la ex URSS, que usted representa con tan poca decencia y dignidad.

TEODORO PETKOFF/DIRECTOR DEL DIARIO TAL CUAL

September 16, 2011

Algunas consideraciones sobre tu muerte

por Saúl Godoy Gómez

El Universal, Caracas

No quiero que te marches de esta vida sin antes despedirnos, porque has hecho un mal inmenso a mucha gente, has arruinado a familias enteras, has obligado a legiones de compatriotas a emigrar a otras tierras, has vestido de luto a incontables hogares, a los que creías tus enemigos los perseguiste sin cuartel, los encerraste en ergástulas que no lo merece ni un animal, los insultaste, los humillaste, te burlaste de ellos, no solo porque te creías poderoso, sino inmortal… porque el fin de los tiempos no era contigo. 

Pero llegó tu turno, los plazos se acaban, el término de tu contrato llega a su fin, tu “ciclo vital” se apaga poco a poco y no de la mejor manera; probablemente morirás en una cama, rodeado de tu familia, asustada, porque va a tener que rendir cuentas una vez que des tu último aliento, te vas de esta vida lleno de angustia y de miedo, allí van a estar los curas a quienes perseguiste e insultaste, los representantes de esa Iglesia que ultrajaste a placer, claro que te van a dar la extremaunción y los santos óleos, no una, sino muchas veces, pero tú y ellos saben que no servirá de nada, es solo para calmar el pánico que hace presa a tu alma ante el momento que todo lo define.

Mueres enfermo, padeciendo el desahucio, las complicaciones inmunológicas, los terribles efectos secundarios de las curas que prometieron alargar tu vida, tus órganos se van apagando uno a uno, tus facultades van perdiendo el brillo que las caracterizaba, tus líquidos y efluvios son colectados en bolsas plásticas con ese hedor a muerte que tanto te repugna.

Dime si en este momento, antes de que te apliquen una nueva inyección para calmar los dolores insoportables que padeces, vale la pena que me digas que no te pueden quitar lo bailado, ¡ah! los viajes por el mundo, los maravillosos palacios que te recibieron, las paradas militares en tu honor, las limousines, los títulos honorarios, los pisos de los hoteles cinco estrellas, las fastuosas cenas de Estado… dime ahora que vomitas la papilla de auyama que te tratan de dar las enfermeras, si era de eso de lo que se trataba la vida, pues ese brillo y el oropel ya no están entre los monitores y máquinas de resucitamiento que te rodean, esas marchas y aplausos ahora son tonos y alarmas de sensores que regulan tus signos vitales que se hacen más débiles.

¿Puedes escuchar al pueblo de tu país afuera de tu cuarto?… debe ser tu imaginación o los efectos de la morfina, no estás en tu patria, estas en otro lado, muy lejos, entre gente que no conoces… sí, estás muriendo en tu propio exilio, entre una banda de pilluelos a quienes les has tratado de entregar tu propio país, tus últimos momentos los pasarás entre chulos y estafadores, entre tu corte de aduladores que solo te muestran afecto porque les dabas dinero y poder, todos te miran preocupados y con rabia, nunca dejaste que ninguno de ellos pudiera tener la oportunidad de sucederte, ahora los dejas al descampado y tu país al borde de una guerra, ¿Era eso lo que querías? ¿Fue esa tu misión en esta vida? Olvídate del cuento de los pobres, ahora hay más pobres que cuando llegaste al poder, olvídate de justicia e igualdad cuando prácticamente le entregaste el país a una fuerza extranjera que ahora tendremos de desalojar a la fuerza y a costas de más vidas.

Tengo la leve impresión que ahora sabes que te equivocaste, creíste en un cuento de camino y te creíste revolucionario, y por ser revolucionario… inmortal, convocaste a tu lado a los muertos, a tus héroes, a esos fantasmas que también creíste con vida, a Bolívar, al Che, a Fidel, al Marx que nunca conociste y que recomendabas su lectura… el andar con muertos te llevó a la magia y a los babalaos, te metiste a jurungar tumbas, y a ofrendarle a una corte de demonios y malos espíritus que ahora te acompañan… ¿Sientes su presencia en el cuarto? Vienen a cobrar, a recoger lo único que tenía valor en tu vida y que tan malamente apostaste por la oscuridad y el mal, tu alma.

Bueno, me despido, solo quería que supieras que pasarás a la historia como un traidor y un cobarde, que no rectificaste cuando pudiste, te dejaste llevar por tu soberbia, por tus ideales, por tu ideología renunciando a los más preciado, a tu libertad y a la libertad de los otros, y la libertad nos hace humanos.
Dios tenga piedad de ti.

saulgodoy@gmail.com

September 12, 2011

Cepillos de dientes con mangos de oro

La verdad es que tipo de cosas dan pena, verguenza, dolor. Mientras su pueblo pasa el trabajo que jode, el bolivar de Africa vivia en la mas ridicula opulencia. Por alla va la espada de bolivar a Hugo!!!!

Entre dictadores se entienden … solo alguien con los mismos sucios intereses, y que ve el mundo desde su optica podria entender los motivos del bolivar lybio. No dejen de leer la columna de El Nacional que inspiro este blog.

http://www.reportero24.com/2011/09/sergio-ramirez-cepillos-de-dientes-con-mangos-de-oro/

Y luego no dejen de ver este video reciente y fresco (hasta con cancer).

hugo-chavez-message-to-muammar-gaddafi

September 9, 2011

Seis veces mas que el promedio mundial

En muy pocas cosas nos destacamos a nivel mundial. Pero el desgobierno de SADIM (Hugo Rafael) se empeña en ponernos en el mapa en lo alto. En esta oportunidad nos toca el titulo de Inseguros. 

“Muertes violentas en Venezuela son seis veces más que el promedio mundial”

ND.- “El hampa no perdona cuando tiene un objetivo”. Así lo afirmó el diputado Tomás Guanipa durante una reunión con representantes de las líneas de taxis Luna Cars, Laser y Buena Vista, y con algunos choferes de la línea de carritos por puesto San José de Maracaibo.

“Un cuerpo baleado tirado en la acera. Amanece y nadie lo reconoce, pero más de un vecino vio como un grupo de antisociales le quitaron la vida para robarle su carro. Ningún familiar lo llora. Una anciana saca de su casa una sábana para taparlo. En la calle nadie se detiene para verlo. Pasan por su lado como si fuese un animal y no un humano. Él no es el único, la policía científica se tardó en recogerlo porque otros cinco cuerpos están en las mismas condiciones en el mismo sector. Era un venezolano. El hampa no perdona cuando tiene un objetivo”, relató.

El dirigente de Primero Justicia comentó que “al menos 16 planes de seguridad han intentado implementar durante el Gobierno de Hugo Chávez y la situación no cambia. Cada vez más venezolanos mueren en manos del hampa y lo peor es que pareciera que nos estuviéramos acostumbrando a vivir en zozobra, con la inseguridad”.

De acuerdo a una nota de prensa, destacó que ser transportista es uno de los oficios más peligros en este país. “El delito se profundiza cada vez más en nuestro país. Las muertes violentas en Venezuela son seis veces más que el promedio mundial, y ser transportista en un país donde no se respeta la vida humana es exponerse a perder la vida todos los días”, manifestó.

“Exigimos al Gobierno que asuma la responsabilidad frente a la inseguridad. Consiguiendo apoyo en los diferentes niveles de gobierno e involucrando a la gente a que también participe en las soluciones, porque no es posible que como padres estemos pensando en cuidar a nuestros hijos para que así puedan realizar su vida y llegar a viejos”, señaló.

Por su parte, Fran Acevedo, representante de Taxi Laser, denunció que desde hace un año han disminuido las horas de trabajo para evitar exponerse a situaciones riesgosas. “El transporte es un servicio que debe estar disponible las 24 horas, pero con esta inseguridad ya no trabajamos en la noche. Creíamos que así estábamos bien, pero todo ha empeorado, ahora hay que cuidarse también en el día. Ya los malandros no quieren respetar nada”.

Venuarys Martheins, representante de la línea Luna Cars, exigió que se ejecute la reforma del Código Orgánico Procesar Penal. “Así saquen mil millones de policías a la calle, esto no se va a terminar porque si no son los ladrones los que nos atracan, entonces son los policías los que nos matraquean. Ya no les importa nada; nos roban, matan, violan, secuestran los carros y la policía bien gracias. Estamos a la buena de Dios”.

Frente a estas intervenciones, Guanipa comentó que en varias oportunidades se ha solicitado ante la AN que se discuta la Ley Desarme. “Al parecer a los diputados de la bancada oficialista no le importan los problemas de la gente. Intentamos hacer una agenda para discutir las leyes sociales y ellos proponen hablar del regreso de Zelaya o del apoyo a Libia. Exhortamos a esos diputados a que podamos tener una agenda en común y tratar los temas verdaderamente importantes para la gente. Nosotros nos solidarizamos con los choferes”.

El Secretario General de Primero Justicia informó que según el instituto de investigaciones de convivencia y seguridad ciudadana (INCOSEC), se calcula que en Venezuela hay entre 9 y 16 millones de armas en manos de la población y destacó que de esa cifra es que parte la propuesta de desarmar a la población.

“Es imposible que los índices de inseguridad disminuyan mientras tantas armas de fuego están en las calles ilegalmente. Es inconcebible que en un país donde se están muriendo 52 personas por cada 100 mil habitantes a manos del hampa y que ese promedio multiplica por 7 las cifras del resto de los países latinoamericanos, no se puede estar tratando temas que no se enfoquen en la solución de este problema”, indicó.

September 9, 2011

La ventaja

La verdad quer Laureano nos tiene acostumbrado a decir verdades con mucho humor. Lo hace increible, pero este escrito demuestra que cuando se pone serio es inclusive mejor. Gracias Laureano, a pesar de saber cuan dificil es la cuesta, tu columna de hoy llena de esperanzas nuestros corazones. 

Laureano Márquez
Tal Cual / ND

9 Septiembre, 2011

Uno sabe que está en desventaja. Uno sabe que tiene las de perder, que cuando alguien que te agrede violando las leyes desde el otro lado y te dice: “bueno, si quieren vayan a los tribunales”, es porque tiene la certeza de que ningún tribunal lo va a condenar mientras no haya en Venezuela justicia independiente, es decir, justicia. Uno sabe que los organismos tributarios serán usados en contra de uno, para amedrentarlo, para asustarlo.

Uno sabe que las denuncias que uno haga no serán investigadas por las instituciones del Estado. Uno sabe que lo están cazando, que las conversaciones son grabadas abiertamente y que el delito es, además, reconocido públicamente, sin que suceda nada.

Uno sabe, como sabe, que los presos políticos son inocentes, que les han arrebatado todos estos años para justificar una coartada, una historia oficial; uno lo sabe. Uno sabe que lo que escribe es revisado con microscopio, que le hackean las cuentas de Twitter y le hurgan la vida para ver qué encuentran para destruir.

Uno sabe que hacen cosas para que uno tire la toalla y se vaya del país. Uno sabe que si sale a manifestar, la policía estará en contra; que el sistema electoral no es imparcial; que cada vez que trate de opinar libremente, vendrá la agresión y el insulto; que lo van a acusar de agente de la CIA y del imperio… Uno sabe.

Uno sabe todo eso; uno sabe que está en desventaja y, sin embargo, uno prosigue sobre juicios, sanciones y amenazas. Se ha preguntado, amable lector, usted, que seguramente también anda en lo mismo (o no). ¿Se ha preguntado por qué? ¿No será que uno corre todos estos riesgos porque sueña con un país diferente, tolerante, con instituciones que funcionen, donde el destino de todos no dependa del capricho de un hombre, donde la riqueza esté al servicio de la gente y no para hacer millonarios de la noche a la mañana a un grupo de burócratas y aprovechadores de oficio? ¿No será que uno quiere que esta aventura de gente, sangre, dolores, tierra, playas, dulzuras y vivezas que somos se transforme, alguna vez, en la República de hombres libres con la que soñaron algunos de nuestros padres fundadores? Ameneh Bahrami es una mujer iraní a quien su ex pretendiente, Majid Mojavedi, le quemó el rostro con ácido porque ella no lo aceptaba como novio.

Esta hermosa joven, de 25 años para el momento de la agresión, quedó ciega y con la cara destruida. Inició un largo proceso para que se aplicara la “ley del talión”, vigente en la patria de nuestro “querido hermano” Mahmud Ahmadineyad.

Bahrami luchaba, según ella, hasta el final y con una justicia teocráticamente machista, para que nunca más una mujer tuviese que pasar por el horror que ella vivió. Al final la joven logró que se aplicara la “ley del talión” y a pesar de que, según la ley de allá, la mujer vale sólo la mitad de un hombre, la sentencia la autorizaba a destruir los dos ojos de su agresor.

Fue la primera vez que, en la historia del país, una mujer agredida con ácido lograba la aplicación de esta “ley”. En el momento de la ejecución de la sentencia, en el último minuto, Ameneh Bahrami perdonó a su agresor, que estaba frente a ella en una sala de un hospital, semianestesiado, esperando recibir unas gotas que le dejarían ciego permanentemente. “No apliqué las gotas porque creo que era lo correcto”, dijo calmadamente Bahrami, afirmando que era una decisión tomada en secreto por ella desde el comienzo. En otras palabras, no luchaba por la venganza, sino por la justicia; luchaba para que a otras mujeres no les sucediera algo similar, más que por ella misma.

Muchos piensan que Bahrami es una tonta por no hacerle lo mismo a quien tanto dolor le causó. Yo, sin embargo, pienso que ella es la que lleva la ventaja en esta historia, a pesar del calvario personal y judicial por el que pasó. Le quemaron el rostro, pero su alma permanece invulnerable. Pienso también que su agresor, a pesar de sus ojos sanos, nunca más podrá contemplarse en el espejo sin vergüenza.

Es la ventaja que tiene la sensatez sobre la violencia, el respeto sobre la agresión, la bondad sobre la perversión. Yo no confiaría nunca en Majid Mojavedi. Sin embargo, en las manos de Ameneh Bahrami, en la luminosidad de su visión interior, pondría, a no dudarlo, mi esperanza toda de la humanidad con la que sueño.

September 8, 2011

Dispuestos a ayudar solo si el gobierno se lo pide … y si lo pide el pueblo no cuenta?

Yo no se porque Insulzo no defiende a los pueblos, a las democracias. Por supuesto que los dictadores no piden ayuda de quien les vaya a ser preguntas fuertes o a dudar de sus sistema. Los dictadores solo piden ayuda de sus panas incondicionales. La verdad es que no se para que sirve la OEA.

Noticias24

WASHINGTON, 8 septiembre 2011 (AFP) – La Organización de Estados Americanos (OEA) está dispuesta a ser observador en las elecciones presidenciales de Venezuela en 2012, pero para ello necesita ser invitada por el gobierno de Hugo Chávez, indicó este jueves su secretario general, José Miguel Insulza.

“Estaríamos dispuestos a ir”, dijo Insulza durante el foro anual de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Podríamos hacer un buen trabajo, siempre que se nos den todas las condiciones para observar la elección“, dijo Insulza.

“Pero reitero: tenemos que recibir una invitación”, según las normas de la organización, señaló.

La OEA ofició de observador en las elecciones presidenciales en Venezuela, en 2006, y “no encontró objeciones”, recordó Insulza.

La organización no ha vuelto a ser invitada a otros procesos comiciales venezolanos, como las legislativas de 2010.

Aunque “nadie se quejó” de los resultados en aquella oportunidad, observó Insulza.

Venezuela tiene un sistema electoral fuerte, es muy bueno técnicamente. Usualmente los resultados coinciden con lo que se espera”, agregó.

September 8, 2011

Designan a 4 altos chavistas en la lista de narcotraficantes del gobierno de Estados Unidos

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a cuatro oficiales y funcionarios venezolanos dentro de la lista de capos de la droga, la llamada lista OFAC, por sus vínculos con el narcotráfico y el terrorismo, entre ellos a uno de los más poderosos militares chavistas.

Los designados son el general de División Clíver Alcalá Cordones, actual jefe de la Cuarta División de Infantería del Ejército de Venezuela, una de las más poderosas unidades militares en el país; el diputado Freddy Bernal, del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv); Amílcar Figueroa Salazar, presidente alterno del Parlamento Latinoamericano, y Ramón Isidro Madriz Moreno, funcionario del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

La designación en la lista de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) obliga al gobierno norteamericano a congelar cuentas bancarias y otros bienes que puedan ser considerados como producto del narcoterrorismo. Las personas designadas no podrán abrir cuentas en instituciones norteamericanas, ni en instituciones internacionales que mantengan relaciones financieras con Estados Unidos.

Los nuevos designados se unen a media docena de venezolanos que ya habían sido incluidos en la lista en años anteriores, entre ellos el empresario acusado de narcotraficante Walid Makled, los generales Hugo Carvajal (jefe de la DIM) y Henry Rangel Silva (jefe del Comando Estratégico Operacional), y el ex ministro de Relaciones Interiores Ramón Rodríguez Chacín.

September 7, 2011

Colombia expects oil output to hit 1 MMbpd this year

from: Latinpetroleum

Hugo’s destruction of Venezuela is by far one of the best things that has hapen for Colombia, Panama and Brazil among other countries. Colombia received most of the Oil Industry professionals that Chavez fired. As result, in less than a decade, they have duplicated their oil output, and it is clear that are going to keep increasing.

MEDELLIN – Colombia’s oil production is expected to reach 1 million barrels per day (bpd) by the end of this year, Energy and Mines Minister Carlos Rodado Noriega said.

“We believe that we could be getting close to the desired goal of 1 million barrels (per day) by the end of the year,” Noriega said in a press conference held during a mining conference last week in the northwestern city of Medellin.

Colombia’s production totaled 953,000 bpd in August, marking an increase of 21.7 percent from the July 2010 level of 783,000 bpd, the Energy and Mines Ministry said.

“This is a clear and convincing sign that we can reach 1 million barrels (per day),” Noriega said.

The government’s goal is to achieve average production of 920,000 bpd this year and 1.35 million bpd by December 2014.

State oil company Ecopetrol plans to push output to 1 million bpd in 2015.

Colombia’s total petroleum production includes output from private oil companies, such as Canada’s Pacific Rubiales and Spain’s Repsol YPF.

President Juan Manuel Santos has said on numerous occasions that he wants to turn the energy industry into one of the five engines of Colombia’s economic growth.

Colombia’s hydrocarbons production has risen at an average rate of 14 percent over the past six years, well ahead of average economic growth of 4.5 percent.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.