Archive for September 9th, 2011

September 9, 2011

Seis veces mas que el promedio mundial

En muy pocas cosas nos destacamos a nivel mundial. Pero el desgobierno de SADIM (Hugo Rafael) se empeña en ponernos en el mapa en lo alto. En esta oportunidad nos toca el titulo de Inseguros. 

“Muertes violentas en Venezuela son seis veces más que el promedio mundial”

ND.- “El hampa no perdona cuando tiene un objetivo”. Así lo afirmó el diputado Tomás Guanipa durante una reunión con representantes de las líneas de taxis Luna Cars, Laser y Buena Vista, y con algunos choferes de la línea de carritos por puesto San José de Maracaibo.

“Un cuerpo baleado tirado en la acera. Amanece y nadie lo reconoce, pero más de un vecino vio como un grupo de antisociales le quitaron la vida para robarle su carro. Ningún familiar lo llora. Una anciana saca de su casa una sábana para taparlo. En la calle nadie se detiene para verlo. Pasan por su lado como si fuese un animal y no un humano. Él no es el único, la policía científica se tardó en recogerlo porque otros cinco cuerpos están en las mismas condiciones en el mismo sector. Era un venezolano. El hampa no perdona cuando tiene un objetivo”, relató.

El dirigente de Primero Justicia comentó que “al menos 16 planes de seguridad han intentado implementar durante el Gobierno de Hugo Chávez y la situación no cambia. Cada vez más venezolanos mueren en manos del hampa y lo peor es que pareciera que nos estuviéramos acostumbrando a vivir en zozobra, con la inseguridad”.

De acuerdo a una nota de prensa, destacó que ser transportista es uno de los oficios más peligros en este país. “El delito se profundiza cada vez más en nuestro país. Las muertes violentas en Venezuela son seis veces más que el promedio mundial, y ser transportista en un país donde no se respeta la vida humana es exponerse a perder la vida todos los días”, manifestó.

“Exigimos al Gobierno que asuma la responsabilidad frente a la inseguridad. Consiguiendo apoyo en los diferentes niveles de gobierno e involucrando a la gente a que también participe en las soluciones, porque no es posible que como padres estemos pensando en cuidar a nuestros hijos para que así puedan realizar su vida y llegar a viejos”, señaló.

Por su parte, Fran Acevedo, representante de Taxi Laser, denunció que desde hace un año han disminuido las horas de trabajo para evitar exponerse a situaciones riesgosas. “El transporte es un servicio que debe estar disponible las 24 horas, pero con esta inseguridad ya no trabajamos en la noche. Creíamos que así estábamos bien, pero todo ha empeorado, ahora hay que cuidarse también en el día. Ya los malandros no quieren respetar nada”.

Venuarys Martheins, representante de la línea Luna Cars, exigió que se ejecute la reforma del Código Orgánico Procesar Penal. “Así saquen mil millones de policías a la calle, esto no se va a terminar porque si no son los ladrones los que nos atracan, entonces son los policías los que nos matraquean. Ya no les importa nada; nos roban, matan, violan, secuestran los carros y la policía bien gracias. Estamos a la buena de Dios”.

Frente a estas intervenciones, Guanipa comentó que en varias oportunidades se ha solicitado ante la AN que se discuta la Ley Desarme. “Al parecer a los diputados de la bancada oficialista no le importan los problemas de la gente. Intentamos hacer una agenda para discutir las leyes sociales y ellos proponen hablar del regreso de Zelaya o del apoyo a Libia. Exhortamos a esos diputados a que podamos tener una agenda en común y tratar los temas verdaderamente importantes para la gente. Nosotros nos solidarizamos con los choferes”.

El Secretario General de Primero Justicia informó que según el instituto de investigaciones de convivencia y seguridad ciudadana (INCOSEC), se calcula que en Venezuela hay entre 9 y 16 millones de armas en manos de la población y destacó que de esa cifra es que parte la propuesta de desarmar a la población.

“Es imposible que los índices de inseguridad disminuyan mientras tantas armas de fuego están en las calles ilegalmente. Es inconcebible que en un país donde se están muriendo 52 personas por cada 100 mil habitantes a manos del hampa y que ese promedio multiplica por 7 las cifras del resto de los países latinoamericanos, no se puede estar tratando temas que no se enfoquen en la solución de este problema”, indicó.

September 9, 2011

La ventaja

La verdad quer Laureano nos tiene acostumbrado a decir verdades con mucho humor. Lo hace increible, pero este escrito demuestra que cuando se pone serio es inclusive mejor. Gracias Laureano, a pesar de saber cuan dificil es la cuesta, tu columna de hoy llena de esperanzas nuestros corazones. 

Laureano Márquez
Tal Cual / ND

9 Septiembre, 2011

Uno sabe que está en desventaja. Uno sabe que tiene las de perder, que cuando alguien que te agrede violando las leyes desde el otro lado y te dice: “bueno, si quieren vayan a los tribunales”, es porque tiene la certeza de que ningún tribunal lo va a condenar mientras no haya en Venezuela justicia independiente, es decir, justicia. Uno sabe que los organismos tributarios serán usados en contra de uno, para amedrentarlo, para asustarlo.

Uno sabe que las denuncias que uno haga no serán investigadas por las instituciones del Estado. Uno sabe que lo están cazando, que las conversaciones son grabadas abiertamente y que el delito es, además, reconocido públicamente, sin que suceda nada.

Uno sabe, como sabe, que los presos políticos son inocentes, que les han arrebatado todos estos años para justificar una coartada, una historia oficial; uno lo sabe. Uno sabe que lo que escribe es revisado con microscopio, que le hackean las cuentas de Twitter y le hurgan la vida para ver qué encuentran para destruir.

Uno sabe que hacen cosas para que uno tire la toalla y se vaya del país. Uno sabe que si sale a manifestar, la policía estará en contra; que el sistema electoral no es imparcial; que cada vez que trate de opinar libremente, vendrá la agresión y el insulto; que lo van a acusar de agente de la CIA y del imperio… Uno sabe.

Uno sabe todo eso; uno sabe que está en desventaja y, sin embargo, uno prosigue sobre juicios, sanciones y amenazas. Se ha preguntado, amable lector, usted, que seguramente también anda en lo mismo (o no). ¿Se ha preguntado por qué? ¿No será que uno corre todos estos riesgos porque sueña con un país diferente, tolerante, con instituciones que funcionen, donde el destino de todos no dependa del capricho de un hombre, donde la riqueza esté al servicio de la gente y no para hacer millonarios de la noche a la mañana a un grupo de burócratas y aprovechadores de oficio? ¿No será que uno quiere que esta aventura de gente, sangre, dolores, tierra, playas, dulzuras y vivezas que somos se transforme, alguna vez, en la República de hombres libres con la que soñaron algunos de nuestros padres fundadores? Ameneh Bahrami es una mujer iraní a quien su ex pretendiente, Majid Mojavedi, le quemó el rostro con ácido porque ella no lo aceptaba como novio.

Esta hermosa joven, de 25 años para el momento de la agresión, quedó ciega y con la cara destruida. Inició un largo proceso para que se aplicara la “ley del talión”, vigente en la patria de nuestro “querido hermano” Mahmud Ahmadineyad.

Bahrami luchaba, según ella, hasta el final y con una justicia teocráticamente machista, para que nunca más una mujer tuviese que pasar por el horror que ella vivió. Al final la joven logró que se aplicara la “ley del talión” y a pesar de que, según la ley de allá, la mujer vale sólo la mitad de un hombre, la sentencia la autorizaba a destruir los dos ojos de su agresor.

Fue la primera vez que, en la historia del país, una mujer agredida con ácido lograba la aplicación de esta “ley”. En el momento de la ejecución de la sentencia, en el último minuto, Ameneh Bahrami perdonó a su agresor, que estaba frente a ella en una sala de un hospital, semianestesiado, esperando recibir unas gotas que le dejarían ciego permanentemente. “No apliqué las gotas porque creo que era lo correcto”, dijo calmadamente Bahrami, afirmando que era una decisión tomada en secreto por ella desde el comienzo. En otras palabras, no luchaba por la venganza, sino por la justicia; luchaba para que a otras mujeres no les sucediera algo similar, más que por ella misma.

Muchos piensan que Bahrami es una tonta por no hacerle lo mismo a quien tanto dolor le causó. Yo, sin embargo, pienso que ella es la que lleva la ventaja en esta historia, a pesar del calvario personal y judicial por el que pasó. Le quemaron el rostro, pero su alma permanece invulnerable. Pienso también que su agresor, a pesar de sus ojos sanos, nunca más podrá contemplarse en el espejo sin vergüenza.

Es la ventaja que tiene la sensatez sobre la violencia, el respeto sobre la agresión, la bondad sobre la perversión. Yo no confiaría nunca en Majid Mojavedi. Sin embargo, en las manos de Ameneh Bahrami, en la luminosidad de su visión interior, pondría, a no dudarlo, mi esperanza toda de la humanidad con la que sueño.