¿Santa Lina?

Tomado del grupo Libertad Plena.

No importa si usted es de los que piensan que Lina Ron fue una gran mujer porque le gustaba ser frontal (muchos opositores ven en este atributo una virtud), o si forma parte de aquellos que creen que ahora Venezuela “tiene una loca menos” (una afirmación que pudiera parecer chocante). Lo que no es debatible es el legado que dejó esta mujer, que predicó un evangelio de violencia como respuesta a las injusticias sociales. Hay quienes la defienden, como el polemista Leocenis García, porque se pronunció contra ciertas injusticias, especialmente la que sufrió él mismo a manos de la fiscal Luisa Ortega Díaz. Pero definitivamente Lina Ron calló más de lo que defendió a los injustamente atacados. Son incontables las personas atropelladas por la maquinaria chavista a las que nunca defendió ni con un suspiro. A nadie se le ocurre negar que siempre estuvo al servicio del proyecto autocrático del chavismo. Pocos saben que utilizó influencias y amenazas para procurarse un estatus de millonaria. Que lo mereciera o no es otra historia. Que prefería habitar una suntuosa quinta en Colinas de Tamanco, protegida por un ejército de guardaespaldas pagados con dineros públicos, o que se desplazara en un avión privado cada vez que necesitaba azuzar opositores a lo largo y ancho del país, sin que ocupara una posición formal en el gobierno o sin que hubiese resultado electa por nadie, es algo que muy poco probablemente ocurriría en cualquier país normal del mundo. Pero claro, estamos en la Venezuela torcida del chavismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: