¡VENGA A DAR LA CARA!

Cuando uno cree que lo ha visto, leído u oído todo, aparece alguien y te enseña que no, que hay destrucción pa’rato que no ha sido desenmascarada a la luz publica aun.

Publicado sin permiso del autor, con la única intención de difundir.
—————–
La autopsia macabra de la destrucción de Guayana: La pérdidas; los negociados; las transnacionales, la ruina social y económica del Estado Bolívar

Damian Prat – REPORTE – Especial.-

En lugar de forzar la creación artificial de conflictos, inventando “enemigos” para desviar la atención de los verdaderos problemas del pueblo de Venezuela, muchos de los cuales los ha creado o agravado su gobierno, señor Presidente, asuma su responsabilidad. Venga a Guayana.

Dé la cara por este desastre. Por la ruina y quiebra de nuestras empresas, por los “anuncios” jamás cumplidos, por las viviendas prometidas hoy paralizadas y jamás construidas.

Venga y dé la cara por las empresas estatizadas y olvidadas. Por los derechos laborales violentados.
Por el pésimo resultado de la amistad de su gobierno con transnacionales que no invierten ni crean empleos sino que “se llevan negociados”.

Por los luchadores sociales que su gobierno mantiene encarcelados o enjuiciados.

Por el caos de inseguridad industrial que ya ha costado la vida de muchos trabajadores.

Venga a dar la cara por Venirán Tractor.

Cinco años más tarde, sus “socios” de la “hermandad revolucionaria” violan la soberanía nacional al importar el 90% de las piezas para ensamblar tractores y su gobierno deja hacer y no reclama.

Encima, violan las leyes laborales venezolanas, tercerizando exageradamente los trabajos productivos y explotan a los trabajadores que están en conflicto luchando contra el patrono transnacional iraní y contra los funcionarios de su gobierno complaciente.

Venga a dar la cara por Norpro. Estatizada hace seis meses, olvidada y abandonada por su gobierno.
Apenas ahora cobraron por vez primera en tanto tiempo una “quincena” chimba y chucuta de salario mínimo.

Hable claro.

Diga que están negociandocon una transnacional gringa, porque aquí engañan a los trabajadores diciéndoles que “sólo falta publicar un decreto”.

Venga a dar la cara por Cerámica Carabobo estatizada y cerrada hace tres años.

Su gobierno acentúa la entrega de la soberanía nacional porque ahora importamos los refractarios que antes producíamos. Y los trabajadores tienen un año que apenas reciben “una ayuda” menos de un salario mínimo.

Venga a dar la cara por el aluminio. Las 410 celdas cerradas en Venalum y las dos líneas desmanteladas en Alcasa por órdenes de su gobierno. Venalum que siempre fue productiva ahora está arruinada. Venalum que siempre dio ganancias tiene 4 años con cifras “en rojo”. Alcasa que requería inversiones para dar beneficios pero que hasta 2004 producía casi 200 mil toneladas/año de aluminio, ahora es “vegetativa”.

Venga a dar la cara por las inversiones que nunca se hicieron. Por la destrucción de la capacidad productiva de Bauxilum que hoy produce sólo el 55% de lo que hacia por muchos años tanto en bauxita como en alúmina.
Por la agonía de Carbonorca, abandonada de inversiones y negocios productivos.

Porque por vez primera en la historia, Sidor dará 3 mil millones de Bs. en pérdidas.
Alcasa Bs. 1.800 millones en pérdidas.

Bauxilum Bs. 1.100 mill.en pérdidas. Nunca jamás pasó algo así aquí. Ni en el peor de los gobiernos que hayamos tenido.

Por las hipotecas de producción de hierro, alúmina, bauxita, acero y aluminio por las llamadas “ventas a futuro” en contratos cuyos montos ya habrían sido “cobrados y gastados” sin que nada se haya invertido en esas empresas, todo a espaldas de Guayana.

Por el jamás explicado caso de “la cuenta en un banco ruso en Líbano” por 500 millones de dólares del que nada se ha explicado con transparencia.

Por las enormes deudas de su gobierno con cientos de pequeñas empresas locales enviadas a la ruina, significando la pérdida de miles de empleos.

Una forma indirecta de liquidar la propiedad privada para seguir avanzando en el inconstitucional monopolio del Estado sobre la economía.

Porque en 12 años aquí no se ha invertido ni un dólar en proyectos industriales “aguas abajo” o procesadores de acero o aluminio, con lo cual ni se han creado empleos, ni se ha dado valor agregado nacional y somos más exportadores de productos primarios que nunca. La “soberanía nacional” es puro “bla bla” vacío de contenidos reales.

Venga a dar la cara. Por los anuncios (casi siempre en tiempos electorales) de obras y proyectos jamás desarrollados y menos concluidos como la “Ciudad del Acero”, la “Ciudad del Aluminio”, la “nueva Siderúrgica”, la “nueva Fábrica de tubos”, la “planta de pulpa y papel”, la “planta de Cemento (con Irán) Cerro Azul”, la V Línea de Alcasa, el “Eje Orinoco- Apure”.

Por las briqueteras que languidecen en el abandono y una menguada productividad.
Sin asumirlas ni dejarlas trabajar. Sin producir para traer divisas para el país.

Por la arruinada Planta de Pellas de Ferrominera.

Por el desastre del Sistema Eléctrico Nacional.

Hace 11 meses usted y sus ministros dijeron que “el problema era la sequía”.
Ya vimos que no era cierto. Que era una excusa para tapar el abandono de las
inversiones durante 10 años.

Llovió y llovió como nunca, se rebosó el lago de Guri y el racionamiento eléctrico sigue casi igual en las industrias y disfrazado en las casas.

Hace 10 meses usted dijo que “en mayo estará funcionando la central termoeléctrica en Sidor”. Ni siquiera la han terminado.

Por las viviendas jamás terminadas por su gobierno en 7 años en Guayana CC (Campaña de Guayana) a cuyos compradores, esforzados trabajadores, su gobierno les quiere obligar a pagar aumentos de hasta 200%.
Por las viviendas jamás construidas pero anunciadas y prometidas, donde se botó un dineral, en Villa Aponwao I y II, Río Negro. Por el “Proyecto Sin Fin” (Francisca Duarte) jamás terminado luego de 5 años. Por las casitas de “25 de Marzo”, cuyo “esqueleto de metal” nos recuerda tantas promesas incumplidas. Por el “plan especial vivienda propia en Ferrominera” de 1.568 casas, anunciada por usted mismo en cadena nacional de las cuales sólo se han hecho ¡20 casitas! en cuatro años.

Venga a dar la cara. Por el patrimonio perdido de 15 mil familias de sidoristas, activos o retirados, copropietarios del 20% de Sidor, cuyas acciones han perdido su valor, ya no rinden nada y que su gobierno se niega a pagarle a esos trabajadores bajo el mismo trato privilegiado que Ud. le dio a la transnacional que ya cobró sus 2 mil millones de dólares con intereses.

Por la injusta e ilegal prisión de Rubén González, legítimo dirigente sindical de Ferrominera, enjuiciado por su gobierno por acompañar a los trabajadores de Ciudad Piar en el legítimo reclamo por su contrato colectivo violado. Y a los dirigentes sindicales de Sutra CVG con juicio abierto por igual motivo. Y a los 60 sidoristas con juicio abierto por reclamar a sus transnacionales socias. Todos amenazados en el afán de su gobierno de criminalizar a quienes hacen uso de sus derechos legales y constitucionales a la protesta. Por la injusta e ilegal prisión del legítimo alcalde de Tumeremo Carlos Chancellor y del dirigente minero William Saud, encarcelados por su gobierno por acompañar a cientos de familias mineras en una protesta contra una transnacional del oro.
Por el contrato de venta de mineral de hierro de Ferrominera a una transnacional de China con “rebaja” de 20 dólares la tonelada lo que significa un daño patrimonial a Ferrominera y a la nación de 800 millones
de dólares.

Y por el insólito caso de la importación de vagones de ferrocarril desde otra transnacional de China mientras se condenaba al cierre a un consorcio de medianas empresas venezolanas y a sus 400 trabajadores que los fabricaban.

Por el caso de la mina Las Cristinas, cuya concesión a la transnacional Crystallex otorgó su gobierno en septiembre de 2002 sin que en 8 años se cumpliera nada de lo acordado.

Por los contratos colectivos vencidos que su gobierno le da largas quizás con la aspiración de seguir con el plan de convertir en “inútiles” a las organizaciones sindicales para ser sustituidas progresivamente por un falso “control obrero” que no ha sido más que un reparto de cargos entre grupos internos psuvistas.
“Control obrero” que los trabajadores no han elegido.

Venga señor Presidente. No a un “show mediático” sino a escuchar a Guayana (a toda, no sólo al grupito de incondicionales).

A asumir responsabilidades (sin falsas poses de una “autocrítica” que no es tal).

Venga a ofrecer disculpas por tanto fracaso. Y a rectificar. Con sólo derivar hacia las inversiones en la industria de Guayana la mitad de la factura petrolera que se le regala a la dictadura de los Castro, esta región industrial sería, en un año, fuente del desarrollo nacional.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: