En el nombre de la Robolucion

Uno a veces se pregunta si la robolucion Bolivariana Chavista Castrista que asola a Venezuela y otros en el continente ya nos hizo tocar fondo. Les tengo malas noticias, historias del siglo 20 en otras latitudes me demuestran que todavía es posible mucho peor. Es posible que estos dementes puedan eliminar el siglo 21 y el siglo 20 del continente sur americano. Las pruebas las pueden leer en este pequeña (pero muy buena) nota aparecida en TalCual. No dejen de leerlo, vale la pena aprender.

—-

Un régimen que sólo sembró muerte
14/04/2010 06:18:37 p.m. | Opinión
El 15 de abril de 1998, una noticia llegaba a las redacciones de los diarios: Pol Pot, el dictador camboyano, el antiguo líder de los Khmer Rouge (jemeres rojos), el responsable de un genocidio que había acabado con uno de cada tres habitantes de Camboya, había muerto de un infarto mientras dormía en un campamento cercano a la frontera tailandesa donde vivía en situación de arresto domiciliario.

Pol Pot se llamaba en realidad Saloth Sar. Bajo su régimen totalitario proclamó el nacimiento de la Kampuchea Democrática y declaró el inicio del “año cero”, en el que la historia del país empezaría a reescribirse. Había que eliminar todos los vestigios del detestable capitalismo: Se destruyeron los vehículos de motor y el carro de mulas fue instituido como medio de transporte nacional. Se suprimió el derecho de propiedad privada. Se quemaron bibliotecas y fábricas de todo tipo. Se prohibió el uso de todo medicamento: Kampuchea estaba en condiciones de reinventar todas las medicinas echando la mano a la sabiduría popular. Sólo los campesinos permanecerían a salvo de la peste capitalista y burguesa. Al resto se le tenía por peligroso despojo de tiempos pasados que había que eliminar.

“El reloj de la historia sólo va hacia adelante”, decía Pol Pot. El 17 de abril de 1975, a fuerza de fusiles y garrotazos, el reloj de la historia camboyana fue llevado a cero. Más de dos millones de seres humanos lo pagarían con su vida. En uno de los mayores genocidios del siglo XX. Sólo cuando el régimen cayó, el mundo conoció a su responsable: Pol Pot. Más de cuatro años duró el experimento revolucionario del Khmer Rouge. Sus orígenes se remontan a la guerra por la independencia de Indochina, en la década del 40, cuando el Vietminh, la guerrilla nacionalista del vecino Vietnam, comenzó a infectar a Camboya, por entonces, un “protectorado” francés.

Entre los integrantes de las células del “Khmer-vietminh” se encontraba Saloth Sar, ferviente partidario de la teoría marxista, quien para entonces adoptaría su más conocido nom de guerre: Pol Pot. Desde 1954, cuando Camboya obtuvo la independencia, hasta 1966, el país se mantuvo en paz, mientras era gobernado por el príncipe Norodom Sihanouk, quien logró mantenerse al margen de la guerra. En 1970 un golpe de Estado destituyó a Sihanouk. En abril de 1975, Phnom Penh, la capital, fue tomada por la guerrilla. Aunque el pueblo celebró lo que creía la llegada de la paz, las sonrisas pasaron a muecas de dolor cuando los triunfadores se revelaron salvajes émulos del “otro” Rousseau.

El año cero comenzaba y en la nueva Camboya no había lugar para quienes demostraran vestigios de la cultura anterior. Se eliminaba a quienes mostraban cierta educación. Un título universitario o hablar otro idioma equivalía a una inapelable condena a muerte. Ocho millones de camboyanos fueron confinados en campos de trabajo. Los que sobrevivieron a las matanzas en nombre de la revolución marxista-maoísta enfrentaron otro enemigo: el hambre. El experimento revolucionario duró hasta 1979, cuando el Vietnam invadió el país. Desde entonces cambios políticos se sucedieron; en 1993 la monarquía constitucional es restablecida.

Apenas en el 2006 se instalaron los jueces (camboyanos y de otra nacionalidad); el primer juicio empezó en diciembre de 2009. A pesar de la espeluznante cifra de muertos sólo cuatro influyentes ex dirigentes del régimen maoísta están encarcelados y acusados.

Por: Sixto Medina

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: