Seremos cubazolanos

Agora

Seremos cubazolanos

Charito Rojas


En Venezuela hay un déficit de dos millones quinientas mil unidades habitacionales, pero el Comandante parece que no lo ha entendido y en lugar de entregarse a la labor de construirlas acá en el país, sigue regalando urbanizaciones a perdidos países en los confines del mundo, como parte de su cruzada para ser un líder planetario. La gráfica es asombrosa: la República Bolivariana construye y regala 100 casas en Maui, un país africano. Allí tienen la valla, con los nombres de los militares al frente del proyecto.

El Presidente de Venezuela tiene años importando de Cuba modelos de gestión que a todas luces han fracasado en la isla, que de ser en los años 50 uno de los países más avanzados de Latinoamérica, se ha convertido en un lupanar donde sus ciudadanos sobreviven a la miseria impuesta por el régimen comunista que no desea que nadie sea rico ni tenga la más mínima de libertad de expresión o de movilización.

Demostrando que llegó al poder improvisando, que su proyecto no está basado en un Plan de la Nación coherente y con miras a un desarrollo económico sustentable sino que muy al contario, es un ensayo y error permanente, tratando de calcar al carbón la experiencia cubana. Tenemos entre nosotros más de 30.000 cubanos entre “médicos”, maestros, entrenadores, asesores, técnicos y agentes de seguridad, que se han convertido por cierto en el único personal confiable para el jefe de la revolución. Si hay que hacer Barrio Adentro, vengan médicos cubanos; si hay que arreglar Planta Centro, vengan técnicos cubanos. Todos los anillos de seguridad del Jefe de Estado son cubanos, caso único en el mundo en el que se entrega la vida del Presidente a extranjeros.

Cada vez que el avión presidencial sale del país, la escala obligatoria de regreso es La Habana. Cuando la situación política se pone candente, el Presidente corre donde Fidel para que le diga que hacer. Cuba, un país con una economía crítica, ha encontrado en el teniente coronel de Sabaneta a su salvador. Y a él se aferran, sin permitirle olvidar una sola de sus promesas o de sus regalos. Ahora Cuba exporta petróleo, gracias a la generosa cuota asignada por Venezuela, es importadora y exportadora de alimentos, como fruto de la triangulación de las importaciones venezolanas, que le permite jugosas comisiones, están rescatando la refinería de Cienfuegos (no importa que El Palito o Cardón estén a media máquina), se construyen urbanizaciones con la bandera de Cubazuela. Raúl Castro porta la Orden del Libertador, Fidel una daga y una taza que pertenecieron a Simón Bolívar, el verdugo de la revolución Rodrigo Valdez pronuncia discursos en el Panteón Nacional. Estamos cubanizados.

Las técnicas aplicadas por Fidel para eternizarse en el poder son aplicadas al pie de la letra: expropiación de empresas, cierres de medios de comunicación, control de las divisas, estatización de toda la actividad productiva, aislamiento internacional, asociación con países forajidos, enfrentamiento al “imperio” yanqui. Hechos gravísimos, que atentan contra la seguridad y soberanía del país son tolerados por la clase política gobernante, por los militares y por los poderes públicos, sirvientes en cuerpo, alma y bolsillo de la revolución. Como entregar a los cubanos el sistema de identificació n nacional, los registros y notarías, toda la base de datos del país. Hechos gravísimos como dejarlos penetrar en los sistemas de producción de la petrolera, de la electricidad, de las empresas básicas. El modelo político es copiado a través de leyes inconstitucionales que importan el modelo de estado controlador, autocrático, punitivo y delator con el que logra el régimen el control total de la población.

Se quiere imponer un modelo sanitario cubano que ha fracasado, un modelo económico que ha fracasado (y no se puede culpar a bloqueo norteamericano de ello, porque Cuba mantiene relaciones comerciales con más de 60 países), un modelo político obsoleto y que sólo puede sobrevivir encarcelando a la población, impidiéndole su salida de la isla, quitándoles toda comunicación a través de medios, de Internet o de telefonía. Pero lo más importante, es que así Cuba fuera un modelo de desarrollo en todo sentido, sólo sería un ejemplo y no como es, un invasor que está tomando las riendas del país con el permiso del Presidente y sus acólitos.

En este documento testimonial enviado por unos cubanos a mi correo, se resumen las draconianas condiciones en que sobreviven. Lean, para que sepan el camino que seguimos.

“En la Cuba comunista se prohíbe:

1- Viajar al exterior sin permiso del gobierno. Aunque se cuente con una visa aprobada y los pasajes de avión, únicamente se puede abandonar Cuba con un salvoconducto oficial (la conocida Tarjeta Blanca) cuyo proceso de obtención puede tomar años y en muchos casos nunca ser otorgada. Los trabajadores vinculados a la salud, aquellos de los ministerios del estado, de las fuerzas armadas, o los deportistas de alto rendimiento, entre otros, deberán esperar al menos 5 años, pero en la mayoría de los casos nunca reciben el permiso.

2- Viajar al exterior por motivo de trabajo con esposa y/o hijos (con excepción de algunos altos funcionarios oficiales).

3- Cambiar de trabajo sin permiso del gobierno.

4- Cambiar de domicilio. Tu casa es tuya sólo mientras vivas allí, si te mudas el gobierno la asigna a otra familia.

5- Publicar cualquier cosa sin permiso del gobierno.

6- Poseer una computadora personal, un fax o una antena parabólica.

7- Acceso a Internet. La Internet está estrechamente controlada y vigilada por la seguridad del estado. Sólo el 1.7 % de la población tiene acceso a Internet.

8- Mandar a sus hijos a un colegio privado o religioso. Todas las escuelas son del estado comunista.

9- Practicar públicamente cualquier culto religioso. Los adultos pueden ser despedidos de sus trabajos; a los niños se les puede expulsar de la escuela.

10- Pertenecer a cualquier organización independiente de carácter nacional o internacional, con excepción de las gubernamentales (Partido Comunista, Unión de Jóvenes Comunistas, Comités de Defensa de la Revolución)

11- Ver o escuchar emisoras de radio y televisión privadas o independientes. Todos los medios de difusión son propiedad estatal y están dirigidos por el gobierno. Los cubanos escuchan o ven ilegalmente la Voz de las Américas, Radio y TV Martí.

12- Leer libros, revistas o periódicos, con excepción de aquellos aprobados/publicado s por el gobierno (todos los libros, revista o periódicos son publicados por el gobierno). No existe prensa independiente autorizada. Leer ‘1984’ o ‘Rebelión en la Granja ‘ de George Orwell es subversivo.

13-Recibir publicaciones del extranjero o de visitantes (punible con cárcel según la Ley 88).

14- Comunicarse libremente con periodistas extranjeros.

15- Visitar o quedarse en hoteles, restaurantes, playas, y complejos para turistas (de donde están excluidos los cubanos).

16- Aceptar regalos o donaciones de visitantes extranjeros.

17- Buscar empleo en compañías extranjeras establecidas en la isla sin la aprobación del gobierno.

18- Poseer negocios propios (propiedad privada), aunque algunos negocios muy pequeños han sido aprobados por el gobierno pero sometidos a impuestos y regulaciones asfixiantes.

19- Ganar más de la tarifa establecida por el gobierno para todos los empleos: 7-12 dólares al mes para la mayoría de los trabajos, 15-20 dólares al mes para los profesionales, como médicos y funcionarios del gobierno.

20- Vender cualquier pertenencia personal, servicios, productos alimenticios preparados en casa o artesanía casera sin la aprobación del gobierno.

21- Pescar en las costas o subirse a un bote sin permiso del gobierno.

22- Pertenecer a un sindicato independiente (sólo hay uno: el gobierno controla los sindicatos y ningún contrato, individual ni colectivo está permitido; tampoco huelgas o protestas).

23- Organizar cualquier equipo deportivo, actividades deportivas y actuaciones artísticas sin permiso del gobierno.

24- Reclamar cualquier premio monetario, o tratar de actuar en el extranjero.

25- Escoger un médico o un hospital. Todos los asigna el gobierno.

26- Buscar ayuda médica fuera de Cuba.

27- Contratar a un abogado, a no ser que esté aprobado por el gobierno.


Mandan de Cuba a médicos de dudosa calificación profesional, que aunque tengan buena voluntad no están a la altura tecnológica de los médicos venezolanos. Por la gráfica entendemos que no pueden estarlo, por las deplorables condiciones hospitalarias en las que trabajan. Esta es la sala de emergencias de un hospital de La Habana, donde hay poster del Ché pero no camillas ni equipos adecuad

28- Negarse a participar en manifestaciones o demostraciones masivas organizadas por el Partido Comunista. La negativa a participar en concentraciones como las del 1 de mayo o del 26 de julio, implica el ser marcado como desafecto al régimen y quedar expuesto a las consecuencias que se derivan.

29- Negarse a participar en el trabajo ‘voluntario’ para adultos y niños.

30- Negarse a votar en elecciones con un partido único y candidatos nominados por el gobierno. Fidel Castro no era ‘elegido’ por voto directo. Su nombre o el de su hermano Raúl nunca aparecen en las boletas.

31- Aspirar a un cargo público a no ser aquellos escogidos a dedo por el Partido Comunista.

32- Criticar o simplemente cuestionar las leyes represivas del régimen, o cualquier comentario o decisión de dirigentes o del máximo líder.

33- Transportar productos alimenticios para consumo personal o familiar de una provincia a otra. Las maletas de los viajeros son continuamente revisadas por la policía en los trenes, buses, carros particulares, bicicletas y cualquier medio de transporte, en busca de viandas, azúcar, café o carne, entre otros, productos que son confiscados y sus portadores procesados judicialmente por tal ‘delito’.

34- Matar una vaca. Los campesinos propietarios de ganado vacuno no pueden sacrificar sus propias reses para consumo y mucho menos para vender la carne. Este delito grave se sanciona con cinco años de cárcel.

35- Comprar o vender inmuebles y terrenos. Los ‘propietarios’ de las casas no pueden venderlas y únicamente las permutan, es decir, las cambian, (entre casas similares) con muchas regulaciones. Aunque menos del 6% de las tierras agrícolas quedan en manos de campesinos (el resto fue expropiada en la primera década de la revolución) los ‘propietarios’ tampoco pueden vender sus terrenos.

36- Importar al país los siguientes equipos eléctricos: neveras, aires acondicionados, cocinas y hornillas, incluyendo resistencias; hornos y microondas, calentadores de agua, duchas, freidoras, planchas y tostadoras de pan, a menos que se cuente con el permiso del gobierno.

37- Regresar a vivir al país después de haber emigrado. Los que deciden visitar a sus familiares en Cuba necesitan visa-permiso para volver a la tierra que los vio nacer y deberán obtener un pasaporte cubano (aunque ya tengan otra nacionalidad oficialmente reconocida). El proceso cuesta más de 450 dólares, sin incluir pasajes y otros gastos. Cuando el permiso de entrada es denegado, el dinero queda en manos del gobierno cubano.

38- Visitar fuera de Cuba a un ‘desertor’ miembro de la familia. Cuando un cubano ‘deserta’ en el exterior en trabajos que el gobierno considera ‘misiones oficiales’ (deporte, ciencia, arte, etc.) los familiares deberán esperar al menos cinco años hasta que el gobierno decida si pueden viajar. Los padres, hijos o hermanos no podrán visitar a su ser querido aunque cuenten con visa y pasaje del país en que reside su familiar ‘desertor’.

39- Conservar las propiedades cuando alguien emigra o es capturado en el intento. Cuando un cubano recibe el permiso de salida, su balsa es interceptada en altamar o es repatriado, usualmente sus ‘propiedades’ (casa, televisor, muebles, ropa) son confiscadas. En caso de los repatriados o interceptados en el mar, también se verán imposibilitados de volver a trabajar, perderán la libreta de racionamiento (medio por el que obtienen derecho a pagar una paupérrima porción de los alimentos que necesitan), enfrentarán actos de repudio y/o penas judiciales.

40- Escoger libremente la carrera que se desea estudiar. Un graduado del 12mo grado, independientemente de su índices académicos y la disponibilidad de plazas, no puede seleccionar la carrera que prefiere estudiar. En el proceso de selección para las universidades (todas en manos del estado comunista) privan factores ideológicos asociados al grado de incondicionalidad de los jóvenes y a las ‘necesidades de la revolución’ en ese momento.

41- Invitar a un extranjero a pasar una noche en su casa. Si los vigilantes CDR (Comités de Defensa de la Revolución, es decir, espías de sus vecinos) advierten y denuncian que un extranjero esta pernoctando en la casa de un cubano, se inicia investigaciones que generalmente terminan en multas o en el caso de los reincidentes, en la expropiación de la vivienda.

42- Negarse a participar en las Milicias de Tropas Territoriales, CDRs, Brigadas de Respuesta Rápida y cualquier organización represiva del régimen. La negativa es interpretada como una clara muestra de desafecto revolucionario y conlleva castigo.

43- Comprar leche en establecimientos regulados (bodegas) para niños mayores de siete años. Sólo los niños hasta siete años pueden en Cuba a recibir el derecho a pagar una cuota de leche, a partir de esa edad la venta de leche se elimina y sus padres sólo podrán adquirir la leche en el mercado negro, lo que implica una clara violación de la ley.

44- Vivir en libertad y con derechos humanos, expresar libremente su opinión.

45- Decir íABAJO FIDEL… O MUERA FIDEL!”

Pregunto a quienes todavía apoyan a esta inepta revolución imitadora del régimen castrocomunista: ¿ este es el país donde quieren que vivan sus hijos?

charito@movistar. net

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: