Carta de Gustavo Azócar a minutos de asistir al tribunal

¿Cuál justicia le ofrece usted a Venezuela, Sr. Chávez?

Hoy es miercoles, 28 de octubre de 2009. A las 8 y 30 minutos de esta mañana, seré trasladado nuevamente a los tribunales. Es la tercera vez que seré trasladado desde que la Comisión Judicial del TSJ decidió suspender a la juez Fanny Becerra, acabando con el juicio, y violando todos mis derechos constitucionales. Eso fue el 1 de septiembre de 2009, justo cuando sólo faltaba un testigo y una audiencia para que terminara el juicio y entráramos a la fase de sentencia y yo recuperara mi libertad.

Mañana jueves 29 cumpliré exactamente 3 meses recluido en una celda del Centro Penitenciario de Occidente, sin haber cometido delito alguno.

Quiero aclarar que, si bien es cierto he sido acusado de haber cometido presuntamente tres delitos (lucro ilegal en actos de la administración pública, estafa, y falsedad de documento privado), estoy detenido ilegalmente desde hace 92 días por haber reproducido en mi pagina web (www.gustavoazocar.com) dos (2) informaciones que habían sido publicadas una semana antes en los diarios Católico y Los Andes. Vale decir, que estoy preso no porque me hayan demostrado la comisión de un hecho irregular, sino por haber hecho uso de la internet y de mi derecho a la libertad de expresión. Como dato adicional, recordemos que el juicio que se me estaba haciendo desde el 11 de mayo de 2009 ( y que fue suspendido y anulado de manera ilegal, violando mis derechos constitucionales) era “oral y publico”, es decir, no habia nada “secreto”, por lo que nadie entiende como pudieron llevarme a la carcel por reproducir informacion en la web de algo que era “oral y publico”.

Les voy a dar un dato interesante: desde que ingresé al CPO, el 29 de julio de este año, muchas otras personas han logrado recuperar su libertad gracias a medidas cautelares otorgadas por los tribunales. En los últimos 90 días, según las propias estadísticas que se llevan aquí en el CPO, han salido en libertad, con medidas cautelares otorgadas por los tribunales, más de 250 personas.

Han sido dejadas en libertad condicional gracias a las medidas cautelares otorgadas por los tribunales, presuntos atracadores; presuntos violadores; presuntos asesinos y presuntos traficantes de drogas.

Lo primero que debo decir es que siento una gran alegría, cada día, cuando a las 6 de la tarde, el coordinador de los traslados aquí en el CPO, o el jefe de los custodios, nos informa que fulano, mengano y zutano, se irán a la calle gracias a una cautelar otorgada por un tribunal.

Siento alegría cuando veo aquellas caras de felicidad, aquellas sonrisas en los rostros de quienes se irán a la calle a enfrentar un juicio en libertad, tal como lo establece la constitución. Aclaro: no siento envidia. Hace anos que estoy curado contra ese mal. Lo que siento es alegría por unos seres humanos a quienes se les ha concedido no una dádiva, no un regalo, no una limosna, sino un derecho constitucional que los asiste y que debe ser acatado por las autoridades competentes: el derecho a ser juzgado en libertad.

Cuando veo a esas personas salir del penal, como a las diez de la noche de todos los días (las libertades casi siempre se producen en la noche debido a los engorrosos tramites y al papeleo) me pregunto: por que unos si, y otros no? Por que hay venezolanos a los que se le respetan sus derechos y a otros no? Tiene mas derecho un presunto atracador de bancos que un periodista? Tiene mas derechos un presunto violador que un periodista? Tiene mas derechos un presunto traficante de drogas que un periodista? No deberíamos tener todos los mismos derechos?

¿Por qué le otorgan el derecho de ser juzgado en libertad a todos los presuntos delincuentes que van a los tribunales diariamente y solo se lo niegan a este periodista?

¿Dónde esta mi derecho a ser juzgado en libertad? ¿Dónde esta la presunción de inocencia?

¿Por qué le conceden el derecho a ser juzgado en libertad a otros internos y se lo niegan a este periodista? ¿Qué es lo que realmente quieren hacer conmigo? ¿Juzgarme y condenarme? ¿O mantenerme callado y alejado de los medios para que no pueda seguir ejerciendo el periodismo critico, el periodismo de denuncia que vengo ejerciendo desde hace 25 anos y que tanta roncha le produce al oficialismo?

La constitución de la República Bolivariana de Venezuela dice textualmente: todos los venezolanos son iguales ante la ley. Esa misma constitución dice que todos los venezolanos, léase bien, “todos” los venezolanos tenemos derecho a que se nos considere inocentes hasta tanto se demuestre lo contrario y a ser juzgados en libertad.

Vuelvo a preguntar entonces: ¿por qué unos si y otros no? ¿Por qué hay medidas cautelares para unos y para otros no? ¿Por qué hay juicio en libertad para unos y para otros no?

¿Cuál es la justicia que le ofrece usted a los venezolanos, Sr Chávez?

Sta Ana, 28 de octubre de 2009.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: