Nota a Micheletti

Laureano Márquez
TalCual / ND

Septiembre 25, 2009

El otro día, encontrábase el suscrito escuchando la radio, o lo que va quedando de ella, concretamente el programa de la profesora Marta Colomina, que esa mañana hablaba bajo la forma de Vladimir Villegas, cuando oigo a uno de los invitados, de convicciones profundamente oficialistas, afirmar que Micheletti, el presidente de facto-constitucional de Honduras era un dictador y ofrecía como muestra de hasta dónde llegaba este hombre en su afán tiranizador dos hechos incontestables: la represión con gases lacrimógenos de manifestantes afectos al presidente c o n s t i t u c i o n a l – d e – f a c t o , Manuel Zelaya, y el cierre de una planta televisiva en la cual se manifestaban conceptos contrarios a los puntos de vista del gobierno hondureño.

En ese momento sentí que entre los venezolanos hay muchos más acuerdos que discrepancias, porque a mí la posición de este camarada me pareció absolutamente razonable.

Efectivamente dos rasgos distintivos de las dictaduras latinoamericanas han sido, por una parte, la represión de la protesta popular y, por la otra, el cierre de medios de comunicación y el encarcelamiento de opositores para evitar la libre manifestación de la disidencia. Y eso es precisamente lo que está haciendo el gobernante hondureño. Así que por este medio me permito hacerle un llamado…

Micheletti: No debes reprimir manifestaciones pacíficas con gases lacrimógenos, ni con violencia. Te equivocas si crees que así vas a acallar la indignación de la gente.

Soldados que acompañan a Micheletti: Recuerden que toda violación de los derechos humanos que hagan allá en Honduras será sancionada conforme al Estatuto de Roma y uno de los nombres que se le da a Roma es el de “ciudad eterna”, es decir, que la ciudad no prescribe. Por otro lado no podrán argumentar en su defensa que obedecían órdenes del Jefe del Estado, porque eso no atenúa la violación. Soldados hondureños: No es un cuento, algún día Micheletti se irá del poder y ese día ustedes quedarán solos ante el juicio de la historia y ante el otro.

Sr Micheletti: Si cree usted que cerrando plantas de televisión va a lograr que la gente no piense, no tenga criterio y en general no disienta, se equivoca. Los medios de comunicación libres son uno de los más claros signos de la existencia de pluralidad democrática en un país. Cada vez que usted persigue medios y cierra emisoras de radio, la imagen que proyecta es la de un tirano que quiere silenciar la disidencia. No encarcele a los estudiantes por protestar, señor Micheletti, porque eso, más temprano que tarde, se volverá en su contra. Negocie, señor Presidente, dialogue, que ningún gobierno puede vivir en enfrentamiento permanente.

Bueno, era eso, en nombre de mi compatriota chavista y en el mío propio.

Gracias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: