Democracia puta

Editorial diario ABC de Paraguay de Octubre del 2007 Hoy más vigente que nunca.

http://www.abc.com.py/2007-10-07/articulos/362959/democracia-puta

En estos días actuales las democracias latinoamericanas pasan por una dura prueba, pues con los mismos mecanismos de competencia electoral libre y plural algunos líderes izquierdistas que ganan elecciones se hacen del poder legítimo y desde el día siguiente de su triunfo comienzan a ejecutar sus proyectos de acabar con el sistema político mediante los cuales accedieron su mando. La eliminación de las normas que limitan el período presidencial es su primera meta a conquistar.

Tienen la intención de eternizarse en el poder y, con ello, reventar la democracia entendida como la rotación permanente de proyectos políticos y de personas. Pretenden excluir para siempre a todo el que no esté adherido a su partido. Construyen dictaduras con fórmulas “democráticas” y, cuando se sienten fuertes y disponen de los medios, inician el segundo plan: la exportación de su “revolución”.

Internamente, su primera víctima son las Fuerzas Armadas, de la cual se excluye a todo militar que no merezca la completa confianza del nuevo único líder. Una purga general despoja a las Fuerzas Armadas de los jefes y oficiales institucionalistas, dejándola a cargo de “los leales”. Después arremete contra el Poder Judicial, realizando las mismas tareas depuratorias para luego, ya con los principales resortes controlados, iniciar el proceso de desmantelamiento de la prensa no alineada y la supresión progresiva de la libertad de expresión.

El resultado final de este procedimiento es la anulación completa, si no la supresión definitiva de toda idea, doctrina, orientación partidaria o movimiento contrario a la ideología oficial de la nueva dictadura. Sucumbe la libertad en todas sus formas tradicionales y lo que resta es un pueblo indefenso sometido a sus nuevas cadenas. Se confía en que el transcurso del tiempo borrará pronto el recuerdo de la democracia anterior y el beneficio del goce de sus libertades y, entonces, un pueblo atontado, obligado a trabajar para sobrevivir y para alimentar al Partido, a reprimir sus dudas, inquietudes y oposiciones, acabará convertido en un dócil rebaño de borregos, como bien recordamos los paraguayos que vivimos la era stronista.

Este es el proceso en marcha que vemos actualmente en el panorama político de Venezuela, Bolivia y Ecuador. En particular y más claramente en la primera, donde Hugo Chávez, con ya una década de gobierno, se apresta a dar el golpe final haciéndose coronar gobernante vitalicio imponiendo en el país una nefasta dictadura de corte marxista al estilo del que triunfara y se impusiera en Rusia en 1917, desconociendo el triste final que esos sangrientos regímenes tuvieron después de seis décadas de explotar y oprimir a sus pueblos, asesinar a sus adversarios y poner en grave riesgo la paz mundial.

Hugo Chávez, un dinosaurio que surgió de las cavernas más oscuras de la historia, está a punto de convertirse en amo y señor definitivo de la suerte de su pueblo y de los cuantiosos recursos económicos de su país, excluyéndose de toda competencia real y suprimiendo todo obstáculo que pueda interponerse entre él y su proyecto de vitaliciado. Tiene, además, el dinero necesario para comprar voluntades y pagar el precio de “lealtades”, dentro y fuera de su país.

Chávez es un dictador, pero UN DICTADOR MUY RICO; dispone hoy del poder absoluto de hacer con el dinero producido por el petróleo lo que se le antoje; ya no tiene encima ninguna contraloría, nadie a quien deba rendir cuentas. Con su gruesa petrobilletera recorre ahora América Latina y financia partidos, movimientos, organizaciones sociales y campañas electorales. Lo que no puede comprar, lo alquila o neutraliza. Al gobierno argentino le compra bonos del tesoro de Kirchner que nadie quiere y así puede exhibir sus sonrisas de complicidad, aplausos y abrazos, pasear libremente por ese país pronunciando encendidos discursos llamando a la “revolución popular” y haciendo otros teatros para exportar su dictadura.

Entre los cuales figura en lugar prioritario su desesperada intención de introducirse en el Mercosur para, una vez dentro de él, agilizar su intervencionismo en la política interna de los países miembros, con los cuales ya no tiene ninguna afinidad, porque mal que bien, en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay continúan rigiendo principios básicos del estado de derecho, del régimen democrático y de libertades públicas. Chávez va a pagar en efectivo por su ingreso y tiene billetes a patadas. Quiere comprarles a Brasil y Argentina lo más barato posible la legitimidad internacional que su pertenencia del Mercosur cree le va a proporcionar.

La pregunta que continuaremos formulando una y otra vez es ¿para qué sirve el Protocolo de Ushuaia que pretendió establecer un compromiso para todos sus estados miembros de conservar intactas las instituciones democráticas? En este documento Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay declaran que “La plena vigencia de las instituciones democráticas es esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Partes del presente Protocolo” (Art. 1) y se comprometen formalmente a que “toda ruptura del orden democrático en uno de los Estados Partes del presente Protocolo dará lugar a la aplicación de los procedimientos previstos en los artículos siguientes” (Art. 3).

¿Van a admitir a Venezuela, cuyo dictador por anticipado ya se excluyó de dichas cláusulas? ¿O lo van a admitir primero para luego aplicarle la “Cláusula Democrática”? El absurdo y el ridículo rodean a esta intención de prostituir al Mercosur, pero está en marcha y solamente los parlamentarios brasileños y paraguayos tienen en sus manos la posibilidad de impedir esta vergonzosa deserción de los principios fundamentales declarados en nuestras cartas fundamentales y tratados de integración.

A los gobernantes actuales de nuestros países, que tanto cacarean su apego a la democracia y a las libertades fundamentales, y que ciertamente gracias a ellas alcanzaron el poder, ahora les tiemblan las rodillas y se les afilan los dientes a la vista de la deslumbrante petrobilletera abierta de un rústico dictador inescrupuloso, dispuesto a todo, incluyendo el soborno de los “demócratas”.

Si nuestros presidentes del Mercosur, aun sabiendo cuál es su obligación histórica con la defensa de los principios y valores políticos que iluminan nuestros pueblos, son capaces de venderse o de liarse en una relación adúltera con un dictador megalómano surgido de las catacumbas de un pasado siniestro, tendremos que convenir que nuestras democracias se venden como auténticas putas. No cabe ya una calificación más dura para describirlas.

5 Comments to “Democracia puta”

  1. DEmocracia Puta . Editorial del diario ABC de Paraguay

  2. LO FELICITO POR SU ARTICULO.
    HUGO ES LO PEOR QUE HA TENIDO VENEZUELA Y SU INFLUENCIA TAN NEGATIVA EN MUCHOS PAISES DEL MUNDO ES LO PEOR QUE EL SIDA, COLERA, DENGUE HEMORRAGICO.
    MEL Y LA RESISTENCIA EN HONDURAS SON LO PEOR QUE HA TENIDO HONDURAS.
    DEBERIAMOS MANDAR A TODAS ESTAS PERSONAS DAÑINAS A SUS PROPIOS PAISES
    Y AL MUNDO.
    QUE SON SIN VALORES, LOCOS, ENFERMOS A ALASKA O A UN PLANETA MUY LEJANO. Y QUE NUNCA VUELVAN.
    QUE CONSTE QUE CON SUS FAMILIAS Y SEGUIDORES.
    PARA QUE SUS MALAS RAICES SE PUDRAN Y NO VUELVAN A VIVIR.

  3. SOY HONDUREÑO, ESTAMOS CANSADOS DE TANTA MENTIRA DE LOS POLITICOS COMO CHAVEZ QUE ES UN HOMBRE ??????????. Y COMO HA ENGAÑADO A TANTA GENTE .
    NUESTRO EX MANUEL ZELAYA Y LA RESISTENCIA, SON GENTE DE LA MISMA CALAÑA DE CHAVEZ.
    DEBERIAMOS TODOS LOS LATINOS Y RESTO DEL MUNDO MANDARLOS A UN PLANETA MUY LEJANO Y QUE NO VUELVAN NUNCA.
    NO HAY QUE TENERLES MIEDO A TOMAR DESICIONES FUERTES CONTRA ESOS LOCOS.
    YA QUE ESTAMOS SALVANDO AL MUNDO DE SEMEJANTES BESTIAS.

  4. FELICITO POR SU ARTICULO, LAS IDEAS DE CHAVEZ SON LO PEOR QUE HEMOS TENIDO LOS LATINOS.
    NUNCA NOS IMAGINAMOS TENER UNOS PRESIDENTE LOCOS, DESHUMANIZADOS, INMORALES, CORRUPTOS Y QUE TODAVIA COMPRAN A GENTE IMPORTANTE PARA QUE LOS APOYEN.

  5. Mi afan no es entrar en polémica, cada pueblo, cada país defiende su sistema y su escencia.
    En Ecuador podemos decir que prima la democracia y que la libertad de expresión tiene su espacio. Opositores o adherentes del gobierno, convivimos sin condiciones.
    Tenemos una ley que nos posibilita en el dicenso, solicitar la revocatoria del mandato de cualquiera de los funcionarios públicos elegidos por votación popular.
    Para expresarnos a favor o en contra de una tesis, no necesitamos hacerlo con odio.
    Mientras la ética y los principios sean la base de nuestra convivencia, seguiremos honrando la democracia participativa. Bienvenidas las opiniones de propios y foráneos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: