¡No es traidor, es traedor!

Por Juan Carlos Branger Núñez.

Me permito corregirle presidente, no es traidor, es ¡traedor! Me siento comprometido a responder a este asunto de ser traidores por vivir en Carabobo, no porque tenga importancia la babosada dictatorialucha de un pensamiento absolutista, no. Quiero corregir el término por el orgullo que siento de ser Carabobeño, aún y cuando mi madre dio a luz en Caracas. Tengo 32 años viviendo en esta tierra pujante que se conformó en la Ciudad Industrial de Venezuela gracias a un grupo de hombres visionarios, responsables y con alto sentido de la importancia del desarrollo social ‘en democracia’. Entre estos ilustres caballeros forjadores de futuro se encuentra Don Luis Núñez Pérez, fundador de la Zona Industrial de Valencia, como lo ha denominado en más de una ocasión la misma Cámara de Industriales del Estado, donde existe un salón con su nombre en honor a tan insigne carabobeño. Muchos conocen la historia de los logros de Don Luis, como lo llamaban con una mezcla impecable de respeto y cariño. Muchos saben de sus hazañas para lograr crear la Zona Industrial, la Cámara de Comercio, la Cámara de Industriales, FUNVAL, la Revista Valencia Económica, entre tantas otras cosas que logró como concejal de Valencia y empresario. Todo esto con un sexto grado de educación pero con una visión de futuro extraordinaria , una fe inquebrantable y un corazón de león. Con orgullo puedo decir que somos tierra de ¡TRAEDORES! Traedores de esperanza, traedores de futuro, traedores de sueños y logros. Mi abuelo, Don Luis, sí, mí abuelo materno, fue uno de los tantos hombres TRAEDORES de progreso a esta tierra pujante y hermosa. Que orgullo poder descender de un linaje de TRAEDORES como mis antepasados (tanto Núñez, como Don Luis, como Branger, de los telares, los bomberos, la avenida, el tren, entre otras tantas cosas que trajeron al estado). Somos traedores de paz, de salud, de prosperidad, de lealtad a la Patria de Bolívar. Tierra de libertadores, de batallas, de expansión. Me encanta ser parte de la historia de un Estado lleno de historias positivas y de gente que como yo, trae luz todos los días a nuestros municipios, con su trabajo, su decencia, su amor por lo nuestro. TRAIDOR es aquel que regala lo que tanto trabajo nos cuesta. Traidor es aquel que permite que la bandera sea pintada de colores extranjeros. Traidor es aquel que pretende salvar a otras naciones y deja morir a su propio pueblo. Traidor es aquel que jura en falso el nombre de Dios cuando promete un futuro que jamás llegará. O es que, ¿diez años no han sido suficiente prueba? Señor presi demente (y no es un error ortográfico), Ud. no solo es un traidor sino un cobarde. En diez años jamás se ha responsabilizado del desastre de País que hoy tenemos. Siempre busca la culpa afuera, conducta por demás comprobada y conceptualizada por la psicología como ‘proyección’. Ud. proyecta en los demás todo lo que Ud. lleva por dentro y para colmo de males, le importa un pepino. ¿Bajo la presidencia de quien vivimos lo que hoy vivimos pues? ¿Entonces? Más traidor será UD. Por lo tanto, la palabra correcta para todos los Carabobeños esTRAEDOR. Gracias a Dios por el libre albedrío: Ud. mi querido (a) lector (a) decidirá ser TRAIDOR o TRAEDOR. Yo, con orgullo, decido ser un ¡GRAN TRAEDOR!

Publicado por Dr.Juan C. Branger para REVOLUCIÓN SIN R el 06/10/2008

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: