Venenasa

Publicado en: ‘Editoriales TalCual‘ | Viernes, Mayo 2, 2008

Ahora que hemos entrado en competencia con Holywood financiando a Danny Glover y estamos a punto de colocar en órbita un satélite chino con el nombre del Libertador (de Venezuela), creo que el siguiente paso en este camino de guerra asimétrica en contra del Imperio debe ser la creación de una agencia espacial venezolana, que podría llevar por nombre Venenasa, la Nasa venezolana, aprovechando el billete gordo que nos entra para comprar equipos espaciales en vez de Hummers.

Cabo Codera puede ser nuestro Cabo Cañaveral y nuestro primer trasbordador espacial, emulando al Columbia Yankee, podría llamarse –en honor a una de las festejadas ocurrencias de Aristóbulo– el Trasbordador Con-lumpia.

Desde la tierra, nuestros cosmonautas recibirían las coordenadas de vuelo a la manera como se dan las direcciones en Caracas: “Agarren como quien va pa’ Marte.

Pasando el lado oscuro de una de las lunas de Marte, van a encontrar una entradita a mano derecha, esa no, la siguiente, la que tiene un meteorito en la entrada….tomen ese rumbo… y mosca porque por ahí los marcianos atracan”.

El trasbordador criollo seguramente sería de segunda mano y al entrar en órbita en el espacio exterior, constituiría el único espacio venezolano en el que podría notarse la ausencia de gravedad. Los acoplamientos con estaciones espaciales siempre estarían acompañados de juegos de palabras con doble sentido. Casi se imagina la conversación entre nuestros paisanos en el espacio: Teniente… ¿Desde cuándo no tiene usted un acoplamiento? Uuufff…Desde que salimos de Venezuela, comandante…

Así como los rusos tienen la estación espacial MIR, los venezolanos podríamos diseñar la estación espacial PSUV y todo aquel candidato que tenga intenciones de lanzarse a una candidatura, antes de que el Primer Dedo lo señale, podría ser enviado a una misión al espacio, en una especie de aleccionadora cuarentena. Comenzaríamos a ver flotando en el cosmos, en vez del enigmático monolito de 2001:Odisea del espacio, vallas con las fotografías del Presidente alabando la eficiencia de su gestión (cosa mucho más enigmática que el monolito). Montaríamos refinerías en Marte y con la Misión Luna adentro, examinar el satélite de la tierra en busca de vida.

En fin, la conquista del espacio seguramente será pronto una realidad. Nuestro gobierno se expande sin límites en el universo, como el big bang y, como este, sólo quizá cuando ya no tenga fuerzas para esparcirse más, comenzará a registrar la atracción de la infinita gravedad de su centro sobre todos los componentes dispersos.

Quizá por eso, en la Venezuela actual, la relatividad es la norma. Razón tenía Einstein cuando decía: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”. Adelante con la conquista, la fuerza está contigo…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: