“rendición total de cuentas”

De ser elegido presidente, Barack Obama hablará con “toda” América Latina, aunque pedirá a Venezuela cuentas por su relación con las FARC y prevé que la relación con Cuba avance en “pequeños pasos”, según dijo en entrevista con Efe.

En referencia a Caracas, mencionó que buscará, antes de cualquier discusión diplomática seria, una “rendición total de cuentas” de la relación que mantiene el Gobierno de Chávez con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que, comentó, “ha sido muy perjudicial para la región”.

“Tendremos que dar toda una serie de pasos, obviamente, antes de tener ninguna conversación diplomática seria“, indicó el senador en su primera entrevista con un medio escrito en español.

Recalcó, de todos modos, su convicción de que es necesario que Estados Unidos vuelva a involucrarse en una “diplomacia enérgica” con la comunidad internacional.

Obama señaló, en julio del año pasado, que estaba dispuesto a reunirse “sin condiciones” no sólo con el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el líder cubano Raúl Castro, sino con otros jefes de Estado más polémicos, como el iraní Mahmoud Ahmadinejad.

Esas declaraciones han sido objeto de polémica en EE.UU., cuya línea oficial se opone ahora a dialogar con esos “adversarios”.

Pero Obama aseguró, en su entrevista con Efe, que no seguirá los pasos de la actual Casa Blanca, que se ha caracterizado, dijo, por “juzgar a sus aliados en función de si respaldaron o no la agenda del (presidente George W.) Bush”.

Aun así, tanto el senador como su campaña han matizado últimamente la controvertida promesa de reunión “sin condiciones”, al insistir en que los encuentros con los líderes más polémicos irán precedidos de “preparativos”.

El término equivale, en el lenguaje diplomático, a las conversaciones entre funcionarios de segundo rango para determinar si hay motivos para que los líderes de los países se reúnan.

El senador por Illinois confirmó que esa será la pauta que guíe el acercamiento con La Habana y Caracas, y dijo esperar que las dos partes en la mesa de negociaciones den pasos para estrechar vínculos.

Apuntó que, en el caso de Cuba, el primer paso que daría su Gobierno para mostrar su “buena fe” sería la relajación de las restricciones que afrontan los cubanos que viven en Estados Unidos para enviar dinero o visitar a sus familiares en la isla.

Vía Efe

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: