Apretón de manos entre Correa, Uribe y Chávez

Solventado impasse Ecuador-Colombia-Venezuela

Noticiero Digital (07/03/08- ).-Los presidente Álvaro Uribe y Rafael Correa se dieron la mano solventando así el impasse originado por el operativo militar colombiano y que dio muerte a Raúl Reyes.

Correa le manifestó a su homólogo colombiano Álvaro Uribe, después de largas horas de discusión durante la Cumbre del Grupo de Río, que en aras de mantener la transparencia de sus gobiernos, le entregaba “los papeles para que la oposición jurídica y la justicia del país investigaran los hechos”. Con eso, Correa expresó como país, que quedaba superado el gravísimo incidente que tanto daño ha hecho”.

Tras esas palabras, Uribe se levantó y fue hasta donde Correa donde se dieron un apretón de manos para saldar el impasse. Uribe hizo lo propio con los presidentes Hugo Chávez, Daniel Ortega, Cristina Kirchner y todos aquellos que se encontraban en la sala. Correa le recordó a Uribe el compromiso de no agredir a un país hermano.

Vídeo Extendido (cortesía del forista Plasmatico)

El Presidente de Ecuador, le agradeció al Presidente de República Dominicana por su hospitalidad y por haber mediado durante este conflicto y a las partes por su apoyo para llegar a un acuerdo. Saludo el gesto de Uribe con la “dignidad del pueblo ecuatoriano”, quien calificó de “víctima del conflicto”. “Yo no quiero tener a las FARC en nuestra frontera”.

No se denunciará a Chávez y se pasa la secretaría pre tempore del grupo a México

La ocasión fue propicia para que se atendiera la petición del presidente Hugo Chávez de que se retirara la intención de denunciarlo ante la Corte Penal Internacional, acción que sería emprendida por su homólogo Álvaro Uribe.

Por otra parte, el Presidente de Republica Dominicana, Leonel Fernández, al terminar la sesión, le hizo entrega al mandatario mexicano, Felipe Calderón de la secretaría pro tempore del Grupo de Río. Calderón agradeció la hospitalidad de Santo Domingo y el liderazgo mostrado durante esta cumbre con respecto al conflicto protagónico entre Ecuador y Colombia.

“El Grupo de Río es el mejor foro para el consenso, para la paz y el debate mundial sobre los problemas de la humanidad”, manifestó.

El mandatario mexicano, Felipe Claderón, hizo énfasis en un programa que ha formulado para llevar la futura cumbre. “Si me lo permiten he elaborado diversos puntos para enfocar nuestra labor: lo primordial es mantener el diálogo, segundo, consolidar nuestro papel con otros actores de la comunicad internacional y que estos participen en debates; fortalecer diálogos en foros internacionales; dar impulso político en los temas de interés regional e impulsar la política en temas de interés regional”.

Calderón recalcó que espera que dichos acuerdos fortalezcan a la región. En cuanto al conflicto entre Ecuador y Colombia ratificó las normas entre la convivencia pacífica de las naciones e indicó que en las futuras sesiones se hagan consultas con los jefes de Estado para una reunión de energía, medio ambiente y desastres naturales.

“México sabe que la Cumbre del Grupo de Río a pasado por momentos difíciles y ahora vive una dura prueba (…) Mi gobierno asume con convicción que la Cumbre sea la base de una asamblea de pueblos latinoamericanos (…) una base de una verdadera Latinoamérica unida. Pido asumamos todos ese objetivo”, dijo.

El Presidente mexicano dijo que el reto de la Cumbre del Grupo de Río debe estar por encima de las discrepancias para poder crear una Latinoamérica prospera (…) “Hoy luego que los Presidentes se dieron la mano, queda demostrado que hay Grupo de Río y que América Latina tiene futuro”.

Más tarde, el presidente Chávez reconoció la importancia de lo ocurrido durante la Cumbre del Grupo de Río, por cuanto “las aguas vuelven a su cauce” y el único derrotado fue el Imperio norteamericano, quien “quiere que peleemos”. Además, afirmó que es necesario buscar los caminos de la paz y de la integración.

Primeras intervenciones

El presidente Álvaro Uribe insistió en reconocer la incursión de sus efectivos militares en territorio ecuatoriano en el operativo que dio muerte a Raúl Reyes. Sin embrago, Uribe señaló que la cooperación entre las naciones del continente es importante para que este tipo de actos no tengan necesidad de llevarse a cabo.

Durante su larga intervención en la Cumbre de Rio, el primer mandatario colombiano aseguró que esta era la sexta operación militar contra Reyes y que no se le avisó al gobierno ecuatoriano pues las 5 acciones anteriores fracasaron, justamente, por dar el parte del mismo. Aprovechó este momento para señalar que desde el territorio ecuatoriano se han dado 40 ataques de las FARC hacia suelo neogranadino.

Uribe reconoció públicamente la incursión de sus militares y pidió que se establezca un mecanismo diplomático para que Colombia exprese sus disculpas por el hecho. Sin embargo, insistió en que se reconociera que el principio de soberanía de los territorios no debe estar por encima de la seguridad de una nación que lleva más de 50 años luchando con grupos irregulares.

Computador de Reyes revela más pruebas que acusan a Ecuador

El presidente Uribe se permitió leer varios de los documentos en el que se implica al gobierno de Ecuador de facilitar a las FARC su permanencia en suelo extranjero, así como de permitir que el grupo irregular pueda tener cierto apoyo político.

Entre las cosas que dijo, se recatan la supuesta vinculación y ayuda de los irregulares con la campaña de Rafael Correa, así como la vinculación de las FARC con la petición del gobierno andino de detener las fumigaciones para erradicar los sembradíos de coca. En este punto, se preguntó sobre su soberanía cuando dentro de esta petición, el gobierno ecuatoriano pedía que en 10 km dentro de Colombia se dejara de fumigar.

Uribe aseguró que todas estas pruebas se darán a su homólogo ecuatoriano, así como a los otros gobierno implicados en estos documentos y a la Corte Penal Internacional, para que se incien las averiguaciones pertinentes.

Operativo militar

El primer mandatario colombiano dio a conocer con detalle el operativo que dio muerte a Raúl Reyes. Aseguró que el mismo se dio desde territorio colombiano hacia Ecuador y que sus aviones pudieron ser detectados con facilidad por los radares ecuatorianos pues debieron volar a una altura considerable.

Aseguró que la llamada que hiciera a Correa quizás le permitió enterarse de lo sucedido pues no había presencia militar en ese país. Denunció que por orden del propio gobierno ecuatoriano, serían puestos presos los policías colombianos que estuvieran del otro lado de la frontera, por lo que tuvo que pedir la retirada inmediata de sus hombres.

Insistió en que no eran “arcángeles en pijamas” quienes cayeron muertos, sino guerrilleros con grandes prontuarios delictivos y de terror en Colombia.

¿Acuerdo clandestino?

El presidente Uribe se mostró preocupado ante las informaciones que señalan la incorporación de Ecuador en el acuerdo humanitario para la liberación de rehenes, pues nadie se lo había comunicado. Recordó que Ecuador incluso habría dicho que no haría nada sin en consentimiento de Colombia en estos casos.

Se preguntó entonces por qué se buscan acuerdos a espaldas de Colombia, al tiempo que recordó la supuesta campaña que el ministro ecuatoriano Gustavo Larrea habría iniciado durante el operativo de liberación fallido llevado a cabo en diciembre pasado.

Tras un receso pequeño por la ausencia del presidente Correa, Uribe aseguró que no respondería insultos y reitero su intención de colaborar para solventar el conflicto originado por sus acción militar.

Ecuador rechaza señalamientos y no le cree a Uribe

El presidente de Rafael Correa insistió en que es “injustificable” la operación en suelo ecuatoriano y catalogó de mentiras las palabras dichas por su homólogo colombiano, lo que provocó en cruce de palabra entre ambos.

Reiteró que se debe reconocer la violación de su territorio y crear el compromiso de que no vuelva a repetirse bajo ningún concepto.

Señaló Correa que nadie discute e sufrimiento del pueblo colombiano por este conflicto, pero que no se debe “caer en la trampa” al querer justificar una acción violatoria a las leyes internacionales. Aseguró que no puede responderle las acusaciones del presidente Uribe en memoria de los soldados y campesinos muertos por este conflicto que a su juicio pretenden llevar por toda la región.

Insistió en que creará una comisión de opositores a su gobierno para que investigue las pruebas que Uribe le entregará, pero adelantó que las mismas no tienen validez.

Chávez desmiente liberación de Ingrid Betancourt

Inició su discurso con el nuevo precio del petróleo, tema que a su juicio se debería estar discutiendo en vez del conflicto originado por Colombia. Recordó la conversación que tuviera la presidenta Cristina Kirchner, quien estuvo de visita en Caracas esta semana para la firma de acuerdos, por lo solicitó una reunión extraordinaria para tratar temas energéticos y alimentarios.

Señaló que esto es un problema de posiciones pues este tiempo es de acciones y reflexiones, pues todo esto pudiera parar en una vorágine, considerando que ese es el sentir del 99.9 por cuento de los presentes.

Hizo referencia a las acusaciones de las que ha sido objeto desde que salió de la cárcel, sobre todo aquellas que tienen que ver con el ataque a Cararabo, cuando el ex presidente Samper lo señalaba como el comandante de esa operación, y las disculpas posteriores pues creyó en pruebas que le habrían presentados, aquí el presidente Chávez bromeo diciendo que quizás esas pruebas salieron de algún computador. Habló de sus incursiones contra la guerrilla cuando era militar activo. Aseguró que antes, lo gobierno venezolano asumieron que ese conflicto también era venezolano.

Echó por tierra las acusaciones de financiar irregulares pues su gobierno solo financias proyectos del estado. Infamias que salen de una computadora y que nunca se ha visto en nuestro mundo, por lo que hizo un llamado a la reflexión y a no seguir con insultos que pueden originar una salida violenta.
Señaló que se quiere la paz en la región y que no ha tomado un fusil desde los hechos de abril. Es la guerra o la paz se preguntó e insistió que para su gobierno las FARC no son terroristas sino grupos insurgentes y ese es el tema de fondo.

El siglo 20 pasó y con ellos sus guerras, solo quedó Colombia con su guerra interna, y como sabemos cuál es el sufrimiento de ese pueblo queremos salvarlo. Pero lo de Ecuador demuestra que se ha desbordado. Le dijo a Uribe que no debe preocuparse pues no financia a los grupos aunque pudiera, pues quiere la paz y que debajo de todo está Estados Unidos. “Ni la guerrilla va a lograr tumbar al gobierno… y se lo he dicho a los jefes guerrilleros, entre ellos Raúl Reyes y hace poco con otro miembro del secretariado, incluso he oído el plan de guerra pero eso es inviable”.

Le pidió a Uribe que en la Guajira hablaron los tres (Uribe, Correa, y Chávez) y le señaló que sería bueno ayudar en el intercambio, en vista de que alguno de los secuestrados pudieran estar más cerca de Ecuador que de Venezuela. “No nos dejemos manipular que nos quisiera manipular, lo que quieren es ponernos a pelear”.

Reconoció que si bien se ha pedido disculpa, se está tratando de reivindicar un concepto de soberanía que ellos mismo inventaron, el derecho de combatir el terrorismo donde esté y eso es muy peligroso. Pidió que se revise una doctrina que puede originar una hecatombe y justo eso es lo que quiere Estados Unidos, quien solo está detrás del petróleo venezolano.

Anunció que este jueves llegaron ayer las pruebas de vida de 6 secuestrados, entre ellos el ecuatoriano cabo Moncayo, pruebas que fueron transmitidas durante su intervención, y desmintió que Ingrid Betancourt y otros secuestrados fuesen liberados en las pocas horas, tal y como lo señalarán medios colombianos citando al ministro ecuatoriano.

Presidente Fernández: Dejemos atrás rencillas del siglo XIX

El discurso de apertura de la XX Cumbre de Rio evocó las memorias de los próceres de las independencias de la región, Bolívar, Nariño y Santander, y para solicitar la unión del continente para afrontar los problemas.

Leonel Fernández, presidente de República Dominicana y encargado de las palabras iniciales, insistió en que se comprenden las desavenencias de las tres naciones en conflicto, Colombia, Ecuador y Venezuela, y las instó a que exaltarán los valores dejado por el Libertador y dejar atrás las rencillas del siglo 19, para poder solventar las dificultades.

Resaltó que este es el año en el que se debe conmemorar el centenario de los procesos de independencia de la región, y en este marco pidió exaltar las banderas de la paz. Resaltó que el Grupo de Rio se creó para consulta entre otras cosas, formas para la fraternidad y establecimiento de la paz en la región.

Lo dicho por otro Gobierno

México: Ambas países son valerosos

El presidente de México, Felipe Calderón, felicitó a ambas naciones por su valor al llegar a la cumbre y manifestar sus divergencias para buscar una solución. Señaló que además de la violación a la soberanía, hay otros agravios que deben solventarse y a que a su juicio, han causado más daño y lastima más las relaciones.

Insistió en dejar atrás la espiral de agravios para poder solventar la crisis. Tuvo palabras hacia las propuestas dadas a conocer por Correa, las cuales tomó como una vía para llegar a un acuerdo.

Brasil: Tristeza por tensión

El Canciller de Brasil, Celso Amorim, en representación del presidente de ese país, Luis Inácio Lula Da Silva, comentó la “gran tristeza” que sienten al ver la tensión entre dos países amigos. Igualmente, expresó que es condenable lo que hizo Colombia al incursionar en el territorio ecuatoriano, pero que se debe encontrar “un camino que nos lleve a la paz”.

El Canciller dejó claro que éste es un problema complejo, por lo cual no se podría resolver en ese mismo momento.

Chile: Debemos desarrollar la Unidad

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, reconoció que le gustaría que en la Cumbre del Grupo de Río se estuvieran discutiendo otros temas, como la pobreza y la desigualdad en sus países. Indicó que la base de convivencia es el respeto a los principios, como la soberanía y la inviolabilidad de los territorios.

Señaló la importancia de “desarrollar la unidad necesaria para enfrentar los enormes desafíos que tenemos por delante”, de restablecer la paz y la seguridad en la región, de “recuperar las confianzas perdidas”. De acuerdo a Bachelet, América Latina “no merece conflictos como éstos”, puesto que lo primordial es “asegurar países con calidad de vida para nuestros ciudadanos”.

Panamá: Resaltemos la voluntad para la salida política

El Presidente de Panamá, Martín Torrijos, manifestó que estaba satisfecho por los acuerdos tratados durante la Cumbre de Río y en el que se destacó el tema del conflicto entre Ecuador y Bolivia. “Es importante resaltar la voluntad expresada por todos de buscar una salida pacífica al conflicto. Igual recojo la voluntad para lograr un acuerdo humanitario en Colombia”, dijo.

Torrijos expresó que ha habido una respuesta y una volunta para salir al conflicto y puntualizó que “hay que darle respaldo a la resolución de la OEA para que visite a Ecuador y Colombia y se convoque al consejo de ministros”.

El Presidente de Panamá afirmó en cuanto a los puntos expuestos por el Presidente de Ecuador y Colombia, que estaba de acuerdo con las disculpas que había dado Colombia, las cuales le parecieron sinceras, y resaltó la voluntad del Presidente Correa para que se hiciera un alto a las acusaciones o insinuaciones que involucraban a su gobierno.

Bolivia: Pesar por conflicto de dos naciones hermanas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su pesar por las diferencias que han surgido entre “dos hermanos presidentes”. Aclaró que ningún país “puede permitir que haya una intervención militar en su territorio”. De igual forma, Morales afirmó: “No comparto terrorismo con narcotráfico (…) No somos narcotraficantes”.

Según el Presidente de Bolivia, la intromisión externa de países como Estados Unidos lo que busca es “enfrentarnos entre hermanos, (el) Imperio nos trae conflictos entre nosotros, entre presidentes, entre regiones”.

“No creo en soluciones militares, no creo en soluciones como intervenciones de agentes externos (…) Debemos cooperar juntos para buscar soluciones pacíficas, soluciones mediante el diálogo”, señaló. Por otra parte, Morales destacó que los países del continente son diferentes, pero que se apuesta por la unidad, aunque “la igualdad cuesta”.

El mandatario se mostró de acuerdo con los planteamientos de buscar soluciones pacíficas con miras a lograr la integración de Suramérica. “No podemos ser instrumentos del Imperio para que perjudique la integración”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: