Schindler, Tascón y Russián

Gerardo BLYDE

Qué han tenido en común estas tres personas? Una lista. Cada uno de ellos en su momento ha elaborado una lista, pero con fines muy distintos. Oskar Schindler fue un hombre de negocios católico checo quien en la II Guerra Mundial salvó la vida de mil doscientos judíos polacos durante el genocidio, colocándolos para trabajar en su fábrica y evitando así que fuesen enviados a una muerte segura en los campos de concentración.

La mano de obra germana era casi inexistente y muy costosa. Su fábrica de ollas requería de trabajadores poco costosos. En un principio negoció con el coronel de la SS Amon Goeth y le arrendó 300 trabajadores judíos para trabajar allí. Los judíos le eran enviados desde los campos de exterminio de Auschwitz, Treblinka y Sobibor. Entre los primeros halló a un contable muy bueno, Itzhak Stern, quien elaboró con el tiempo la lista de Schindler.

Al inicio fue una determinación por requerir mano de obra, pero luego de la represión del Gueto de Cracovia, comenzó con ahínco a negociar para salvar a más judíos pagándole a Goeth por cada uno. Transformó su fábrica de ollas en fabrica de municiones para emplear a más personas. Terminó la guerra con una lista de 1.200 judíos salvados del exterminio y casi arruinado.

Declarado “Justo entre las Naciones” por el memorial de Yad Vashem el 1 de julio de 1967, murió a los 66 años de edad en 1974, sumido en la pobreza, pues se negó a aceptar la ayuda que el Estado de Israel le ofreció por todas las vidas que salvó y la ruina de su fábrica. En el Yad Vashem un árbol recuerda a este gran hombre.

Luis Tascón, ingeniero y político nacido en Capacho, estado Táchira, ingresó a la política en 1986 en el pequeño partido Desobediencia Popular hasta 1992. En 2000, apoyado por Hugo Chávez, obtiene un escaño en la Asamblea Nacional por el MVR como miembro fundador de ese partido en el estado Táchira.

Se hizo notorio luego de los hechos del 11 de abril de 2002, cuando integró la comisión parlamentaria que investigó los sucesos. Pero su nombre fue conocido por todos los venezolanos cuando elaboró y publicó en su página Web la lista completa de las personas que habían firmado manifestando estar de acuerdo con solicitar se efectuara el referendo revocatorio del Presidente de la República.

Tal lista fue utilizada para reprimir, excluir, despedir o no contratar a miles de venezolanos de la Administración Pública. En su defensa, Tascón alegó que él no había elaborado la lista, que la había comprado a un alto miembro de Súmate. Pero con anterioridad, y autorizado por Chávez, Tascón había fotocopiado durante tres días seguidos en el propio CNE todas las planillas donde constaban las firmas, alegando un supuesto fraude en su recolección.

El mismo Chávez reconoció año y medio después la existencia de la lista, la cual denominó “lista Tascón”, y ordenó “enterrarla”, admitiendo así su utilización para discriminar a venezolanos. Hoy Tascón enfrenta un proceso de expulsión de las filas de chavismo, por denunciar supuestos casos de corrupción del alto Gobierno. Sus propios compañeros hoy no lo respaldan.

Clodosvaldo Russián, economista y abogado nacido en el estado Sucre, egresado de la UCV, con estudios especiales en las áreas de Legislación Fiscal y Administración Pública, ejerce desde 1999 el cargo de contralor general de la República, nombrado inicialmente por la Asamblea Constituyente, ratificado por la AN en 2000 y nuevamente ratificado este año para un nuevo período.

Cuando Chávez llegó al poder venía a combatir la corrupción de la IV República, pero paradójicamente en la gestión de Russián ninguna investigación ha concluido con el procesamiento judicial del corrupto. Tampoco ha habido corruptos de la V República juzgados y sentenciados basados en las investigaciones efectuadas por la Contraloría.

Russián ha elaborado una lista de casi 400 venezolanos a quienes pretende inhabilitar en el goce de sus derechos políticos constitucionales a ser electos y nuestro derecho a elegirlos, haciendo una interpretación extensiva a la facultad que la Ley sólo le otorga para sancionar a funcionarios de designación y no de elección popular. La Constitución establece que sólo mediante sentencia judicial condenatoria puede suprimirse el derecho político a ser electo como pena accesoria.

Las encuestas señalan hoy con meridiana claridad que Leopoldo López ganaría abiertamente la Alcaldía Mayor de Caracas, con 7 de cada 10 votos. Russián lo inhabilita por haber pagado sueldos de maestros y bomberos previa autorización de la Cámara Municipal. Leopoldo está en la lista.

Tres historias, tres listas. Juzgue usted la actuación de cada personaje y la utilidad de cada lista, elaboradas en tiempos distintos y para fines también muy distintos.

One Trackback to “Schindler, Tascón y Russián”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: