¿SERÁ QUE NOS LLEVAN AL MATADERO Y NO NOS QUEREMOS DAR CUENTA?

Este escrito nos llega luego de las elecciones. Y si es verdad el NO gano, pero las condiciones que describe el General Uson como desfavorables y totalmente comprometidas en el ámbito electoral aun persisten. Vamos a unas nuevas elecciones, y Uson tiene razón. El cangrejo sadim perdió, pero le dolió tanto tanto, que estamos seguros que no pierde otra mas nunca.  

FRANCISCO V. USON R.

“Gobernaré hasta que se me seque el esqueleto”
Hugo Chávez Frías

En varios de los escritos en los que he planteado la necesidad de disponer de objetivos claros y estrategias viables para enfrentar al régimen totalitario de Hugo Chávez Frías, me he inspirado en la obra “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu. Él, en mi opinión, el mejor pensador militar que ha existido, enfatizaba que la victoria en las confrontaciones le sonríe a aquellos que tienen un profundo conocimiento de ellos mismos, de su adversario o enemigo, y del ambiente operacional donde ambos actuarán. Decía también, que el líder sabio nunca presenta batalla voluntariamente cuando se encuentra en inferioridad de condiciones, o cuando las características del ambiente operacional le son desfavorables.

Dentro de escasos siete días, la Sociedad Democrática se encontrará nuevamente ante la decisión ineludible de tener que definir su propio futuro, pero en esta oportunidad, las consecuencias de esa decisión ya no serán de corto o mediano plazo, sino que serán tan profundas, extensas y prolongadas que gran medida no estamos en la capacidad de predecirlas.

Como ocurre a menudo, la “sabiduría popular” se ha percatado de las dramáticas implicaciones que conlleva la aprobación de la Reforma Constitucional, pero como también es usual, al ciudadano corriente, y aún, a los grupos organizados, se les hace muy difícil transformar sus propósitos en las acciones adecuadas para alcanzarlos.

El estar privado de la libertad limita severamente el volumen y la calidad de la información que recibo, sin duda una importante desventaja; pero a la vez me permite estar bastante descontaminado de las tendencias y opiniones que circulan en la calle. Esto se los digo porque con extrañeza y profunda preocupación he visto mutar la opinión pública, de una clara posición negativa con respecto al sistema electoral (el cual, a fin de cuentas conducirá el proceso refrendario y por ende definirá los resultados); a una posición indeclinable de “Votar por el NO”, la cual no sólo pareciera que está obviando la realidad del sistema electoral, sino lo que es peor, que lo hace sobre las premisas falsas de que existen estrategias y estructuras para enfrentar esa realidad . Esta incoherencia en el posicionamiento para la acción política, condiciona irremisiblemente nuestra capacidad para garantizar que la decisión de la mayoría sea respetada.

Quisiera pensar que hay algo qué desconozco, y que en esta oportunidad la dirigencia política, esa misma, que tantas veces nos ha defraudado y que ahora promueve con furia “Votar por el NO”, sí se ha preparado para la contienda. En otras palabras, que ahora el referéndum aprobatorio sí está”blindado” y que en esta oportunidad sí vamos a “ganar y cobrar”. ¡Por DIOS, Ojalá sea así!

Pero por otro lado, y sin temor de ser calificado de negativista, y hasta de “pájaro de mal agüero”, tengo un mal presentimiento. Esta concepción que tengo no es a priori, sino que es el producto de mi propio análisis de la situación que me indica que hay una apreciable ausencia de objetivos claros, que las estrategias para obtenerlos siguen estando a merced del azar, que desconocemos nuestras verdaderas capacidades, y que no hemos creado las estructuras que permitan viabilizar esas estrategias. Además, que seguimos subestimando y no aceptando la naturaleza de nuestro poderoso enemigo (Chávez), y que vamos a presentar esta batalla electoral, probablemente en las peores condiciones posibles desde las elecciones para “relegitimar” a las autoridades en el año 2000. ¿Se acuerdan?, cuando el candidato de la Oposición fue Francisco Arias Cárdenas, hoy un furibundo Chavista y flamante embajador ante la ONU. Todas estas evidencias son signos inequívocos de una derrota electoral virtualmente segura.

Voy a compartir con usted algunas de mis inquietudes, tratando de ser lo más objetivo posible. Para ello le voy a indicar una serie de preguntas para que sea usted mismo quien haga sus conclusiones:

Sistema Electoral (CNE, sistemas, procesos, etc.):

¿Los miembros del Directorio del CNE son distintos del que condujo Las pasadas elecciones presidenciales? ¿Percibe usted que en este directorio hay un equilibrio de fuerzas? ¿Han demostrado esos directores una actitud imparcialidad y transparencia en sus actuaciones? ¿Han sido aceptadas y resueltas las peticiones hechas por los factores de la Oposición con respecto a REP?

¿El REP ha sido recientemente auditado por un ente imparcial? Si esto es así, ¿han corregido las deficiencias? ¿Existe correspondencia entre el contenido del REP y la población electoral? ¿Se siente usted racionalmente seguro con este REP?

¿Tiene usted información de que en esta oportunidad, los factores que promueven el NO tengan plena participación en las auditorías y evaluaciones de las máquinas de votación, así como de otros aspectos técnicos de los procesos de escrutinio, transmisión y totalización de datos? ¿Piénsa usted que la CANTV es un ente imparcial para estos menesteres, siendo que ahora una empresa del Estado, con directores nombrados por el Ejecutivo? ¿Piénsa usted que los sistemas de votación, escrutinio, transmisión y totalización de datos electorales, son confiables?

¿Piénsa usted que los factores políticos que promueven el NO están racionalmente representados en las mesas de votación? Si esto es así, ¿crée usted que esos representantes están en capacidad de detectar y denunciar con relativo éxito las irregularidades que detecten?

¿Piénsa usted que el CNE implementará un fraude electoral en favor del SI? Si esto es así, ¿crée que este fraude virtual pueda ser detectado?

Poder Judicial:

Luego de las recientes sentencias de la Sala Constitucional del TSJ, ¿piénsa usted que existe alguna posibilidad de que el Referéndum Aprobatorio de la Reforma Constitucional pueda ser decretado ilegal por la inconstitucionalida d de la propuesta? ¿Piénsa usted que el TSJ fallaría en favor de los ciudadanos en caso de que se presenten serias irregularidades en el proceso electoral?

Factores de la Oposición:

¿Piénsa usted que en la dirigencia política existen “líderes” que en el caso de presentarse un fraude electoral estén dispuestos, y sean capaces de conducir sistemáticamente a la Sociedad Democrática a unos procesos de desconocimiento y desobediencia que logren que se respete la voluntad de la mayoría? En este particular, ¿qué grado de confianza tiene usted de que las Fuerzas Armadas actúen en resguardo de la voluntad popular?

En esta oportunidad, ¿piénsa usted que los factores políticos que promueven el NO, están mejor, o peor preparados que en procesos políticos anteriores?

Usted como miembro de mesa:

Considerando que en las pasadas elecciones presidenciales, el candidato Manuel Rosales aceptó su derrota, antes de disponer de los resultados de las auditorías. ¿Se siente usted lo suficientemente respaldado por los factores políticos que promueven el NO para poder cumplir a cabalidad sus funciones? ¿Piénsa que en caso de detectar un fraude, esos factores impulsarán las denuncias correspondientes?

Usted como elector que va a votar por el NO:

¿Piénsa usted que en las actuales condiciones el NO tiene algún chance de ganar? Si su respuesta es afirmativa, ¿en qué basa esa afirmación: encuestas, esperanza, liderazgo político, etc.? ¿Considera que esas pemisas son sólidas?

¿Va a asistir al acto de escrutinios y al proceso de auditoría que se realice en su centro de votación, o se va a quedar en su casa en espera de los resultados? ¿Qué hará si no lo dejan entrar al centro? ¿Qué hará si en su centro de detectan irregularidades que evidencien un fraude?

¿Qué opina usted de la viabilidad de la afirmación hecha por algunos factores políticos que promueven el NO, de tomar la calle y no regresar a las casas hasta que se respete la decisión popular? ¿Cuánto tiempo piensa usted que estaría dispuesto a permanecer en la calle? ¿Cuánto tiempo piensa usted que podría resistir sin afectar severamente su vida? ¿Está realmente dispuesto a hacer ese sacrificio en este momento?

De presentarse un fraude y de fallar las medidas de calle inmediatas ¿Qué hará usted después, se irá a tratar celebrar la Navidad y el Año Nuevo, actuará inmediatamente, o esperará que llegue enero para plantear algunas acciones?

Aunque tengo más preguntas que hacerle, vamos a parar aquí. No siga leyendo, reflexione y determine a cuantas de estas preguntas le puede dar respuestas racionalmente factibles, que además satisfagan su aspiración de que el proceso electoral sea justo y equitativo, o que de no serlo, esos factores políticos que promueven el NO sean capaces de implementar acciones que permitan que las voluntad de la mayoría sea respetada.

Le señalare ahora mis apreciaciones:

Chávez no es un demócrata. Él sabe que lo único que le permite su supervivencia es mantenerse en el poder. Él aspira tener el mayor poder posible (sin controles) y poder ejercerlo el mayor tiempo posible. Para él, esta Reforma no es otra cosa que el instrumento para concretar sus aspiraciones, y por lo tanto, no está dispuesto a perder en un proceso electoral que siendo vital a sus para sus propósitos, en su concepción es mera cosmética legal.

El CNE es un organismo a su servicio. Los resultados de los procesos electorales desde el Referéndum Revocatorio Presidencial del 15 de agosto de 2004, indican serias deficiencias que son el indicativo de un sistema diseñado para implementar de manera permanente el “fraude electoral”.

Actualmente, los partidos políticos y otras las organizaciones que promueven el NO, están peor organizados y estructurados que nunca para velar por la transparencia del proceso que han convocado. Las estrategias que han diseñado para justificar el llamado a Votar por el NO, se sustentan en factores intangibles como las encuestas (las cuales ahora tienden a mostrar porcentajes similares entre el NO y el SI), la voluntad del ciudadano de permanecer en la calle por un periodo indeterminado, la fuerza de los estudiantes, etc. Pero sin claras muestras de quién, cómo y con qué esas estrategias se implementarán.

Las dinámicas políticas, y la experiencia vivida nos han demostrado que después de que el CNE hace el primer anuncio y Hugo Chávez sale al “Balcón del Pueblo” a proclamar su victoria, los dirigentes políticos comienzan de manera tímida a dar argumentos y a esgrimir tecnicismos legales. Recuerde al ausente Enrique Mendoza de la noche del 15 de agosto de 2004, o al balbuceante Manuel Rosales de la noche del 3 de diciembre de 2006. Esta actitud, su temor de denunciar el fraude, y su falta de coraje para liderar a la Sociedad Democrática en las calles, batallando por sus derechos, los ha hecho unos perdedores irresponsables. Si no se ha percatado, esos son los mismos dirigentes de los factores políticos que en este momento promueven a Votar por el NO.

El argumento del fraude electoral como mecanismo de disparo de la revuelta popular contra la autoridad ilegítimamente constituida tiene características de inmediatez, en otras palabras, tiene que ser súbito para que cause impacto y se convierta en desencadenante. Si bien puede propagarse con mucha rapidez, tiene un problema crucial, es frágil y se sofoca con rapidez a menos que se vea reforzado con la intervención de otros actores, en nuestro caso: las Fuerzas Armadas y la comunidad internacional. Ahora, ¿cómo se pueden promover esos apoyos si no se está en capacidad de probar el fraude, y si se estuviera, la dirigencia no ha demostrado tener el coraje de batallar por los derechos de los ciudadanos?

El proceso de ilegitimación, sea por fraude o por abstención activa, no constituyen estrategias sustentables a menos de que estén inmediatamente reforzadas por procesos de desconocimiento y desobediencia de la autoridad ilegítimamente constituida, y por el subsecuente desacato de cualquier ley, norma o disposición que de ella emanen. Esta actitud de la sociedad en general, y del ciudadano en particular debe nacer la misma noche del 2 de diciembre próximo. No hay descanso para nosotros, o pasamos a ocupar las trincheras y la barricadas de la lucha contra “El Tirano” o seremos asfixiados y aniquilados como ciudadanos libres.

Soy del criterio, y lo sostengo en cualquier foro, que los dirigentes políticos no supieron conducir a la Sociedad Democrática a un proceso de desconocimiento y desobediencia que como resultado de la “ilegitimidad de origen” de la actual Asamblea Nacional, se debieron dar. Es más, rápidamente señalaron a los ciudadanos como responsables del fracaso, cuando la verdadera causa se debió a que el impacto de la abstención se dejó morir a propósito por la acción ambivalente de la dirigencia.

En conclusión, en este momento no aprecio de parte de los factores políticos que promueven a Votar por el NO, la existencia de líderes comprometidos y en capacidad, estrategias eficaces y sustentables, y estructuras operativa adecuadas para garantizar que el proceso electoral del venidero 2 de diciembre pueda reflejar la voluntad de los electores que voten por el NO. Considero que un nuevo fracaso producto de la improvisación hará mucho más difícil la lucha, y alejará una posible solución pacífica. Sostengo así mismo, que cuando no se disponen de las condiciones adecuadas, como en este momento ocurre; lo sabio es no presentar batalla en la situación y condiciones que mi enemigo me quiere imponer. Es preferible negarle la victoria, que en este caso representa dañar la legimitidad de origen de la “Reforma Constitucional” . Esa ilegitimidad de origen, demostrable a través de la ausencia de votantes mediante una abstención activa, demostrará mucho más claramente el fraude, y por consiguiente abrirá el camino para el desconocimiento y la desobediencia que sistemáticamente vendrán después.

Respeto a todos aquellos que piensan que la mejor alternativa es VOTAR NO, pero en estos momentos y bajo las circunstancias imperantes, el voto puede ser el veneno a través del cual Hugo Chávez Frías asesinará a la Democracia en Venezuela.

Ramo Verde, 25 de noviembre de 2007

FRANCISCO V. USON R.
C.I. 4.349.409
Preso Político y de Conciencia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: