¿El segundo mejor negocio?

Eddie Ramirez

La actividad petrolera es tan rentable que, a modo de chiste, en los medios empresariales se dice que “el mejor negocio del mundo es una compañía petrolera bien manejada y el segundo es una compañía petrolera mal manejada”.


Uno de los ejemplos que se daban de mal manejo, por la politización, era Petrobras empresa estatal de Brasil. Hasta el 2002 Pdvsa era la envidia de los técnicos y ciudadanos de ese país y la pregunta obligada era ¿por qué los políticos venezolanos habían respetado la meritocracia y permitido que una importante fuente de poder se manejara como un negocio?

Quizá la respuesta está en que cuando se nacionalizó la industria de los hidrocarburos se tuvo el buen tino de designar a un gerente de primer orden y una junta directiva con peso específico propio que estableció una línea fronteriza que no podían cruzar los políticos.

Pero, desde luego, ni el ingeniero, con grado de general, Rafael Alfonzo Ravard ni sus compañeros de junta hubiesen podido establecer esa línea sin el apoyo de políticos responsables, tanto de Acción Democrática, como de Copei, y la historia tendrá que reconocer el papel jugado por Carlos Andrés Pérez. Hubo un acuerdo tácito de no interferir en Pdvsa y mucho menos en sus filiales operadoras.

Esto no fue fácil, ya que algunos políticos de segunda trataron de apelar a las conocidas cartas de recomendación para lograr el ingreso de amigos o familiares, pero se encontraron con un muro de contención y gradualmente fueron desistiendo.

Cierto que a veces en la casa matriz, o sea en Pdvsa, se designaron algunos presidentes y directores externos cercanos al primer mandatario de turno o al ministro de Energía, pero nunca en las directivas de las filiales. En el caso de los presidentes de Pdvsa, tanto los que provenían de las filas de la industria, como los que venían del sector privado, todos tenían credenciales para manejar el holding, aunque algunos no tuviesen formación petrolera.

A su directiva llegaban directores internos que habían hecho carrera en la empresa y sólo en la designación de directores externos se pudo apreciar el nombramiento de alguno que no calzaba el cargo. A la directiva de las filiales sólo llegaban los que tenían el potencial requerido, quizá con una o dos excepciones propias de todo sistema manejado por humanos.

Este buen manejo entre 1976 y el 2002 permitió que Pdvsa fuese considerada la segunda petrolera del mundo. Además, gracias al proceso de apertura a empresas extranjeras hoy se producen 1.100.000 barriles diarios adicionales. Todo esto se lo debemos los venezolanos que hoy son tildados de “traidores a la patria”.

La situación cambió cuando el teniente coronel llegó al poder y requirió poner a Pdvsa y filiales a disposición de su proyecto político. Con excepción de Mandini, que duró pocos meses, y de Lameda, los otros presidentes han sido obedientes cumplidores de las ocurrencias de noches de insomnio del teniente coronel y, además, han utilizado a la industria petrolera como palanca del “proceso revolucionario”.

Ciavaldini, Alí Rodríguez y Rafael Ramírez serán señalados por la historia como responsables de que Pdvsa dejara de ser una empresa manejada como un negocio, para convertirse en un instrumento para lograr apoyo político de otros países o para apoyar a gobiernos considerados amigos por la cercanía ideológica. Y, lo que es más grave, la utilización de la empresa y de su personal para hacer proselitismo político y fuente de empleo de “revolucionarios”.

Mientras tanto, Petrobras rectificó el rumbo y dio una prueba de que se maneja como negocio al realizar una evaluación económica que lo indujo a retirarse del proyecto gasífero Mariscal Sucre y a reducir su participación en la Faja del Orinoco a sólo un 10%.

A pesar de que nuestra principal empresa tiene muchos activos valiosos y que el precio del petróleo se ha mantenido alto durante muchos años, es tal el deterioro de la misma y sus problemas de flujo de caja que, de no ponerse rápido remedio, podría ser un caso excepcional de una petrolera en serias dificultades.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: