Tom Lantos

Creemos que que la pregunta que se hace el autor al final es muy ingenua, de cualquier manera, la idea es aprender mas de este Sr. Lantos de quien conocemos tan poco. A juzgar por este escrito, alguien a quien emular.
—–
Michael Rowan
El extraordinario servicio conmemorativo realizado en el Capitolio para Tom Lantos, el único sobreviviente del holocausto que sirvió en el Congreso de EEUU, envía un mensaje importante al mundo, incluida Venezuela. Allí, a su familia se le unieron la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el canciller israelí, Tzipi Livni; el senador Joseph Biden; la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; el rabino Arthur Schneier; y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, varios de ellos con lágrimas en los ojos y voz entrecortada, quienes relataron historias personales sobre lo que habían aprendido de Lantos, su firme compromiso con los derechos humanos, su dureza con los tiranos y su generosidad de espíritu. “La obra continuará”, dijo el premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, “pero no será lo mismo sin Tom”. Y cuando Bono cantó “All we need is love”, de John Lennon, acompañado por cientos de diplomáticos y funcionarios estadounidenses, no se podía ver ni un ojo sin lágrimas en un escenario político rara vez bendecido por tal armonía emotiva.
Lantos es conocido desde el Tíbet hasta Darfur y desde Beirut hasta Moscú como un incansable y valeroso guerrero contra la tiranía. Nacido en el seno de una familia judía en Budapest en 1928, Lantos tenía 16 años cuando los nazis ocuparon Hungría y lo enviaron a un campo de trabajos forzados. Se escapó dos veces, y el diplomático sueco Raoul Wallenberg le proporcionó un boleto de tren a Occidente -los demás de su familia abordaron los trenes de Eichmann, donde desaparecieron bajo las montañas de huesos encontradas en los campos de concentración y cámaras de gas.
Después de décadas como profesor, fue elegido al Congreso en 1980 y se convirtió en uno de los líderes estadounidenses de origen extranjero más conocidos en Washington. Hablaba con un fuerte acento húngaro las sencillas frases que marcan la diferencia entre democracia y tiranía, libertad y muerte. Fue Lantos quien ayudó al libio Moamar Gadafi a abandonar su programa de armas nucleares. Fue Lantos a quien arrestaron frente a la embajada de Sudán debido a las atrocidades en Darfur. Y fue Lantos quien trató de visitar a Chávez para convencerlo de que se reconciliara con EEUU y la democracia -sólo para ser regresado desde el aeropuerto de Caracas. Sólo podemos preguntarnos si Chávez se habrá arrepentido de ello.

michaelrowan22@ gmail.com
Traducción: José Peralta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: