Archive for February 26th, 2008

February 26, 2008

An Empty Revolution – The Unfulfilled Promises of Hugo Chávez

From Foreign Affairs, March/April 2008

Summary:  Even critics of Hugo Chávez tend to concede that he has made helping the poor his top priority. But in fact, Chávez’s government has not done any more to fight poverty than past Venezuelan governments, and his much-heralded social programs have had little effect. A close look at the evidence reveals just how much Chávez’s “revolution” has hurt Venezuela’s economy — and that the poor are hurting most of all.

FRANCISCO RODRÍGUEZ, Assistant Professor of Economics and Latin American Studies at Wesleyan University, was Chief Economist of the Venezuelan National Assembly from 2000 to 2004.

—–

On December 2, when Venezuelans delivered President Hugo Chávez his first electoral defeat in nine years, most analysts were taken by surprise. According to official results, 50.7 percent of voters rejected Chávez’s proposed constitutional reform, which would have expanded executive power, gotten rid of presidential term limits, and paved the way for the construction of a “socialist” economy. It was a major reversal for a president who just a year earlier had won a second six-year term with 62.8 percent of the vote, and commentators scrambled to piece together an explanation. They pointed to idiosyncratic factors, such as the birth of a new student movement and the defection of powerful groups from Chávez’s coalition. But few went so far as to challenge the conventional wisdom about how Chávez has managed to stay in power for so long.

read more »

February 26, 2008

EL RECORD GUINNES DE LUIS TASCON


Por: Gustavo Azocar
Luis Tascón debe estar muy contento. En muy pocas horas, y sin mucho esfuerzo, su nombre ya figura en el libro Guinnes de los rècords. Hay personas que tardan toda una vida tratando de ingresar en esa élite mundial y no lo logran, pero Tascón lo ha logrado sin inventar nada y sin proponérselo. El diputado tachirense ha acumulado sobrados mèritos para estar allì. Veamos:

Primero, el diputado inventó una lista más perversa y más dañina que la lista de Schindler, con la cual expuso al escarnio pùblico y sometiò a la discriminación a poco màs de 4 millones de personas por el simple hecho de haber cumplido con un derecho constitucional: solicitar un referendo contra el presidente de la República Hugo Chávez. Gracias a Tascón, decenas de miles de venezolanos perdieron su trabajo; sus crèditos, sus pasaportes, sus cèdulas de identidad, su derecho a la salud, a la vivienda y pare usted de contar. Tascòn dice ahora, con cara de yo no fui, que èl y su familia deben cargar con el estigma de esa famosa lista, pero habrìa que preguntarle: ¿Hizo algo el diputado para impedir que la lista tuviera su nombre? ¿o acaso es mentira que el hombre se regodeaba y hasta se sintiò halagado cada vez que el presidente Chàvez hablaba de la lista?

Segundo: Tascón es el ùnico dirigente polìtico en todo el mundo al que expulsan cuatro veces (si, leyò bien, ¡4 veces!) de un mismo partido. No existe precedente alguno en este sentido. Ni en Europa, ni en EEUU, ni en Africa, ni en ningùn otro paìs de amèrica latina han botado a un dirigente polìticos cuatro veces de una misma organizaciòn. A Tascòn lo expulsaron en el año 2001 por presuntos hechos de corrupciòn del MVR Tàchira; lo expulsaron en el 2004 por dividir la votación del MVR en varios municipios del Táchira; lo botaron en el año 2006 por desacatar la lìnea del CTN y ahora lo vuelven a botar en el 2008 por denunciar al hermano de Diosdado Cabello y olvidar que en en el PSUV, Cabello es realmente eso: DIOS.
Tercero: Tascòn ingresal al libro de los rècords, ademàs, porque en ninguna parte del mundo, expulsan a un dirigente polìtico de un partido que no existe. Legalmente hablando, el PSUV no existe. En los libros del CNE ese partido no existe por cuanto sus fundadores todavìa no han terminado de cumplir con los requisitos exigidos en la ley para legalizar una organizaciòn polìtica. Luego entonces, cabe la pregunta: ¿còmo se puede expulsar a alguien de un lugar que no existe?

Pero la tapa del frasco es mucho mejor: Tascòn, que acaba de ser suspendido de su trabajo en la Asamblea Nacional, declara a los medios que no quiere que nadie lo defienda, dice que èl se defiende solo, y cuestiona que varios dirigentes de la oposiciòn hayan salido en su defensa, con lo cual, el diputado oficialista se convierte en el ùnico polìtico en el mundo que prefiere hundirse solo, en su dolor y en su tristeza, antes que recibir una mano de quienes lo han adversado toda la vida.
Un viejo refràn venezolano dice, palabras mas palabras menos, que quien a hierro mata, no puede morir a sombrerazos. Bien harìan otros chavistas talibanes y radicales, mirandose en el espejo de quien ayer fue uno de los diputados predilectos de la revoluciòn. La segunda lista Tascòn ya està en marcha y la encabeza, nada màs y nada menos, que el mismo Tascón.
Por: Gustavo Azocar

February 26, 2008

Cuídate de los Camiones de Basura

alguien muy sabiamente escribió:

¿Con qué frecuencia permites que las tonterías de otras personas cambien tu estado de ánimo? ¿Permites que otro conductor te haga enojar cuando vas manejando, o un mesero grosero, un jefe cortante o un empleado insensible arruine tu día?

A menos que seas el Terminator, por un instante estás algo molesto. Sin embargo, lo que distingue a una persona exitosa es lo rápido que puede enfocarse de nuevo en lo que realmente es importante. Hace unos años que aprendí esta lección. La aprendí en el asiento trasero de un taxi.  

read more »

February 26, 2008

Tom Lantos

Creemos que que la pregunta que se hace el autor al final es muy ingenua, de cualquier manera, la idea es aprender mas de este Sr. Lantos de quien conocemos tan poco. A juzgar por este escrito, alguien a quien emular.
—–
Michael Rowan
El extraordinario servicio conmemorativo realizado en el Capitolio para Tom Lantos, el único sobreviviente del holocausto que sirvió en el Congreso de EEUU, envía un mensaje importante al mundo, incluida Venezuela. Allí, a su familia se le unieron la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el canciller israelí, Tzipi Livni; el senador Joseph Biden; la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; el rabino Arthur Schneier; y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, varios de ellos con lágrimas en los ojos y voz entrecortada, quienes relataron historias personales sobre lo que habían aprendido de Lantos, su firme compromiso con los derechos humanos, su dureza con los tiranos y su generosidad de espíritu. “La obra continuará”, dijo el premio Nobel de la Paz, Elie Wiesel, “pero no será lo mismo sin Tom”. Y cuando Bono cantó “All we need is love”, de John Lennon, acompañado por cientos de diplomáticos y funcionarios estadounidenses, no se podía ver ni un ojo sin lágrimas en un escenario político rara vez bendecido por tal armonía emotiva.
Lantos es conocido desde el Tíbet hasta Darfur y desde Beirut hasta Moscú como un incansable y valeroso guerrero contra la tiranía. Nacido en el seno de una familia judía en Budapest en 1928, Lantos tenía 16 años cuando los nazis ocuparon Hungría y lo enviaron a un campo de trabajos forzados. Se escapó dos veces, y el diplomático sueco Raoul Wallenberg le proporcionó un boleto de tren a Occidente -los demás de su familia abordaron los trenes de Eichmann, donde desaparecieron bajo las montañas de huesos encontradas en los campos de concentración y cámaras de gas.
Después de décadas como profesor, fue elegido al Congreso en 1980 y se convirtió en uno de los líderes estadounidenses de origen extranjero más conocidos en Washington. Hablaba con un fuerte acento húngaro las sencillas frases que marcan la diferencia entre democracia y tiranía, libertad y muerte. Fue Lantos quien ayudó al libio Moamar Gadafi a abandonar su programa de armas nucleares. Fue Lantos a quien arrestaron frente a la embajada de Sudán debido a las atrocidades en Darfur. Y fue Lantos quien trató de visitar a Chávez para convencerlo de que se reconciliara con EEUU y la democracia -sólo para ser regresado desde el aeropuerto de Caracas. Sólo podemos preguntarnos si Chávez se habrá arrepentido de ello.

michaelrowan22@ gmail.com
Traducción: José Peralta