Gessen: El ocaso de Chávez…

Será arrestado por el alto mando.

Federico Alves
Miremos bien lo que significa la acción de Chávez al reconocer a las FARC. Estos señores no quieren entrar en el espacio político colombiano, sino formar un estado “bolivariano y socialista” en la selvas y los amplios llanos colombianos, quieren partir el territorio en un estado democrático y una republiqueta dictatorial a la cubana, financiada por las exportaciones de cocaína y las acciones de guerra contra los ciudadanos y las empresas del estado vecino, Colombia — con la esperanza de tragarse toda la república de Colombia. Eso es lo que apoya Chávez. No es la paz de la democracia con un partido legal, sino una guerra de secesión como las de los estados del sur de los EEUU contra Abraham Lincoln, en este caso Alvaro Uribe. No lo digo yo, lo dicen todos los días los líderes de las FARC. Por primera vez en la historia de los países de la Gran Colombia, uno de ellos invade a otro. Lo de Chávez es una traición a Colombia, a la democracia, a Venezuela y es profundamente inmoral.

Muchos piensan que la solución a esta locura debe ser civil. Permítanme diferir de esa opinión. En este país los militares son los que pueden cambiar la historia, y siempre lo han hecho. El 23 de Enero salimos todos a la calle, pero ellos se alzaron y Pérez Jiménez salió corriendo. En el 2001 no fue la marcha lo que sacó a Chávez, fue el Alto Mando, y el que lo puso. De hecho, en el escenario actual con un presidente enfermo mental y dedicado a la drogas, porque la pasta de coca u hoja de coca tiene el alcaloide, ¿quiénes lo van a sacar? Los civiles del TSJ están muy tranquilos cobrando sus sueldazos, la Asamblea lo mismo, y la Fiscal no podría hacer nada sin las otras dos mafias. El tipo puede llevarnos a una guerra con Uribe de la cual perderíamos toda nuestra infraestructura petrolera en 48 horas, cuando los helicópteros artillados de Uribe destruyan los pozos de Maracaibo, las estaciones de bombeo, la refinería de Paraguaná (donde viví de joven así que me dolería mucho). Este país puede ser inviable económicamente en pocas horas si hay un enfrentamiento bélico, en cambio Colombia tiene una infraestructura imposible de destruir por lo extensa, es decir, no les haríamos ni coquito, pero ellos a nosotros nos pueden mandar en un viaje a 1950, con el apoyo de 4a Flota de Bush. Es decir, provocar un ataque de Colombia es una muestra de locura a la Saddam Hussein.

Para los no iniciados, los helicópteros artillados modernos pueden destruir una escuadra de tanques desde atrás del horizonte, sin ser vistos, con el apoyo de satélites y los aviones AWAC, dotados de avanzados sistemas de escucha. Todo el armamento tradicional que poseemos está obsoleto ante los avances de la aviación bélica, son chatarra con ruedas. En suma, para hacer el cuento corto, Chávez está completamente fuera de sus cabales al reconocer a las FARC, porque ello equivale a una declaración de guerra a Colombia. Tiene suerte de que Colombia no le para a sus provocaciones, al menos hasta que llegue la 4a Flota de los gringos al Caribe, en pocas semanas. Ahí de repente se envalentonan y nos humillan con algo, quizá una bobería pero ver si Chávez traga el anzuelo y responde, con lo que tendrían la excusa para atacarnos. La presencia de Condoleezza en Colombia y la gira por Europa de Uribe son la preparación de una guerra, la búsqueda del apoyo para una guerra, pero van a dejar que Chávez siga un poco más hasta que el pueblo colombiano salga a la calle pedir que lo pongan en su lugar. Ese momento llegará, pero aun así, Uribe se va a negar a atacar. Lo hará cuando Chávez se enfurezca en una euforia cocainera y ordene el arresto o de ciudadanos colombianos u otra locura con la cual nadie va a estar de acuerdo, y menos yo que pasé dos años y medio en Bogotá cuando mi madre era funcionaria de la UNESCO, así que conozco muy de cerca al hermano pueblo colombiano. Soy uno de los pocos venezolanos que se saben de memoria el himno colombiano, letra por letra, igual que el nuestro. Nunca aceptaría una guerra con Colombia.

Estamos a horas o días de que el Alto Mando decrete el arresto de Chávez y nombre un gobierno provisional, dirigido por Raul Isaías Baduel, quien es el único que es aceptable para los partidarios del “cambio” y para nosotros, partidarios de una mejor democracia. De hecho ya Chávez dio muestra de debilidad al no

arrestar a Baduel cuando este se reunió con militares activos, lo cual hubiera hecho con cualquier otro general retirado. No lo hizo por una sola razón, el propio Ministro de la Defensa (Gorila Maguila) estaba enterado porque Baduel se lo comunicó por teléfono, no para pedirle permiso, sino para invitarlo y dejarle saber que el si respeta la institucionalidad, a lo cual el Ministro se quedó sin argumentos para actuar contra Baduel. La suerte está echada, lo único que falta saber es qué van a hacer con el, y ahí -me informan- no pueden ponerse de acuerdo. Mi contribución al debate del Alto Mando es: respetarle la vida a Chávez, porque no estamos en Colombia. Después que se nombre el nuevo Tribunal Supremo de Justicia, vemos que hacer con el ex presidente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: