Supuestamente – Las Horas Amargas del Comandante

¿Qué pasó en esas horas? ¿Quién le puso cara al Presidente? Luisa Estela votó por el NO. Purga en el PSUV, rueda Jorge Rodríguez

Si algo debe llamar la atención de los venezolanos es largo tiempo que tardó el Consejo Nacional Electoral en dar a conocer los primeros resultados de los escrutinios. Dado que las mesas electorales cerraron dentro del horario estipulado y no hubo prórroga, resulta extraño que no se haya cumplido con la promesa de revelar las primeras cifras luego de las siete de la noche, tal como lo prometió Tibisay Lucena. Cuando se descifre este misterio, se sabrá a ciencia cierta que tan democrático y honesto es el CNE.

Se sabe que las autoridades electorales recibieron una llamada desde Miraflores para que retardaran el primer boletín oficial, mientras los jerarcas del oficialismo establecían una estrategia para aceptar o modificar los resultados. Pero tan intención fue conjurada por el alto mando militar que llevaba su propia cuenta de votos, y estaba al tanto de que en los grandes centros electorales el Gobierno perdía por una diferencia abrumadora, de casi diez puntos, a favor de quienes votaron NO y aquellos que apoyaron el SI.

Tales resultados implicaban claramente un voto de rechazo no sólo para el oficialismo sino para el presidente Chávez, que quedaba al desnudo y colgado de la brocha porque su supuesto arraigo popular terminaba siendo sólo flatos y perfume, es decir, mentira y disimulo. Ante tal situación, al Jefe del Estado no le quedó otra salida que chantajear al CNE y a la FAN con el fantasma de una crisis política de consecuencias impredecibles.

Sólo una parte del CNE le compró la mentira, pero de inmediato fue denunciado en sus intenciones por dos rectores de ese ente electoral, quienes avisaron a la FAN del proyecto de fraude propulsado desde Miraflores.

El Alto Mando Militar pidió una reunión a solas con el Presidente de la República y le hizo ver a éste lo inconveniente de su actitud, le alertó sobre el repudio de la FAN frente a un fraude y le exigió aceptar los resultados o atenerse a las consecuencias.

-Yo no puedo aceptar esa diferencia de votos tan grande entre la oposición y el Gobierno- les dijo el Presidente. Pierdo piso político y quedo muy débil ante la opinión pública, a merced de mis enemigos. Soy el Comandante de la FAN y ustedes no pueden debilitarme de esa manera tanto nacional como internacionalmente. Piensen no sólo en mí sino en la soberanía del país -gimoteó, como es común en él.

Luego advirtió: ‘Con esas cifras haré el ridículo y la presidencia de la república quedará debilitada’.

Se produjo un silencio y luego un grupo de generales salió del salón a deliberar. ‘¿Qué hacemos con él? Ayer nos quería pisotear y ponernos a gritar socialismo o muerte… Hoy nos pide que lo mantengamos con vida’, comentaron.

-No vale la pena lanzárselo a los lobos. Desde hoy en adelante las cosas cambiaron: dependerá de nuestro apoyo y, por si fuera poco, tenemos otra alternativa, como es el general Baduel. Que siga en su caída barranco abajo, pero sin insultos ni gritaderas, y mucho menos con la bota militar cubana encima – afirmó la mayoría de los generales.

-Esta bien -agregó quien llevaba la voz cantante-. Pero debe aceptar el triunfo de la oposición.

De inmediato regresaron a la reunión con el Jefe del Estado y le dieron una orden humillante: ‘Presidente, ponga las cifras que quiera, siempre y cuando gane el NO, como es lo justo, lo preciso y lo verdadero: no queremos engaños. Y otra cosa, no es que mañana usted va a decir que ganó por unos escrutinios que llegaron de Amazonas o Delta Amacuro. Debe dejar muy claro que las tendencias del voto no van a cambiar. Óigalo bien: no van a cambiar ni hoy ni mañana. Queremos que llame al CNE y le diga eso en su nombre y con nuestro respaldo. Otra cosa: que lo hagan rápido para que usted pueda decir sin demora que perdió’. Buenas noches Presidente.

Pocos minutos después al CNE se la aclaró la garganta, se le iluminó el entendimiento y se le quitaron la ganas de engañar. Por ahora.

Fuente: El Sable Digital.

One Comment to “Supuestamente – Las Horas Amargas del Comandante”

  1. Hasta cuando? Hasta cuando va a seguir en sus mentiras? Hasta cuando va a chantajear al pais? Hasta cuando va a seguir un rumbo al desastre? Hasta cuando va a imponer brutalidad a ‘su pueblo’? Hasta cuando va a incitar a naciones ajenas? Hasta cuando va a quitar lo que no le pertenece? Hasta cuando va a creer en sus propias palabras?
    Hasta su ultima respiracion.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: