Cold Case Informe Secreto

Bravo Laureano, que escrito tan bueno…

 

Por: Laureano Marquez

 

Señor Presidente: Siguiendo sus directrices y las pesquisas de investigación por usted sugeridas sobre el asesinato del Libertador, encontramos lo siguiente: Cartagena, septiembre 20, 1830. El Libertador escribe a Briceño Méndez: “Yo no puedo vivir entre asesinos y facciosos”. Primera alusión a la oposición venezolana fascista, golpista, asalariada de la CIA y agente del imperialismo yankee. Habla Bolívar de asesinos.

¿Sabe que lo quieren matar? Una misteriosa taza de té es encontrada por el general Silva en la mesilla de noche. La taza de porcelana china dibuja a un samurai contemplando una laguna de cisnes.

Primera contradicción: ¿Por qué una taza de porcelana china habría de retratar a un samurai? ¿Por qué un samurai habría de detenerse a contemplar una laguna de cisnes, situación tan poco afín a su naturaleza guerrera? (¿Samurai comiendo alpistai?) Raro… Si la taza es falsa, qué garantía tenemos de que el té no lo sea…

 

Soledad, octubre 18, 1830. Informes de nuestro servicio secreto aseguran que Bolívar se encontraba en Soledad (el pueblo). La fecha no es casual, coincide con el alzamiento de los militares y de los adecos en contra de Medina Angarita.

 

En este punto, es casi seguro que Rómulo Betancourt esté implicado. ¿Qué hacía en Barranquilla, destino inmediato del Padre de la Patria? ¿Cuáles eran los propósitos ocultos del Plan de Barranquilla? ¿Por qué hay huellas de Rómulo en la falsa taza china? Es de hacer notar algunos puntos que llamaron la atención de la agente Lilly: Bolívar viaja en el bergantín “Manuel”, propiedad del español Joaquín de Mier (quien coincidencialmente es el dueño de la Quinta de San Pedro Alejandrino… Sospechoso).

 

El apellido de este hombre no es casual, lanzado como candidato a Teniente Alcalde en Peñamellera (su Asturias natal), obtiene una victoria pírrica que es calificada por el alcalde en ejercicio como una “victoria de Mier…”, de allí le viene el patronímico.

 

Una fragata de nombre “Grampus” escolta al bergantín. Y ahora, Presidente, es que el caso se torna interesante. Esto es lo que Scotty descubrió: –La fragata Grampus supuestamente estaba fletada por Enarsa, pero, como se descubrió luego, son los servicios secretos de la CIA los que están detrás de esto y la fragata era realmente gringa.

 

Claro que en aquellos tiempos eran más burdos y dejaron muchos rastros.

 

–Un agente ingles, Sir Robert Wilson, está oculto en la fragata Grampus (¿No le suena el apellido?). Trae en las bodegas un baúl con 850 mil libras esterlinas no declaradas. Su plan es enlodar la reputación del general Bolívar y provocarle un disgusto que le conduzca a un infarto.

 

Fracasa en el intento, pero el mal queda hecho.

 

Si lo anterior le ha impresionado, jefe, cuando le cuente lo que descubrió el agente Jefries, se le van a poner los ojos puyúos: Santa Marta, diciembre 1º, 1830. El Libertador llega a esta ciudad y conoce a Próspero Reverend, supuesto médico francés que lo primero que hace es terciarle a El Libertador una toalla en el hombro (¿Le resulta familiar la escena?) Como lo sospecha: Próspero Reverend no es ningún médico francés, es el mismísimo Álvaro Uribe (imitando acento galo), haciéndose pasar por médico.

 

La coartada perfecta para envenenar a El Libertador; si no, ¿cómo se explica que Reverend sólo con ver a Bolívar diagnostique que “tiene los pulmones dañados” el mismo primero de diciembre, sin haber hecho ni siquiera una radiografía como manda el protocolo? Este diagnóstico es confirmado por el médico gringo de la fragata Grampus, el Dr. Night.

 

Como su excelencia sabe “nigth” quiere decir “noche”.

 

¿Quién más puede ser el Dr. Noche? Sí, señor, lo que sospecha, el mismo George W. Bush, el cual, incapaz de actuar ningún acento, tuvo que hacerse pasar por un gringo y así y todo lo hacía mal.

 

Cómo pudo llegarse a una situación de naturaleza tan absurda. Esto es lo que nuestra agente Lilly descubrió: –En el año 2008 la CIA logró (es decir logrará) desarrollar una máquina para viajar en el tiempo.

 

–Bush y Uribe conciben un plan para matar a El Libertador con el fin último de sacarlo a usted, Presidente, del juego y junto a Antonini Wilson y Rómulo Betancourt (por eso hacen una parada en la Caracas del 18 de octubre de 1945, no sólo para provocar el golpe contra Medina, sino para reclutar a Betancourt que ha diseñado la operación en el Plan de Barranquilla.

 

Por eso no es causal que Rómulo haya muerto en Nueva York: ¿Ajuste de cuentas en retrospectiva?. (Sólo Usted lo sabe). Viajan juntos a la Colombia de 1830 y buscan la manera de insertarse en el entorno íntimo de Bolívar. Esto explica el anacronismo de encontrar una huella de Rómulo en la falsa tacita china. Rómulo consiguió trabajo como mayordomo del Padre de la Patria, bajo el nombre de José Palacios.

 

–Antonini Wilson, pagado por la CIA, lleva el baúl con libras y no consigue que a El Libertador le dé el infarto al producirse el escándalo. Por eso entra en acción Uribe, haciéndose pasar por un médico francés que permanecía secuestrado en Guantánamo por el FBI, mientras duraba la operación.

 

–Bush supervisa todo personalmente y está preparado para transportar marines en la máquina del tiempo si falla Álvaro y es necesario invadir Santa Marta con la acusación de estar elaborando armas de destrucción masiva. Es lo que se conoce como el Plan Colombia II.

 

–El veneno usado es una combinación de “Bothrops altermatus” y “Durisis terrificus”, los cuales, al mezclarse, producen efectos coagulantes, proteolíticos, hemolíticos y neurotóxicos muy similares a la tuberculosis. Le fue inyectado con láser para no dejar ninguna huella.

 

–El resto es historia conocida: el mismo Uribe realizó la autopsia y –naturalmente– ocultó las evidencias. Pero como si esto fuera poco, el cadáver fue sustituido por un prototipo. El original está en una bóveda refrigerada en Fort Knox, de modo que analizar los restos será inútil.

 

Como puede notar, el asesinato de El Libertador es algo que, aunque sucedió, en cierta manera no ha sucedido y, por tanto, puede evitarse. Usted podría desarrollar una operación de contrainteligencia con el G2 para impedir el magnicidio.

 

Claro que si usted cambia de tal modo la historia, es muy probable que Bolívar vuelva a la presidencia de la Gran Colombia y ésta no se disuelva, con lo cual usted nunca será Presidente de Venezuela. La decisión es suya.

 

Nosotros cumplimos con investigar, en sus manos está la vida del Padre de la Patria.

 

Tenga presente que no hay crimen perfecto y que lo primero que los investigadores suelen preguntarse es a quién beneficia el asesinato.

 

¿Caso cerrado?

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: