Asalto a Yon Goicochea

Alguien escribió:

 

Ayer, vi con tristeza e indignación, pero sobre todo con inmensa preocupación, como golpeaban a Yon Goicoechea (joven valiente y preclaro universitario) .

El puño que lo agredió era el de un Oligofrénico iracundo, cuyo diámetro cefálico semejaba la punta de un palillo de fósforo ante las dimensiones de la cabeza del joven Estudiante.

La violencia hubiera llegado al extremo del asesinato, si algunos de los esbirros del gobierno allí presentes, no consideraran, que aun no es el momento de desatar toda su furia destructiva. Es que piensan que “por ahora” deben conservar lo poco que queda de su máscara “democrática” , y decirle a la incauta “caperucita” : “-Ven Caperucita, no temas, no soy el lobo, soy la abuelita”.

El complejo, la frustración, la oligofrenia y el analfabetismo imperan en nuestro país. Se han apoderado de las armas, de los poderes públicos y de las calles. La violencia reina por doquier haciendo víctimas entre la población culta y trabajadora, entre los miembros de las familias que se esfuerzan por llevar el pan y la cultura a su casa.

La maldad se ha entronizado y manipula a las “masas” (que paradójicamente son minoría), mientras que la “mazamorra” está inerme ante la agresión organizada desde las “cumbres Habaneras” por intermedio de “Miraflores” , en un acto de indecible traición a la Patria.

La cara de Yon Goicoechea recibió el golpe dirigido al alma de todos nosotros “los que aun pensamos”. Muchas madres lloraron en Yon el destino que les espera a sus propios hijos. Muchos padres lloramos de indignación ante la impotencia de protegerlos.

El puño, era de un Oligofrénico de esos que abundan en las huestes gubernamentales, organizándose en grupos fascistas para agredir al “verdadero pueblo” y a sus “verdaderos líderes naturales”, pero la intención, “la autoría intelectual” proviene del discurso presidencial, repetido a gritos por sus esbirros (masculinos y femeninos).

Esta degeneración ha tocado a la feminidad venezolana, cuando vemos a una mujer desnaturalizada amparando la agresión del hijo de otra. Y digo desnaturalizada, porque nada tiene de “natural” la deformación del carácter “progestérico” , pacificador y mediador que hasta ahora representaban las mujeres en nuestro país.

El nuevo “paradigma” preconiza que ellas dejan ser una barrera a la violencia masculina, esta revolución ha inventado el nuevo “ideal femenino”: La mujer “testostérica” instigadora de la violencia; modeladora y reflejo “del hombre nuevo” que promueve el ministro de “educación” para nuestros niños, quienes manejarán “mejor el fusil que los libros” en el “Holocausto de Venezuela“, en el “Apocalipsis de la época del pensamiento” y el principio del imperio de la locura y la ignorancia, la era del “Reino de la OLIGOFRENIA” , que nos regresa a etapas anteriores al nacimiento de la civilización humana.

Mi espíritu se entristece, no llora como Bobadil ante la caída de Granada, pero si se lamenta como Jeremías por el destierro que viene al pueblo y se ensombrece con la profecía del Cristo: “¡Jerusalem, Jerusalem, que matas á los profetas, y apedreas á los que son enviados á ti!”

Jesús R.

One Comment to “Asalto a Yon Goicochea”

  1. Que bello escrito!!! Honor a quien honor merece!! Yo, todas las madres te amamos, que Dios te cuide!!
    Shalom
    Iris G.
    Nashiville, TN/USA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: