El hombre que creía en las minorías

Como una gran pérdida para la vida democrática venezolana calificaron distintos dirigentes políticos la muerte de Carlos Delgado Chapellín, de quien destacaron su gran respeto por las minorías y su talante plural

  Carlos Crespo

A mplitud, democracia y respeto. Esas son las palabras que usan los que conocieron a Carlos Delgado Chapellín para describir la actuación, pública y privada, de quien fuera presidente del extinto Consejo Supremo Electoral (CSE) durante el periodo 1975-1990.

 

Para Pompeyo Márquez, quien lo conoció hace más de 40 años, Delgado Chapellín era una persona de “gran amplitud, de creencias democráticas e impulsor del pluralismo político”, conductas que para el veterano dirigente se echan de menos en la Venezuela actual.

Sobre sus gestiones en el organismo electoral, resalta su defensa del derecho a las minorías: “El creía en la igualdad de oportunidades, era un demócrata de una gran simpatía, de una gran cordialidad, abierto a oír las críticas, las observaciones, en contraste a lo que estamos viviendo hoy”. Márquez señala que Chapellín siempre mantuvo contactos con los partidos minoritarios, incluso cuando éstos no a! rribaron a la votación necesaria para tener representantes dentro del CSE.


El ex rector del Consejo Nacional Electoral, Ezequiel Zamora, recuerda que, a diferencia de lo que ocurre hoy, bajo la gestión de Chapellín el registro electoral se hacía público seis meses ante de las elecciones: “Inclusive se les daba (a los actores políticos) un lapso de 30 días para que hicieran las observaciones que a bien tuvieran lugar”.

Durante la gestión de Chapellín, recuerda Zamora, el organismo electoral criollo era un ejemplo de transparencia y llegó a asesorar a países como Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia e incluso a otros de mayor complejidad política como Nicaragua (durante la victoria de Violeta Chamorro) y España durante la transición democrática.

Por su parte, Felipe Mujica indicó que Delgado jugó un papel fundamental en la democracia venezolana como garante del respeto de la voluntad popular: “Fue presidente del CSE en un proceso de construcción de la democ! racia venezolana y pudo ser un factor de equilibrio, de encuentro, tod o el mundo siempre respetó su honradez y transparencia”.

Como ejemplo colocó las gestiones que hiciera Chapellín hacia finales de los años 80 cuando fue necesaria la repetición de las elecciones locales en varios estados del país: “Un momento tan difícil como ese, que es uno de los pocos que se recuerda de repeticiones de elecciones, lo contuvo con muchísima transparencia y equilibrio”.

Delgado Chapellín murió este domingo a los 74 años, producto de un accidente cerebro-vascular que sufrió a finales de septiembre. Fue consultor jurídico del Centro Simón Bolívar, juez, director de la Diex, presidente del CSE y ministro de Relaciones Interiores durante el gobierno de Ramón J. Velásquez.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: