El ministerio es su cuartel

En 18 de los 27 ministerios de la República Bolivariana las directrices son dictadas por militares. 47 son las caras visibles, ésas que aparecen en los listados protocolares por su nombre, apellido, cargo y rango. Los demás, están en las listas internas, escondidas del visor común

 

Patricia Clarembaux

Los ministerios están acuartelados. “Patria, socialismo o muerte. ¡Venceremos!
Ordene, mi comandante”, se escucha por las oficinas. Un “firrr” repica, de repente, por los pasillos. Ambas son cosas que pueden ocurrir desde que en las carteras de la República, civiles y militares están bajo el mando de un general. Y sí, los retratos familiares todavía reposan en los escritorios: esposa e hijos, todos sonrientes. Pero la foto impelable es la del perfil del presidente Hugo Chávez Frías -también sonriendo-, pero inmortalizado en el momento en el que le colocaba la presilla de ascenso al uniformado que, ahora, es funcionario público.

En 18 de los 27 ministerios de la República Bolivariana de Venezuela se vive esta situación. En la actualidad, son 47 las caras visibles, las que aparecen con nombre, apellido, rango y cargo en los listados protocolares. ! Las opiniones al respecto son diversas.

Hay quienes creen que esto es una estrategia del Presidente para evitar el cuestionamiento a sus órdenes, que éstas se cumplan al pie de la letra y sin titubeos. Algunos hablan de militarización.

Otros, creen que el número es insignificante si se compara con la nómina de trabajadores de los entes públicos.

“YO NO SOY MISERABLE”
Cuando el G/B (Ej.) Guaicaipuro Lameda aceptó la dirección de la Oficina Central de Presupuesto, no imaginó la bienvenida que le esperaba. A su llegada, escuchó a una persona -que no identificó- decir: “Aunque a él lo designaron, el poder real lo tengo yo”. De inmediato se preguntó: “¿Cómo?”, y habló con el presidente Chávez: Si a mí; me designaron para el cargo de director es porque soy yo quien va a dirigir”, le expresó. Desde entonces, colocó en su escritorio dos letreros, uno con un pensamiento del Libertador: “Ser jefe para no serlo es el colmo de la miseria” ; y otro más abajo: “Yo no soy miserable”, y lo firmó: Guaicaipuro Lameda. Su análisis proviene de la experiencia.

Para el general retirado, los militares en cargos de la administración pública tienen dos lecturas:

“Ellos están formados para la obediencia, la subordinación y la disciplina. Así, Chávez no les da instrucciones, sino órdenes”. Su segunda lectura tiene que ver con la ruptura de la estructura institucional del país sustituida por “una red al estilo de las logias, donde el poder real no lo tiene el director sino un subalterno que está en contacto directo con el Presidente. Así, quien fue nombrado como jefe termina siendo el! ejecutor de las directrices que recibe a través de ese subalterno”, explica.

Pero existen otras tesis para explicar la multiplicación de los uniformados en los ministerios. El V/A (r) Rafael Huizi Clavier considera que en Venezuela se vive un proceso de militarización, que “está destruyendo la esencia castrense al comprometer a los uniformados con el Gobierno”. Y comienzan a complicarse las cosas, pues vaticina que de fracasar el proyecto político, también “quedaría comprometida la Fuerza Armada Nacional”, lo cual no parece conveniente.

“Chávez quiere militarizar todas las funciones públicas”, agrega el historiador Guillermo Morón.

Recuerda en la historia de 1961 cuando los militares eran “apolíticos y no estaban al servicio de particularidad alguna”. Puso entonces el ejemplo de Juan Vicente Gómez, quien, aunque gobernó durante 27 años, escogió; como ministros a los civiles más cultos de su tiempo, como José Luis Fortoul, Pedro Manuel Arcaya y Pedro Tinoco”.

La idea de la militarización es compartida por el G/D (r) (GN) Enrique Prieto Silva, así como su preocupación por la preparación de los uniformados que hoy detentan cargos públicos: “Muy pocos están capacitados. La Fuerza Armada siempre tuvo individuos especializados.

Se capacitaban con becas del Gran Mariscal de Ayacucho.

Hoy eso no ocurre, aprenden en el camino”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: