Más Chávez, cero propiedad

Ya se sabe que la propiedad privada no tiene cabida en el proyecto de Hugo Chávez. Ya el mandatario lo ha advertido hasta el cansancio, una y otra vez.

Además, en su propuesta de “reforma” constitucional Chávez lo deja bien claro. Con la modificación del artículo 115, se eliminaría la propiedad privada. Sólo dejaría, inserta entre cuatro tipos de propiedades más, una especie de propiedad “personal” que no pasaría del derecho de “usar y consumir” el cepillo de dientes y la camisa que se lleve puesta. O tal vez, si el Gobernante es generoso podría alcanzar a alguna herramienta de trabajo, siempre y cuando se demuestre que la misma fue “legítimamente adquirida”.

Y si el absurdo ya es inmenso, ahora llegó al extremo de lo inverosímil.


Hace unos días, la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores, declaró que la erradicación de la propiedad privada alcanzaría a la propiedad intelectual. Así artistas, intelectuales, científicos, técnicos o profesionales no tendrán derecho de autor ni de patentar sus inventos o creaciones.

Pero, aún sin esta reforma por delante, la propiedad privada ya ha dejado de existir en Venezuela. Ésta sucumbió en manos de las “expropiaciones” y de las invasiones de tierras, industrias, fábricas, comercios y viviendas. Se esfumó con las confiscaciones y las violaciones contractuales, como las que fueron objeto RCTV, Ávila Mágica, Parque Canaima, y las empresas mixtas y asociaciones estratégicas de PDVSA, entre otras. Así como también se mermó la propiedad intelectual con la tolerancia oficial con la piratería de CDs, libros y películas.

Es más, en las adjudicaciones de tierras y viviendas que hace el Gobierno, brillan por su ausencia los más elementales derechos a vender, ceder, o arrendar el bien o “propiedad”. Además, los ciudadanos quedan en minusvalía en sus derechos de defensa, en cualquier eventual disputa con el otorgante o vendedor; es decir, el Gobierno.

Lo deseable sería que los asesores del presidente aprendieran de la experiencia de las alcaldías de Baruta y Chacao y de sus programas de titularización de tierras urbanas en las barriadas de esos municipios. Al otorgarle al ciudadano el derecho de propiedad, éste puede traspasar, vender, ceder, dar en herencia, hipotecar o ejercer cualquier otro derecho sobre su vivienda. Este pleno derecho le permite al ciudadano, entre otros beneficios, financiar con préstamos bancarios reformas a su vivienda o emprender algún negocio.

En resumen, para VenEconomía, el tema de la propiedad privada va más allá de aprobar o no la “reforma” a la Constitución propuesta por Chávez. La defensa del derecho de propiedad, pasa también por acabar con las violaciones y abusos actuales en su contra.

Advertisements

One Comment to “Más Chávez, cero propiedad”

  1. Si desaparece la propiedad intelectual en Venezuela me voy a vivir ahi… ¡Bien por Chávez!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: