¿Cómo matar a tres pájaros de un solo tiro?

Mediación de Chávez en el conflicto colombiano
Publicado el 24 de September, 2007 en Internacional

Autor: Olga Brumat /

Todos queremos la liberación de Ingrid Betancourt como la de los demás rehenes colombianos en manos de las FARC pero, al mismo tiempo, deberíamos reflexionar sobre el efecto que provocaría la eventual liberación de estos secuestrados “gracias” a la intervención de Hugo Chávez, del cual se conocen los vínculos, por lo menos ideológicos, con la narco-guerrilla colombiana. Además de lo que representaría para el estado colombiano someterse al chantaje de las FARC se le regalaría al caudillo venezolano una victoria totalmente inmerecida contribuyendo a darle una imagen de benefactor y pacifista tanto frente al pueblo colombiano como frente al gobierno del presidente Nicolás Sarkozy y a toda Europa – limpiando así, a nivel mundial, su imagen deteriorada por el cierre de RCTV, su arremetida contra la libertad de expresión en Venezuela, la corrupción de su gobierno y su proyecto de instalarse para siempre en el poder modificando la constitución que el mismo había promovido.

Las relaciones de Hugo Chávez con las FARC y el ELN se remontan al año 1993. Documentos clasificados de la DGSIM (Dirección de Inteligencia Militar) tratan de planes de Hugo Chávez con las FARC para desestabilizar al gobierno de Rafael Caldera (el mismo que lo había indultado devolviéndole sus derechos civiles). Según dichos documentos los contactos de Chávez con los terroristas FARC habrían comenzado a su salida de la cárcel, a la cual había sido condenado por su participación en el fallido golpe de estado (1992) contra el gobierno democrático de Carlos A. Pérez.

Se habría tratado entonces de concertar el apoyo delos guerrilleros a actividades subversivas en la frontera. Años después, a su llegada al poder en 1998 – esta vez por medio de las últimas elecciones libres en Venezuela- Chávez mantuvo y fortaleció sus relaciones con los grupos forajidos.

El enlace entre éstos y la inteligencia militar venezolana fue el Capitán de Navío Ramón Rodríguez Chacín, compañero de Chávez en el golpe quien, posteriormente, seria Ministro del Interior y Justicia de Venezuela. Gracias a esta alianza se realizaron intercambios de información y apoyo logístico a beneficio de la guerrilla.

El entonces Presidente de Colombia Andrés Pastrana denunció la actitud del gobierno de Chávez y protestó por el apoyo prestado a los guerrilleros, como también lo hizo en su momento el Presidente Álvaro Uribe. La respuesta venezolana no se hizo esperar y hubo represalias como el sabotaje del combustible en la Guajira y denuncias por parte de Caracas de supuestas violaciones a los Derechos Humanos por militares colombianos en el marco del Plan Colombia. Desde entonces y hasta ahora, el lema de Chávez ha sido: “Nos declaramos neutrales en el conflicto Colombia-Guerrilla”. Esta actitud ha convertido la zona de frontera entre los dos países en santuario para las jugosas operaciones del narco tráfico -que ha llegado a ser el mayor cartel del mundo- como también para el cobro de “vacuna” a los empresarios y ganaderos que habitan la zona y para la rentable industria del secuestro-sicariato.

Actualmente hay cerca de 220 venezolanos secuestrados por las FARC y el ELN en los estados fronterizos. ¿Por que no le preocupan a Chávez estos venezolanos? Su condición de candidato y posteriormente de presidente, le había impedido a Chávez reconocer, abierta y públicamente a sus amigos Marulanda, Raúl Reyes y al resto del estado mayor de las FARC. Al servir de mediador con la guerrilla, Hugo Chávez cumplirá uno de sus sueños: consolidar bajo su liderazgo el eje castro-comunista de “La Patria Grande” en AL, algo que su mentor Fidel Castro no había podido lograr con las armas. ¿Hacia dónde va el diseño geopolítico de Chávez?

La revolución bolivariana nunca fue concebida para limitarse a Venezuela y toda acción de Chávez encaja siempre en su proyecto geopolítico: eliminar sistemas democráticos y substituirlos por otros de corte totalitario y militarista- el llamado “socialismo del siglo XXI” – autocracia populista- demagógica donde el “caudillo” permanezca en el poder gracias a la compra de conciencias por corrupción y fraude electoral. Gracias a sus alianzas con Irán, China, Rusia, Bielorrusia -y, por supuesto, Cuba -Chávez trata de garantizarse su permanencia en el poder.

De allí exporta su revolución, primero sustituyéndose al IMF y al Banco Mundial como banquero de la región, gracias a sus petrodólares y segundo, contratando a cubanos “expertos en remodelación social” y enviándolos a los países bajo su influencia económica como Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina y Uruguay.

En tercer lugar Chávez difunde su ideología, tanto a través de las llamadas “oficinas de información del Alba”, como mediante las redes de ayuda médica y el apoyo a las campañas electorales de sus adeptos. En Colombia ésta es la misión de las FARC aliadas con grupos chavistas como la Coordinadora Continental Bolivariana, los Núcleos Bolivarianos por Nuestra América, el Movimiento Bolivariano Nueva Colombia y el Partido Comunista Clandestino. Alimentados por la chequera venezolana, todos ellos trabajan abiertamente a la difusión del proyecto bolivariano.

Sin embargo, en una primera etapa- se conformarían con un gobierno de coalición con los social-demócratas del Polo Democrático Alternativo,”como paso importante…a la construcción del socialismo”- según Raúl Reyes. La visión “unitaria” bolivariana también aparece en la frontera donde decenas de miles de personas ostentan la doble nacionalidad y pueden ejercer el derecho de voto en ambos países. Mientras Chávez confirma – a la Senadora Pilar Córdoba – opositora de Uribe y emisaria de las FARC, su deseo de mediar en el conflicto, la periodista venezolana Patricia Poleo exiliada política del régimen chapista declara, en una entrevista en Miami, que Ingrid Betancourt ya estaría en territorio venezolano, en una finca propiedad de un jefe de la guerrilla, lista para la entrega.

El presidente Uribe ya ha liberado, a Rodrigo Granda, jefe militar de las FARC a petición de su homólogo Nicolás Sarkozy, el cual ha declarado por su parte: “no abandonaremos a Ingrid Betancourt” ¿Por qué es tan importante Ingrid Betancourt para Sarkozy” ¿Por sus supuestos nexos familiares con Liliane Betancourt presidenta del grupo ORÉAL? No necesariamente.

En el deplorable caso de las enfermeras búlgaras retenidas y torturadas en Libia, la intervención de Cecilia Sarkozy le valió a Francia lucirse frente al mundo y realizar la venta de más de 400 millones de dólares en armas. ¿Pero con quién se daría, esta vez, el canje: con las FARC por Ingrid Betancourt? ¿Si fuera así, hasta dónde estaría dispuesto a llegar el gobierno francés en la negociación? ¿A conseguirle a las FARC y aliados el reconocimiento internacional como grupo insurgente, como quisieran ellos, a pesar de que la UE unánimemente haya declarado “terrorista” a este grupo guerrillero? Parecería poco probable dado el pro-Atlantismo de Sarkozy y al hecho que los EEUU no apreciarían que Francia apoyara a la narco guerrilla en contra de Uribe.

También podría imaginarse que, a cambio de I Betancourt, Francia libere a Illich Ramírez, el tristemente célebre “Carlos el Chacal”, quien cumple cadena perpetua en Francia por el asesinato de tres policías franceses, cuya liberación está siendo públicamente promovida por Chávez que lo considera un héroe anti-imperialista. Se entiende que Chávez quiera la liberación de Carlos. Este terrorista de profesión, hijo de un fundador del PCV, entrenado en Cuba y Moscú, miembro de Al Fatah y convertido al Islam, autor de sangrientos atentados (83 muertos) es primo hermano del Ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez y también Pres.de PDVSA y cuenta con la amistad del ex vicepresidente de Venezuela José V. Rangel. Pero querer no es poder, para Sarkozy, gran defensor de la ley y el orden, primero como Ministro del Interior y Justicia y ahora como presidente, sería totalmente incongruente liberar al asesino de tres policías franceses, sea cual fuese la moneda ofrecida en el intercambio…

La autora es venezolana Lic. Relaciones Internacionales, Post Grado (DEA) en Geopolítica en La Sorbonne, Paris, editorialista invitada para El Norte de Monterrey, Mexico, adonde actualmente reside.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: