¡No más!

Por Kico¡ No más, ya basta! No es posible que Chávez nos friegue cada vez que quiera con el mismo esquema. ¡Por Dios! Hay que usar el cerebro. Convencernos de que le podemos ganar una y dar la pelea. Yes que el cuadro actual lo permite. El hombre anda mal, lo agarró la ley de los promedios. Lo que necesitamos es un buen plan, una buena dirección, acuerdos mínimos para salir a hacer campaña por el No lo más pronto posible. Cero ventajas.

Si le creemos a las encuestas, la reelección continua o indefinida, no goza de mucha popularidad.

Está abajo en todas las mediciones. Las mismas encuestadoras que han dado ganador a Chávez en todos estos nueve años, coinciden en que a la gente le desagrada la idea de un presidente eterno. Este rechazo tiene que ver con el desgaste del gobierno, con los servicios, con el desempleo, con la inseguridad y demás males.

Es muy concreto. Tiene mucho también de afecto, del desamor que quedó en el corazón de millones de hogares cuando en un arrebato de soberbia el líder del proceso apagó de un sólo trancazo la señal de RCTV. 53 años pesan, sobre todo si los sustituyen por un canal malo, sin el menor sentido de lo que es divertir a la audiencia.

Sólo un liderazgo bruto, botaría una oportunidad como ésta. Lo que menos importa ahorita son las benditas condiciones, el lío del CNE. La clave es la mayoría, solidificar ese rechazo que está en la calle. Chávez lo sabe y por eso anda en campaña, una vez más nos ataca con las mismas armas de siempre. ¿Qué hace el Presidente cuando le interesa acumular más y más poder? Simple: convoca elecciones, se lanza a besar niños y abrazar viejitas.

Chávez jura que frente a un televisor no hay nadie que se le resista. Por eso, todos los días se encadena. Su discurso es el de siempre. El truco es culpar a los ricos de los problemas de los pobres. No es el gobierno el responsable de que la gente viva mal, son los poderosos que junto al imperialismo conspiran, segundo a segundo, para evitar que la revolución le cumpla al pueblo.

Ese es el truco y, como en Miraflores todo lo miden, Chávez sale a la calle con un discurso lleno de trapos rojos para lograr que los pobres odien a los ricos. Pongamos un ejemplo de cómo funciona el esquema. En lo que va de mes Chávez no ha hecho otra cosa que enfilar sus baterías contra las clínicas y los colegios privados. Esos son sus dos objetivos y de allí no se sale.

La razón es sencilla, al puyar a las clínicas y a los colegios privados, logra que la clase media, casi toda en la oposición, salte a defender lo que considera algo suyo. Al responder airadamente, el Presidente logra que su audiencia, los pobres a quienes él se dirige, sientan que es verdad eso de que los ricos no los quieren. En su cabeza, el pueblo piensa: “Esa gente de dinero no quiere compartir conmigo sus privilegios. Son egoístas, malos, no les importa que el pueblo tenga que ir a hospitales destartalados, sin medicamentos y con mal servicio. Mientras ellos se cuidan en esas lujosas clínicas, el pobre tiene que morir desangrado en una cola. Claro, como yo no tengo plata…” Con un solo tiro, el chavismo mata dos pájaros a la misma vez.

En días pasados titulaba El Nacional que los estudiantes en cuarto año tenían que hacer trabajo voluntario en Barrio Adentro ¿Qué es lo que se busca con esa perlita? Fácil, lo mismo que con las clínicas. Resulta que en las encuestas de Seijas, que mandó a hacer el gobierno, aparece que los estudiantes son bien vistos en los sectores populares. La gente siente que son parte de un nuevo liderazgo y que están peleando por cosas buenas, no por cargos o plata. Bueno, para debilitar al movimiento estudiantil, el gobierno montó esta trampa. La sala situacional de Miraflores espera que las madres y padres clase media salgan a pegar el grito al cielo por la pretensión del gobierno de cubanizar a sus hijos. De igual manera que los pobres sientan, al escuchar el desespero, que el rechazo de la clase media es también un rechazo de los estudiantes a ellos, porque les tienen asco.

Son 9 años ya con el mismo cuento. Lo peor es que en vez de salir a la calle a desenmascarar a este gobierno corrupto y mentiroso, los factores políticos deshojan la margarita sobre si llaman a votar o se abstienen. Nada, a dejarse de pendejadas. No hay que permitir que Chávez siga corriendo solo y disminuyendo el rechazo a la reforma.

Vamos a unir al país, no a dividirlo. Adar la pelea por una Venezuela para todos. Después en noviembre, evaluamos la situación. Si el cuadro es contrario, estamos fritos, no hay emoción, entonces esa será la política. Pero, si las encuestas dicen que hay un chancecito, un huequito por donde podamos meternos y evitar la dictadura, entonces… ¡¡¡yupiii!!!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: