Archive for September 3rd, 2007

September 3, 2007

La mayor secta de asesinos de la Historia

No hace falta mucha explicación o elaboración. Aca esta un video documental sobre las masacres orquestadas desde los partidos rojos rojitos.

Asesinos

mas sobre el autor en su pagina http://www.elmanifiestodelasclasesmedias.com/

September 3, 2007

La excomunión de Ameliach

Advertencia: El siguiente artículo es una estafa. El humor brilla por su ausencia y ni siquiera es original. Lo escribo porque tengo que cumplir con mi tarea de los viernes, porque si no Teodoro me manda al tribunal disciplinario del periódico. No lo lea. No diga después que no se lo dije… ¡Avisao!…

Baruch de Spinoza fue un filósofo judío nacido en Ámsterdam en 1632, cuya familia había huido de España a Portugal, países de los que fueron sucesivamente expulsados. Por tal razón Spinoza es simultáneamente holandés, español, portugués y judío pero, a la vez, no es nada porque de todos lados lo corrían. En 1656 fue —incluso— excomulgado por la comunidad judía de Ámsterdam por su escaso apego a la ortodoxia y por tratar de pensar libremente. Reproducimos de seguido el texto de la excomunión. La cita es larga pero vale la pena por ser una de las más hermosas odas a la intolerancia jamás escrita:

 

read more »

September 3, 2007

El país que Yo-El-Supremo quiere

 Simón Bocanegra

Quien crea que lo del “Tribunal Disciplinario” del PSUV y la sanción a Ameliach es un asunto que ni le va ni le viene y que “esas son vainas de los chavistas”, debe bajarse de esa nube. En ese episodio está prefigurado el país que Yo-El-Supremo quiere. Un país donde su voluntad sea la ley y donde toda opinión distinta a la suya sea considerada como delito. El PSUV no tiene estatutos, que son a un partido lo que las leyes al país. Sin “leyes” partidistas que regulen el asunto, fue creado un tribunal interno. Sin “leyes” que tipifiquen delitos y penas, fue sancionado un “delito” inexistente, no tipificado.

Ameliach fue sancionado porque expresó una opinión que disgustó a Yo-El-Supremo. Ese fue su “delito”. Ese es el país que Chávez quiere; uno en el cual las opiniones distintas a la suya sean criminalizadas. La Reforma Constitucional es para eso; para crear ese país sin más ley que la voluntad del presidente –la cual, por supuesto, será plasmada, por él mismo, a través de la Ley Habilitante, en leyes pret-a-porter. Leyes a su imagen y semejanza. Además, en la obsecuencia de los miembros del “tribunal disciplinario”, está también plasmado el país que quiere Yo-El-Supremo: un país de jalabolas, serviles hasta la nausea, valga la redundancia. Un país agarrotado por el miedo.

September 3, 2007

¿Cómo impedir la reforma?

Por: Alejandro Peña Esclusa

Fuerza Solidaria

Al diseñar la reforma constitucional, Chávez aplica la ley del embudo, reservándose todo el poder y negándose a compartir siquiera una pequeña parte con sus colaboradores y aliados.

De ser aprobada, gobernadores y alcaldes oficialistas no podrán ser reelectos; los diputados estarán constitucionalmente subordinados al Ejecutivo; los líderes del PSUV serán desplazados por los dirigentes de las comunas; los vicepresidentes nombrados –y destituidos– a dedo; los militares subordinado! s a los reservistas; los millonarios chavistas amenazados con perder sus bienes, debido al nuevo concepto de propiedad; y los aliados del Gobierno que protesten legítimamente recibirán el mismo tratamiento que el Gobernador de Sucre, Ramón Martínez.

read more »

September 3, 2007

Chávez saca pecho con la ‘petrodiplomacia’

 


El presidente venezolano ha convertido el crudo en un intrumento clave para la política exterior
JUAN FRANCISCO ALONSO – Caracas – 02/09/2007

>El petróleo se ha convertido en la mejor arma para la política exterior del presidente venezolano, Hugo Chávez. Desde su llegada al poder, en 1999, la estatal Petróleos de Venezuela suministra crudo a una veintena de países con laxos mecanismos de financiación. El más reciente de los acuerdos se ha firmado con el alcalde de Londres: Caracas facilitará petróleo un 20% más barato al transporte público londinense. La oposición venezolana acusa a Chávez de expoliar los recursos naturales para comprar lealtades políticas. El mandatario se ha embarcado ahora en las tareas de mediación entre el Gobierno y la guerrilla de Colombia para lograr un acuerdo de intercambio de rehenes y prisioneros.

Los habitantes de Londres son los más recientes destinatarios del maná de Petróleos de Venezuela (PDVSA), la compañía petrolera estatal del país presidido por Hugo Chávez. Pero el acuerdo con el alcalde de la capital británica, Ken Livingstone, para suministrar petróleo un 20% más barato al transporte público londinense, sólo es el último de una larga serie de programas de ayuda venezolana que se reparten por el mundo.

read more »

September 3, 2007

El arte de mentir

Por Simón Alberto CONSALVI

Mentir es un arte, y no debemos llamarnos a engaño, porque comenzaríamos por mentirnos a nosotros mismos, puesto que todo engaño a la postre resulta en mentira. Del arte de mentir se han ocupado filósofos y escritores, psiquiatras, humoristas y políticos. Durante la Edad Media (y los siglos que vinieron) se mentía con frecuencia, y por necesidad. No pocas veces se salvó la vida por una mentira.

El filósofo Pérez Zagorin escribió Ways of lying (Harvard University Press). O sea, Modos de mentir / Disimulo, persecución y conformidad en la temprana Europa Moderna. La persecución religiosa y la intolerancia intelectual eran de tal magnitud que incidían drásticamente en la vida de la gente en los siglos XVI y XVII. El filósofo es un erudito y analizó en textos de teólogos, escritores, profetas, los modos cómo, por ejemplo, se expresaba un concepto o una idea prohibida. La mentira conducía al pensamiento más refinado, o a la resignación menos cristiana. En suma, en aquellos tiempos, la mentira o lo que se quisiera expresar con la palabra, tenía justificación y explicación histórica.

Abundan los tratados sobre “el arte de mentir”. Unos de seriedad filosófica como el de Pérez Zagorin, otros de humorismo y sátira como Sobre la decadencia del arte de mentir, del novelista Mark Twain. “El principio de la verdad puede contener el principio del absurdo en sí mismo”. Twain se divierte analizando y glosando las más variadas situaciones (e hipocresías) de la rutina cotidiana. “Me encanta verte”, exclama una señora, mientras piensa (o siente) “Qué bueno que estuvieras entre caníbales a la hora de la cena”.

Abundan entre los humoristas métodos y test para descubrir las mentiras de los políticos. Obviamente, no son los únicos que mienten, pero lo hacen por razones profesionales (si la expresión se permite).

Creo que en Caracas, “capital de la República Bolivariana de Venezuela, cuna de Bolívar y reina del Guaraira Repano”, ya es tiempo de que sometamos a observación la cómica metamorfosis del Bolívar de Juan Vicente Gómez al Bolívar de Hugo Chávez Frías.

Confieso mi perplejidad cuando oigo con tanta persistencia (y dogmatismo patriótico) que “Simón Bolívar fue socialista”, y que es la estrella que guía las reformas constitucionales destinadas a crear esa forma disimulada de monarquía que es la “presidencia vitalicia”. Como me desconcierta y me reprocho no haberlo descubierto a tiempo, me he tomado el trabajo de ir a sus textos y, en especial a sus Constituciones.

Vuelvo a las páginas de Caracciolo Parra Pérez, Bolívar / Contribución al estudio de sus ideas políticas, uno de los primeros tratados de ese género, escrito en Burdeos en 1914, mientras el historiador se refugiaba de los asedios de la I Guerra Mundial. Parra Pérez resalta la admiración de Bolívar por la Constitución británica, “la que parece destinada a operar el mayor bien posible en los pueblos que la adoptan”. Privilegiaba en esa Constitución, a pesar de monárquica, la división y equilibrio de los poderes, verdadera expresión de soberanía popular. Algo que los neo-bolivarianos consideran una herejía.

No tuvo ocasión Bolívar de intervenir en la Constitución de 1811; la responsabilizó de nuestras primeras desgracias republicanas en el “Manifiesto de Cartagena”. Pero la de 1819, aprobada por el Congreso de Angostura, aun cuando fueron rechazadas algunas de sus propuestas, expresó su pensamiento político. El texto se inicia con las cuestiones más sustanciales: “Derechos y deberes del Hombre y del Ciudadano”.

En la sección “Derechos del hombre en sociedad” se lee: “Son derechos del hombre la Libertad, la Seguridad, la Propiedad y la Igualdad. La felicidad general que es el objeto de la sociedad, consiste en el perfecto goce de estos derechos”.

Otro artículo reza: “El derecho de expresar sus pensamientos y opiniones de palabra, por escrito, o cualquier otro modo, es el primero y más estimable bien del hombre en sociedad. La Ley misma no puede prohibirlo; pero debe señalarle justos términos, haciendo à cada uno responsable de sus escritos y palabras, y aplicando penas proporcionales à los que la ejercieren licenciosamente en perjuicio de la tranquilidad pública, buenas costumbres, vida, honor, estimación y propiedad individual”. Y en otro: “La Propiedad es el derecho de gozar y disponer libremente de sus bienes, y del fruto de sus talentos, industria o trabajo”.

“El Libertador –escribió Parra Pérez– denuncia, en todos los días de su vivir, el peligro de los sistemas turbulentos nacidos del idealismo demagógico que empuja a la Revolución”.

September 3, 2007

El eco de Miraflores

Por Alberto BARRERA


Ya una vez dejé caer esta anécdota en este costado de la página: es diciembre y me detengo en un semáforo. Es una encrucijada donde, con frecuencia, cruzo a la izquierda, aunque la luz verde del semáforo no indica que el paso hacia la izquierda está permitido. Como estamos en días de aguinaldos, una suspicacia navideña me hace frenar junto a un fiscal que, curiosamente, aparece ese día sobre esa esquina.

“¿Aquí se puede cruzar hacia allá?”, le pregunto, moviendo patrióticamente los labios hacia mi mano izquierda. El oficial duda un segundo, observa el trío de luces que parece flotar en el cielo y, luego, vuelve a mirarme y me dice desdoblando una sonrisa: “Es a su riesgo, maestro”.

Se trata de una metáfora fantástica. El principio de autoridad cede ante el principio del riesgo. La legalidad es un azar.

Quizás ahí también hay una definición de la venezolanidad: la espontaneidad puede ser una norma.

read more »

September 3, 2007

¿Porque carrizo no indulta a los venezolanos?

 

Y yo le contesto Sr. Por que es un perro, por que todo lo que hace, lo hace solo si tiene ganancias.

Por: Federico Alves

 

No hay que ser mezquinos con Mr.Tirano, y debemos de corazón apoyar la liberación de los “paracachitos”, como ha buscado la admirable Martha Colmenares desde que fueron injustamente acusados de ser boy-scouts, porque militar sin armas es un boy-scout. Pero la pregunta es la misma de siempre: ¿y los presos políticos venezolanos?

read more »