Reelección vitacilia

 

VitaciliaAdvertencia: El siguiente es un artículo de humor (nada serio, pues). Una de las formas mediante las cuales éste se manifiesta es la ironía. La ironía no es exactamente pretender decir lo contrario a lo que efectivamente se dice, sino que, en muchos casos, es, más bien, una figura expresiva en la cual queda claro que el autor no dice lo que efectivamente está diciendo (¿sí me explico?).

 

… Quise decir “Reelección, vitalicia, Cilia”. “Vitalicia” es la palabra que andas buscando para lo que quieres hacer. Ese debate de si la reelección es indefinida o continua (sin acento) es otra manipulación mediática de la Embajada. Porque la palabra “indefinida”, y en esto estoy de acuerdo contigo, da la sensación de que Chávez quisiera quedarse para siempre (incluso más allá de los naturales procesos vitales, como la momia de Lenin) luego de una elección en la que se le elige para siempre.

 

Y él lo que verdaderamente quiere es quedarse para siempre, pero con reelección continua, que es distinto aunque suene igual. Porque con la reelección continua implica tener la opción —yo diría más bien el privilegio— de poder elegirle nuevamente cada seis años, si así lo queremos.

 

Pero vamos a estar claros, Cilia, esto lo pide él porque sabemos que es un hombre de naturaleza humilde, que no se cree indispensable y se sabe absolutamente prescindible. Pero en ti está el saber que eso no es verdad y por más que él no quiera o se niegue, tu deber es propiciar una reforma que lo mantenga en el poder. Este proceso sin el Comandante no avanza. Él es, como diría Aristóteles, el motor inmóvil que mueve los demás motores.

 

Te hago sólo dos preguntas, y te las hago por puro formalismo, como serían las elecciones continuas: ¿Hemos tenido lo largo de nuestra historia mejor presidente que Chávez? Ajá, y: ¿Tendremos un presidente mejor que él alguna vez? Ajá, ¿y entonces?, ¿no estamos viviendo nuevos tiempos?, tiempos de sinceración. Entonces, Cilia, “vitalicia”, esta es la palabra.

 

Viene de vital, un cargo vitalicio es aquél que se otorga hasta que termine la vida del encargado. Ejemplos abundan en la historia: Gómez, Franco, Stalin, Mao (Te puse dos malos y dos buenos para ser equilibrado) (los buenos son Stalin y Mao, por si las dudas).

 

Entonces, Cilia, no caigas en el juego de la CIA, propón la presidencia vitalicia de una vez. No te digo monarquía, porque ahí sí sé que ofenderías gravemente al líder. Si le cuesta aceptar la idea de la presidencia vitalicia, imagínate lo de fundar una dinastía sustentada en el “Ius sanguinis”.

 

Entiendo que estás esperando la propuesta del presidente.

 

Cilia: no lo pongas en ese trance. Conociendo su modestia propondrá un solo período, sin reelección y cuidado si no menor a seis años para dar por automáticamente concluido su mandato. Sobre tu conciencia pesará entonces, por omisión, la responsabilidad de haber privado al país del mejor presidente de su historia por siempre jamás. Y esas cosas, Cilia, tarde o temprano Dios y la patria las demandan.

 

Así que no esperes más:
¡¡¡¡¡Presidencia vitacilia ya!!!!!.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: