Colombia de luto

Las FARC anunciaron la muerte de once diputados secuestrados durante un enfrentamiento con “un grupo militar sin identificar”. El Gobierno acusa al grupo de haber asesinado a los legisladores “vilmente” y niega haber ordenado una operación de rescate. Los familiares de los fallecidos piden que les entreguen los cuerpos

 

(Agencias) El día empezó mal.

 

En la madrugada de ayer, un escueto comunicado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), difundido a través de Anncol -una agencia de noticias cercana a esa guerrilla- informaba que once de los doce diputados del departamento del Valle del Cauca, que mantenían secuestrados desde 2002, habían fallecido. El número doce, Sigifredo López, habría sobrevivido porque no se encontraba junto a los demás retenidos.

 

De inmediato, el presidente Álvaro Uribe convocó un consejo extraordinario de seguridad y de ministros para analizar la situación.

 

A primeras horas de la tarde, terminada la reunión, el mandatario leyó un comunicado, a través del cual desmintió que su Gobierno hubiera ordenado rescatar a los rehenes, y acusó al grupo guerrillero! de haber asesinado “vilmente” a los once secuestrados.

 

Uribe también pidió “apoyo a la comunidad internacional para hallar los cadáveres”, y dijo que solicitará “una unidad forense internacional” para esclarecer “las circunstancias de este crimen atroz”.

 

En Calí, en medio del caos y el dolor sembrado por la noticia, los familiares de los diputados exigían que les entregaran los cuerpos, y culpaban por igual al Gobierno y las FARC del trágico desenlace, por su intransigencia para lograr un acuerdo humanitario que consiga la libertad a los secuestrados.

 

CABOS SUELTOS
El anuncio de las muertes está rodeado de muchas impresiones, y diversas autoridades y analistas en el vecino país llamaron la atención sobre supuestas contradicciones en el documento de las FARC, firmado por el ! Comando Conjunto de Occidente de la guerrilla.

 

En primer lugar , los decesos -que habrían ocurrido el 18 de junio- sólo fueron revelados diez dí- as después. Luego, se dice que los legisladores fallecieron en medio de un fuego cruzado con “un grupo militar sin identificar”. Cuando las FARC emiten un comunicado sobre un parte de guerra hacen énfasis en las características del grupo con el que combatieron y señalan explícitamente si se trató de las Autodenfesas, el Ejército o, incluso, la guerrilla del ELN, explicaban en la página web de la revista Semana. Finalmente, no se aportan datos precisos sobre la ubicación del campamento donde se encontraban los rehenes.

 

Para el Gobierno, esto sólo confirmaría “que quisieron ocultar el crimen de lesa humanidad que cometieron”, leyó Uribe, refiriéndose a las FARC.

 

NEGOCIACIONES AMENAZADAS
La trágica noticia coincide con los esfuerzos locales e internacionales para lograr la liberación negociada de los rehenes.

 

Las FARC mantienen retenidas a 56 personas entre políticos, militares, policías y extranjeros que pretenden canjear por cerca de 500 guerrilleros presos.

 

Los once diputados hacían parte de este grupo (reducido ahora a 45), entre quienes se cuentan también la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt y tres estadounidenses, contratistas del Pentágono. Algunas de estos rehenes, tienen más de diez años en cautiverio. Los insurgentes solicitan la desmilitarización de los municipios de Florida y Pradera (departamento del Valle del Cauca), para dar libertad a los secuestrados, pero Uribe se opone a esa opción desde su época de aspirante a la presidencia, y así lo reiteró ayer en su mensaje a! l país.

 

Luego de haber intentado rescatar a los retenid os mediante operaciones militares -casi todas sin éxito- familiares y gobiernos extranjeros insisten fuertemente al Gobierno colombiano para que abandone esta riesgosa vía por un acuerdo humanitario. El propio presidente francés Nicolas Sarkozy, llamó a Uribe a los pocos días de arribar al Elíseo, para manifestarle su total desacuerdo con cualquier opción armada.

 

Este mes, como parte de estos esfuerzos, Colombia inició la liberación unilateral de un grupo de guerrilleros presos, entre ellos, Rodrigo Granda, también conocido como el “canciller de las FARC”, que marchó a Cuba para mediar en la negociación. Apenas este miércoles el despacho de Nariño había firmado 14 nuevos indultos para sumar ya 36 liberados, de un grupo anunciado de 131.

 

Hace una semana, además, delegados de los gobiernos de Francia, España y Suiza, con a! utorización del Gobierno, se reunieron con Raúl Reyes, vocero de las FARC, en busca de una aproximación a un posible diálogo.Y ahora mismo, hay una comitiva de familiares de secuestrados y personalidades colombianas de gira por Europa para solicitar apoyos internacionales que permitan resolver la tragedia humanitaria sin derramamiento de sangre.

 

A pesar de la tragedia, se prevé que el anuncio del asesinato de los once diputados, lejos de congelar las negociaciones, genere una fuerte presión internacional sobre el Gobierno de Álvaro Uribe y las FARC para lograr al fin un acuerdo humanitario.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: