“Patria, Socialismo y Disneyworld”

Gustavo Coronel

“Patria, Socialismo y Disneyworld”. Grafiti en las calles de Caracas.

“Patria, Socialismo o Muerte”. Valla en un tanque de los esclavos, en la Academia Militar.

272 vidas desperdiciadas

El espectáculo de ayer no pudo ser mas deprimente. Encerrado en el patio de una Academia Militar llena de guardaespaldas, frente a una réplica pirata y cursi del Monumento a Carabobo, un ejército de esclavos mostraba traidoras consignas de “Patria, Socialismo o Muerte” y se paraba con desgano frente a un hombre mal vestido, de verde y rojo, hinchado, de desabrido aspecto, quien se preparaba para dar su discurso.
Este fue un discurso cínico, repetitivo, vacilante, propio de un enano moral. Sentaditos en incómodas sillas, sin atreverse a moverse mucho, lo escuchaban Cilia, Clodobaldo, Isaías, Raúl, Adán, y la retahila de militares que fueron nombrados con fastidio por el orador.

Más atrás se sentaban los esclavos menores. Forzados a estar allí, como parte de su trabajo, se veían los miembros del cuerpo diplomático, fortalecidos quizás por unos cuantos whiskies previos a fin de poder enfrentar el aguacero de sandeces que se les venía encima.

Habló el enano moral sin sonrojarse de las dictaduras que habían oprimido a Venezuela, las “dictaduras de las élites genuflexas frente a las potencias imperialistas”. Olvidó mencionar la dictadura actual, la que él mismo ha generado, no ya la de una élite sino la de un solo hombre, una dictadura genuflexa frente al carnicero cubano y melosa con los déspotas mas despreciables del planeta.

Pensé que mientras este bochornoso espectáculo se desarrollaba en “familia”, como en una cárcel, miles de ciudadanos dignos y libres estaban alzados a todo lo largo y ancho del país, alzados en la mejor concepción del término.

272muertos-02.jpg No alzados con las armas de la traición y del engaño a sus propios compañeros de armas, como lo hizo el enano en Febrero de 1992, sino alzados con las armas de la razón, de la dignidad y del coraje cívico. Alzados exigiendo libertad y respeto a un régimen que muestra ya todas las señales de una degeneración total.

Los últimos días han sido terribles para el enano moral. El gran demócrata polaco Lech Walesa lo batió contra el suelo cuando dijo que tendría que pagar por sus crímenes. Los españoles finalmente lo han rechazado. El senado Brasileño invitó a Marcel Granier a hablar en su recinto.

Sebastián Garzón dictó cátedra de democracia y justicia en Caracas, latiéndole en la cueva. Los Colegios de Abogados y de Ingenieros han publicado documentos en defensa de la libertad de expresión. La Iglesia se ha pronunciado vigorosamente. Los periodistas se organizan para protestar, en su día, contra el abuso de poder.

272muertos-03.jpg Pero la mayor lección de decencia y de civismo que alguien le haya dado al enano moral en mucho tiempo se la dieron los estudiantes reunidos en el Estadio Universitario. En ese evento miles de jóvenes venezolanos le recordaron al enano moral que en la población venezolana existe una gran reserva de dignidad, de integridad ciudadana y de civilización.

Lo que comenzó como una modesta ola de protestas cívicas se está convirtiendo en un tsunami. El enano moral y su corte no han podido hilvanar una respuesta medianamente efectiva al creciente clamor por democracia, libertad y cese de abuso de poder por parte del país.

Los liliputienses han intentado inútiles ataques, groseros y destemplados, contra Garzón, contra Brasil, contra España, contra los periodistas o contra los estudiantes como los que han vomitado el mismo enano, Carreño, Maduro, Maripili, la Golinger, la infeliz presidenta del supremo tribunal o la asambleísta de aspecto patibulario, Desireé Santos Amaral.

El mensaje que el país le está dando al enano moral es claro y contundente. Le está diciendo que la verdadera revolución es la revolución de la decencia, de la solidaridad social y del respeto por los bienes de la nación.

272muertos-04.jpg El país le está diciendo al enano moral que ya basta de vulgaridad, de corrupción, de incompetencia, de propaganda efectista, de derroche de nuestros recursos, de carantoñas a los dictadores mas sangrientos e ignorantes del planeta, de lanzarle limosnas al pueblo, de arrodillarse frente a los dictadores y de prostituir a las fuerzas armadas, a la industria petrolera y a los niños de nuestro país.

Le dice: Enano, es preciso gobernar, no mandar. Es preciso llamar a todos los venezolanos a llevar a cabo una acción conjunta para sacar al país de la pobreza, de la suciedad que nos abruma, del ventajismo de la cleptocracia ignorante que se ha adueñado del erario público, del abuso de poder.

Y si no quieres o no puedes hacerlo, pués véte, deja el puesto y la responsabilidad a quien si lo pueda hacer.

Ya parece evidente que el enano que oímos ayer, decaído, descargando su bilis contra la Venezuela que no piensa como él, no está capacitado para gobernar en nombre de la democracia y de todos los venezolanos. Ya nadie tiene dudas, ni en las urbanizaciones ni en los barrios.

Las vallas que muestran las efigies del enano y del Ché Guevara, colocadas en ocasión de la Copa América, representan una nueva y terrible ofensa a la inmensa mayoría de nuestro pueblo así como una ofensa a los visitantes amantes de la libertad y la democracia.

El país libre está alzado mientras los esclavos se encuevan en la Academia Militar.

Advertisements

One Comment to ““Patria, Socialismo y Disneyworld””

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: