“Mi padre es mi héroe, nunca se doblegó”

María José Usón cuenta los días que faltan para que su padre pueda solicitar libertad condicional (Enio Perdomo)
 
 
 

13 días que restan de junio + 31 días de julio + 31 días de agosto + 30 de septiembre + 31 de octubre = 136 días. A diario saca la cuenta, restando el día que pasó. El ejercicio es sencillo, sin duda, el más sencillo que desde el punto de vista científico le ha tocado sacar desde que estudia Administración. El problema está en que la operación va más allá de la matemática, traspasa lo racional. Se traduce en la posibilidad de ver nuevamente a su padre libre, aunque sea con libertad condicional.

“Estoy contando los días para que mi papá llegue y pase la noche en casa. Ya los vecinos dicen que tienen preparados los fuegos artificiales. Esperemos que los tribunales cumplan”, comenta mientras se le apagan los ojos, que hasta hace un instante brillaban con ilusión.

Y es que en el próximo mes de noviembre, el general Francisco Usón, condenado a cinco años y seis meses de prisión por el delito de injuria a la Fuerza Armada Nacional (FAN) -por opinar- ya ha cumplido la mitad de su condena y podría solicitar el beneficio de libertad condicional. Pero aunque María José Usón Borges sabe que la matemática es exacta y las cuentas no fallan, ha aprendido en casi tres años de ir y venir a la cárcel militar de Ramo Verde, en Los Teques, que la “justicia no siempre es tal”.

Este Día del Padre, al igual que los dos anteriores, la familia Usón-Borges, formada por padre, madre y única hija, la pasarán juntos, desde las 10:00 a.m. hasta las 5:00 p.m., en Ramo Verde, en compañía de abuelos y tíos. En la mesa, no faltarán las señoritas que tanto le gustan al general ni las velas que a diario enciende a la Virgen en su pequeño altar.

“Mi padre es mi héroe. A pesar de los sacrificios, no se doblega y sigue firme con sus valores y principios. Cuando le ofrecieron el indulto, en vísperas de la pasada Navidad, me sentí muy orgullosa de él: se negó a aceptarlo. Y es que mi papá no tiene nada por qué pedir perdón”, dice María José con mucho temple. La situación de su padre la ha enseñado a darle el justo valor a los acontecimientos, ha establecer prioridades. “Antes era una muchacha muy llorona y ahora estoy consciente de que hay cosas realmente importantes en la vida por las cuales llorar y preocuparse”.

Luego de recordar los años de su infancia, entre pasillos de la Comandancia General del Ejército, en Fuerte Tiuna, y describir a su padre como cariñoso y consentidor, la estudiante cuenta que dos veces a la semana visita al general Usón. Dependiendo de las asignaciones universitarias, sube los jueves o los viernes de cada semana a Los Teques. “Es seguro que un día del fin de semana se lo dedique por completo a mi papá. Lo que me mantiene fuerte es saber que lo puedo ver. No me importa lo que deje de hacer, mi prioridad es ver a mi papá”.

De él no sólo ha aprendido a ser “honesta siempre”, ha asumir las responsabilidades con valor, sino también a encontrar las soluciones de los problemas que se presentan en la calle y en la universidad. “A veces me llevo a Ramo Verde las tareas que me mandan. Mi papá me ayuda muchísimo en matemáticas”. Y no es para menos. El general Francisco Usón tuvo una carrera ejemplar en la FAN, especializado en finanzas e ingeniería de combate. Fue el primero en su promoción. Durante los primeros años del gobierno del presidente Chávez se desempeñó como director de Planificación del Ministerio de la Defensa (1996-1988), director de Informática del Ejército (2000), jefe de la Oficina Central de Presupuesto (2000-2002), director general sectorial de Planificación y Presupuesto del Mindefensa y Ministro de Finanzas (2002).

“Como estamos viviendo una injusticia, eso nos hace más fuertes y menos vulnerables. Los primeros días de mi papá preso me pegaron muchísimo. Uno está acostumbrado a tener a su padre los 365 días del año, y que de un día para otro te lo arranquen no es fácil. Pero poco a poco me he dado cuenta de la circunstancia que estamos viviendo y he aprendido a verle el lado positivo a todo cuanto nos ocurre. Se nos han cerrado muchas puertas, pero se nos abren otras”. MDE

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: