Nefasta indiferencia

VenEconomía Opina 06-06-2007

Este editorial de VenEconomía va dirigido a todos los pueblos que creen en la democracia de América Latina, y del mundo. Esta semana la Asamblea General de la OEA, dejó caer en el vacío el alerta sobre el derrumbe de uno de los pilares de la democracia en Venezuela: El de la libertad de expresión.

Era previsible que la XXXVII Asamblea General de la OEA, no emitiera una condena rotunda contra el cierre de RCTV y lo que ello implica para la libertad de expresión de los venezolanos. Su agenda era la energía. Pero, lo que muy pocos demócratas esperaban era que la OEA dejara tan al descubierto su incapacidad para defender los principios democráticos de la región. Ni siquiera, emitió un tibio pronunciamiento en contra de la ilegal medida contra RCTV, ni mucho menos se atrevió a enviar una comisión especial que viajara a Venezuela a informarse del caso de cierre de la televisora, como lo propuso la secretaria de Estado de los EE.UU., Condoleezza Rice. Esta trágica indiferencia confirma la percepción generalizada de que la OEA es un cascarón vacío.
Más lamentable aún, es que esta indiferencia frente al claro derrumbe de la democracia en Venezuela es un fiel reflejo de la posición blandengue que evidencian cada uno de los gobiernos del hemisferio. Salvo contadas excepciones, como El Salvador y EE.UU., la gran mayoría de los presidentes y cancilleres latinoamericanos no han manifestado rechazo alguno frente al avance totalitario del mandatario venezolano. Era de esperar que por lo menos, los gobernantes de países con vocación democrática, como Colombia, Guatemala, Honduras, México o Perú mostraran mayor contundencia sobre este tema. Menos aún, se han pronunciado los de Chile y Brasil, ideológicamente cercanos a Chávez. Y ni que decir de los ampliamente subvencionados, como los de Argentina, Bolivia y Ecuador.
Lo indignante, es que esta apatía democrática ha sido fomentada en buena medida por el manirrotismo con el que el hegemón venezolano ha usado la renta petrolera de los venezolanos, en provecho de su proyecto “socialista”, con baño totalitario. Es evidente que el interés propio de cada uno de los gobernantes ha privado sobre valores y principios universales.
Cabe mencionar y aplaudir la posición clara y contundente en contra del cercenamiento de los derechos de información y libertad de los venezolanos expresada por importantes representantes de los parlamentos de diferentes países, entre ellos, los de Argentina, Brasil, Chile, Estados Unidos y Paraguay. Así como un sin fin de instituciones de defensa de los derechos humanos de todo el mundo, y de gremios y medios de comunicación social internacionales.
Con esta falta de pronunciamiento de los gobiernos, se le da la espalda a la democracia y se sienta un precedente pernicioso para todos los países del hemisferio. El costo de este silencio podría ser un efecto dominó: Irían cayendo una a una las débiles y amenazadas democracias de la región. La destrucción del sistema democrático de Venezuela, el más antiguo de Latinoamérica, presagia que dentro de muy poco por toda la región avanzará otra vez el germen del totalitarismo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: